Sin categoría

Malestar de municipales por desconocer fecha de pago del haber mensual

0000002656-s

Los socios de una aventura que se evapora. Gilardi cerca de la jubilación y Pulti con el boleto picado. La herencia que dejan harán necesarias varias gestiones, luego de un mandato en la cual ya no se recauda ni para pagar los sueldos. En poco tiempo más se irá conociendo la magnitud de cuál ha sido el resultado de este maridaje.

Artime ya empezó por la liquidación del ENOSUR. Existe un creciente estado de inquietud por parte de trabajadores municipales, en relación al desconocimiento de la fecha de acreditación de los haberes mensuales diciembre 2013. Es que aún no se ha confirmado que el Día de los Reyes Magos, el próximo 6 de enero, se haga efectivo el pago aunque se estaría dentro de los días hábiles que permite la ley, teniendo en cuenta que el 1 y 2 del corriente, fueron no laborables para la administración pública.

Pero mientras las voces gremialistas se alzan cada vez con mayor vigor, no sólo de la CGT de Hugo Moyano y CTA de Pablo Micheli, sino también de Antonio Caló y Hugo Yasky, éstos últimos bajo la tienda oficialista. Pero los municipales de General Pueyrredón, hasta ahora han tenido un clima de no agresión, complaciente y de connivencia política con la administración Pulti. Pero se han agotado y desgastado las relaciones a medida que el salario real sufre cada vez mayor atraso con respecto a la inflación.

El jubileo de asuetos desde el 20 de diciembre a la fecha, ha sido determinante en ese sentido, ya que fue una quincena donde han predominado los días no laborables sobre los laborales. Pero esta situación no se extenderá indefinidamente, y el contacto con la realidad pone sobreaviso de los momentos que inminentemente habrán de vivirse. El cobro del S.A.C. no alcanzó para morigerar la insatisfacción reinante, además de percibe que el achique en la administración municipal, acompañará el ajuste que impulsan la Nación y la Gobernación, con una generalizada suba en combustibles, transporte público y peajes.

La luz roja se encendió con los sueldos policiales, que  Daniel Scioli no podrá pagar. Los municipales ya absorbieron la inflación de 2013, cobrando una recomposición en cuotas muy resistida en la asamblea. Gilardi y sus muchachos ya no tienen margen, ni pueden ofrecerle garantías a Pulti, con el correr de los días el deterioro salarial acumula pérdida del poder adquisitivo.

En pocos días más la UTA ya tiene definida una medida de fuerza, que obrará como detonante y abrirá la negociación apremiante de un aumento del boleto de transporte urbano de pasajeros, que estará en la barrera de los $ 4.- o podrá superarla aún, si se aplican los respectivos índices de los mayores costos en el sector, y no se apela una vez más a una tarifa política, teniendo en cuenta que Pulti perdió la mayoría en el Concejo Deliberante.

También llama la atención que mientras gremios hermanos, como los estatales, plantean apertura de paritarias ya, aumentos a cuenta de futuras renegociaciones el Sindicato de Trabajadores Municipales, no se haya expresado en torno a la notoria caída de la capacidad de compra del salario municipal.

El proceso de aceleración de devaluación del peso, el dólar paralelo pasando los $ 10.- y una inflación que en diciembre y enero estará en el 3 %, son datos que no escapan a los trabajadores municipales. Sólo el clima de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, han permitido que no se aumente la presión, lo que se acentuará en las próximas horas.

Para colmo la sucesión de feriados ha repercutido en la recaudación de tasas y derechos municipales, lo cual vuelve aún más incierta la probable fecha de cobro y los márgenes se estrechan para Pulti y el Sindicato de Trabajadores Municipales. Antonio Gilardi y sus compañeros de comisión directiva, también han entrado en la cuenta regresiva.

Los comentarios están cerrados.