Jorge Elias Gomez, Opinión, Política

Los votos parecen un premio, pero mal usado puede ser un castigo

La lectura de los votos, exime de una evaluación más exhaustiva. Fue terminante, como debiera serlo una nueva etapa de las administraciones respectivas. El intendente Gustavo Pulti tuvo la mayor oposición, dentro de la propia interna que defiende el modelo. No se sabe si Carlos Cheppi personalmente será nuevamente visto en el Partido de General Pueyrredón. Se lo conoció por los afiches y tal vez se lo recuerde también por los afiches.

Ese cúmulo de votos no moverá la aguja, serán ni. Ni oficialismo ni oposición. Ha quedado Pulti para poner la cara por el modelo. Ese traje se lo probó ni bien Daniel Scioli le hizo virar los objetivos en 2007, tras ganar la intendencia, y en la legislativas de 2009. Gobiernos como el de la MGP son inviables, sin asistencias económicas y financieras de provincia y nación. Lo saben kirchneristas y opositores.

En este esquema se pronuncia la dependencia de la caja. A medida que los recursos comiencen a escasear, las complicaciones irán aumentando. En este caso, el más presumible de todos, la intendencia sufrirá los embates. Es indudable que Mar del Plata ha crecido en infraestructura pública, muy necesaria para dar respuesta a una creciente urbanización. Ha crecido por ende, el gasto del sostenimiento del aparato estatal municipal. El reconocimiento de las erogaciones del sistema educativo obtenido en 2009, ya se ha reducido a una exhalación.

No es prematuro avanzar sobre una política de achique y ajuste, como irá bajando esa línea desde la Nación. Nadie puede creer a esta altura en una inflación del 9 % en 2012, y un dólar en $ 4,50, como elevó un exultante ministro de Economía, hoy vicepresidente electo Amado Boudou. La nueva composición del Concejo Deliberante, no se entrará en discusiones de recaudación y cálculos de recursos, déficit ni desvíos de partidas. La UCR convertida en la voz opositora, ha quedado reducida a una mínima expresión, sin peso específico,.

Pulti (como Cristina y Scioli) resolverá todo con la cómoda mayoría de legisladores (concejales en este caso) en sus respectivos ámbitos legislativos. Aliviado para no sufrir contingencia alguna en ese sentido, el intendente disfrutará de dos años sin desgastes hasta el 2013. Pero el ritmo de las finanzas y la economía municipal, seguirán a expensas de auxilios permanentes. No hay otro modelo, es el sometimiento político, es hacer los deberes, no sacar los pies del plato, no rebelarse y ser funcional al Proyecto Nacional y Popular.

El gobierno municipal partió del eje básico. Arregló el sostenimiento de la recolección de residuos, negoció con el Sindicato de Trabajadores Municipales para evitar paros y se aseguró que no se plante el transporte público de pasajeros. Por ejemplo en este contexto ¿A alguien le sorprendería un boleto urbano a $ 2,50? Después de un año con el 30 % de inflación real.

Pero la calidad de gestión del gobierno municipal, no lo exime en una mesa de calificación rigurosa. Ha salido mal hasta en la inauguración de la nueva Terminal. El edificio de Alberti y Las Heras es una postal del abandono. La obra de la Peatonal es un canto a la protesta de frentistas, peatones, comerciantes y automovilistas. El Emisario Submarino y demasiadas gestiones de OSSE, están protegidas políticamente, pero muy flojita de papeles. La Dirección de Transporte y Tránsito desbordada, carece de un nivel de conducción, acorde a la complejidad del ejido de la ciudad. En el ámbito de la Secretaría de Gobierno, se han manejado con dispendio, millonarios montos relacionados a recursos del Plan Integral de Seguridad Ciudadana, de cuya investigación la Justicia Federal tomó definitivamente prudente distancia, ya que se encolumna como dependiente del P.E.N. Tampoco está asegurado el abastecimiento de combustible, para la próxima temporada ni en las rutas ni en la costa atlántica.

De los 134 municipios bonaerenses, en 115 se dispone de cámaras de seguridad. Luego de dos años Mar del Plata no cuenta con instalación alguna. Una carga de sospecha muy fundamentada, rodea la adjudicación de Global View, y la frutilla del postre en este dantesco desmanejo legal y administrativo es la firma del contrato. El mismo consiste en la rúbrica del mismo con la empresa de Mario Montoto. En representación de la Municipalidad lo hizo el doctor César Ventimiglia, en clara violación a la Ley Orgánica de las Municipalidades, por lo cual será nula la validez de la firma y de la ejecución de ese contrato.

Mientras tanto el Festival de Cine, la escultura del NO al ALCA, la Feria del Libro, la pista de skate más grande del país, el TC en Punta Mogotes, el Dakar, los Torneos Bonaerenses, Los Juegos Evita, anuncios sobre el refulado de arena etc. se han convertido en la agenda diaria, sirven para mantener la euforia, mientras las cuestiones de fondo continúan su deslizamiento subterráneo, agrietando este gigante con cimientos de arena.

Jorge Elías Gómez

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*