Deportes, Rugby

Los Pumas van por la revancha

Ante un gran marco de público, el José María Minella de Mar del Plata se engalanará para recibir a Los Pumas, que hoy buscarán el desahogo y ese triunfo que les permita recuperar la confianza perdida y darle un mejor cierre a la serie ante Escocia, rival directo en el Mundial 2011 de Nueva Zelanda. Será con ánimo de revancha pero también con la obligación de mostrar una imagen más fortalecida y mejorar esos aspectos relacionados con la indisciplina, un vicio que se creyó haber desarticulado pero que recobró notoriedad y dejó algunas secuelas en la derrota sufrida en Tucumán. Un saldo negativo que obligó a una fuerte autocrítica y a la convicción de que hay que ajustar hasta los mínimos detalles para no dar pasos en falso.

La cantidad de infracciones que forzaron penales en contra -traducidos en 24 tantos por un implacable Dan Parks- preocupó a Santiago Phelan tanto como el no haber dado aún ese exigible salto de calidad. No funcionaron a pleno las formaciones fijas, se perdieron varias pelotas al ceder la primera línea defensiva y se apeló en exceso a las faltas (14 penales y cinco free kicks) para frenar a un rival que creció en prestancia. Demasiadas ventajas de un equipo que debe definirse como tal y al que por su escasa competencia (hacía siete meses que no jugaba) se le acortan los tiempos de evaluación y preparación.

Lo rescatable en el primer test fue la recuperación de pelotas (los dos tries de Tiesi y Leguizamón se generaron por esa vía) y la firme intención por jugar de manos (sin optar por los kicks tácticos, función que es bien aplicada por el ausente Juan Martín Hernández) y quebrar por el centro de la cancha. Se sabe que Escocia basa su juego en la obtención en la hilera (algo que Phelan quiere atenuar; por eso se puso especial énfasis en los lanzamientos de Ledesma y Creevy) y en su fuerte contextura física, que obliga a redoblar esfuerzos al tacklear y al defender.

Para Mar del Plata, albergar un test de Los Pumas es cristalizar un sueño tantas veces postergado. La última vez fue el 17 de agosto de 1987 cuando Argentina jugó por primera vez fuera de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires y le ganó 40-12 a España, con Fabián Turnes (actual miembro del staff técnico) como centro. Con otros nombres, estos Pumas buscarán hoy aprender de sus errores y revalidar la mística que les dio origen hace 40 años, en aquel histórico 11-6 ante los Junior Springbok, en el mítico Ellis Park.

(Fuente: Clarín)

Los comentarios están cerrados.