Ciudad

Macri crece en todo el país, pero no supera el mal trago de Lalo Ramos

Lalo-Ramos
Las quejas deslizadas por María Eugenia Vidal, se convierten en realidad. La vice jefa de CABA camina la provincia, pero no perfora por ausencia de estructura política propia. Este es el caso del PRO donde sus referentes no articulan una línea de acción que asegure al ingeniero Macri, su consolidación con perspectivas para el 2015.No superó el mal trago de Eduardo Germán “Lalo” Ramos, tras el siniestro vial que protagonizó en la Ruta 226, aunque no hay mal que por bien no venga, Mar del Plata no logra consolidar a un referente del ex presidente de Boca. Y el dato no es menor ya que Mar del Plata es el 50 % de la Quinta Sección Electoral, entre las más importantes de la Provincia.Vidal, un excelente cuadro político, todo terreno, pelea en desigualdad frente a los grandes aparatos partidarios y oficialistas, pero que Mauricio la ha dejado sola es evidente. No es tutor ni lazarillo de María Eugenia, y cuando dice que es formador de equipos de trabajo, a decir verdad naufraga en Mar del Plata.

Hace pocos días, se conoció que el único concejal que se identificaba con el PRO también abandonó sus filas se trata de Hernán Alcolea, que se unió al Frente Renovador. Si bien Alcolea, accedió a su banca traccionado por Carlos Fernando Arroyo hoy lo contiene el redil del ex intendente de Tigre, y quién sabe si no convergerán bajo un mismo paraguas electoral en el 2015.

El PRO en Mar del Plata conspira contra las reales posibilidades de Macri en su carrera presidencial, de allí surge que contertulios radicales lo ofrezcan con algunos matices, la prueba local es evidente, aunque a esta altura la Perla del Atlántico, aparece como una batalla perdida.

2 Comentarios

  1. Con esfuerzo Macri logrará incrementar su presencia, especialmente en alianza de último momento.
    Alcolea, es referente de sí mismo, no extrañaría si mañana UNEN se fortalece como expectativa se mude a esta fuerza, es una constante. Es la permanente búsqueda del final y no de principios.

  2. Gracias Miguel como siempre.