Destacado, Política

Los vecinos de Parque Luro, Pulti y el mareo de la perdiz

La Cámara de Diputados bonaerense aprobó con el voto del oficialismo y la mayoría de las bancadas opositoras el proyecto de Ley de Hábitat y acceso a la vivienda impulsado por legisladores del kirchnerismo. Entre sus aspectos más destacados y polémicos, la iniciativa exige a los grandes desarrollos inmobiliarios a ceder terrenos para emprendimientos sociales vinculados con el acceso a la vivienda.

Esta introducción es necesaria para entender cuál es la decisión política en esta materia, y su estrecha relación con el destino final de la Canchita de los Bomberos. También es importante determinar fehacientemente que Yrigoyen 1627 se ha convertido en un espacio de sumisión de Balcarce 50, de lo contrario será muy difícil interpretar, hasta dónde llega el poder de la política, cuando se adopta una decisión de esta naturaleza, aún en contra de los intereses de vecinos que hace 20 años reclaman una plaza, que la Municipalidad nunca construyó.

Tal vez hubiera sido más fácil que edificar el Museo de Arte Moderno, que se levanta como obra pública a valores exorbitantes, pero es evidente que cuando hay recursos públicos en juego, se subvierten los valores de las prioridades. Hay mucha plata fácil en danza. Esos mismos terrenos los procuró José “Pepe” Scioli, cuando acompañaba a su hermano Daniel, el gobernador, para hacer el museo.

La Canchita de los Bomberos es un predio cuyo m2 está valuado en alrededor de U$S 350.- con lo cual 250 viviendas tendrán un valor incorporado U$S 40.000.- cada una, y se estima según las tasaciones un valor total de U$S 10.000.000.- No debería pasar desapercibido el valor inmobiliario del lugar, aunque aparezca como un detalle secundario. La política ha decidido que el cupo de viviendas de Mar del Plata, se va a ocupar en esas manzanas de Parque Luro.

Los vecinos de ese lugar no tienen capacidad de choque, no son una central obrera, no son piqueteros, no son intrusos, no toman aulas de colegios, sino son ciudadanos que quieren que se respeten sus mínimos derechos, además como contribuyentes.

Cuando el intendente Pulti sienta a los vecinos, a hablar con autoridades de la ANSES, del Ministerio de Economía y el secretario de Gobierno arquitecto Marcelo Artime, los está haciendo hablar con Bossio, Kicilioff y Boudou, y si no comprenden esta señal elemental que da la política, será mucho más difícil alcanzar el objetivo de la plaza propia con juegos recreativos y espacio verde. De nada valdrá la bandera que izarán en un mástil con la bandera argentina de ceremonia (no la de guerra con el Sol).

Es más, Pulti no lo dirá nunca, pero quiere que las viviendas se construyan en ese lugar. No tendrá escrúpulos para decir una cosa y hacer otra. Si aún fuera necesario sacar una ordenanza, la actual composición del Concejo Deliberante le asegura alrededor de 20 votos sobre 24, no debería resultar extraño que concejales radicales de “la oposición” terminen levantándose, absteniéndose o también votando a favor. El populismo de vamos por todos es que nos llevan puesto a todos.

Recordamos que el último 13 de setiembre, 10.000 personas aproximadamente, expresaron en una marcha pública (que pasó frente al despacho del intendente Pulti) su rechazo a muchas de las políticas oficiales, como la inseguridad, la inflación, el cepo cambiario y el respeto a la República entre otros reclamos.

¿Cómo reaccionó Pulti? Como un gran provocador. El día después de la marcha, Pulti invitó oficialmente a CFK a inaugurar el CEMA (Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias) el día y la hora en que su agenda lo permitiera (lo harán por teleconferencia el 30 de octubre). Pulti hizo un claro gesto de desprecio a esa multitud que se manifestó, sin responder a una convocatoria orgánica, pero que lo tenía claramente entre sus destinatarios. También es necesario saber que en 2007, ganó la intendencia con el voto del 44 % de los ciudadanos, que votaron a Elisa Carrió a la presidencia de la Nación. Es todo un dato.

Para Pulti levantar las 250 viviendas, en el lugar que protocolizó con Cristina, en el escenario de la Casa Rosada, es un acto de servicio político, de servilismo.

Finalmente ¿Qué es el mareo de la perdiz? Es una expresión a la que apela Pulti, cuando quiere confundir, engañar, patear para adelante, ganar tiempo y desgastar a sus oponentes, en este caso un grupo de vecinos que hace 20 años vienen reclamando una plaza. La perdiz se atonta y se convierte en una presa fácil del cazador. Este animal autóctono es muy apreciado por la calidad de su carne y crece en zonas rurales pampeanas,  donde se encuentra ubicada Dolores, la ciudad de dónde es nativo el señor intendente municipal.

Jorge Elías Gómez

[email protected]

 

Notas relacionadas:

Pulti y Artime tienen su sueño compartido: “La canchita de los bomberos”

Firme rechazo de vecinos de Parque Luro, al plan de viviendas en la Canchita de los Bomberos

Pulti, el tren bala y la F1, la política sin escrúpulos

 

2 Comentarios

  1. El intendente de Mar del Plata es Aldrey,la Sra manda desde Balcarce 50.Pulti se hace el boludo,no sabe no contesta y deja que cualquiera meta mano sucia en la ciudad.Cuanto tiempo perdido por culpa de este ambicioso pero inutil intendente de carton!!!!!

  2. Sebastiana Mariscal

    CUANDO ES LA PROXIMA MARCHA ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*