Política

Los municipios reclutarán aspirantes para integrar las policías locales

DATA_ART_2341449

Las policías locales que dispuso crear por decreto el gobernador, Daniel Scioli, estarán formalizadas hoy a través de la resolución que firme el ministro, Alejandro Granados, y se aspira a que los intendentes de los distritos de más de 70 mil habitantes comiencen a firmar los convenios de adhesión en los próximos días.

La fuerza que instruyó a crear el Gobernador implica una descentralización de la Policía Bonaerense, a través de un cuerpo de efectivos de proximidad que se dedique exclusivamente a la tarea de prevención del delito, y que podría estar en las calles a mitad del año que viene.

Dependerán del ministerio de Seguridad provincial, pero llevarán un uniforme distinto. Así lo reglamentará Granados para los efectivos de esta nueva Superintendencia de Seguridad Local que no estará bajo la órbita del jefe de la Policía, Hugo Matzkin, sino de la Subsecretaría de Planificación, a cargo de Fernando Jantus.

A partir de la firma de la adhesión, a la que podrán hacerla 42 municipios de la Provincia, cada intendente podrá iniciar la convocatoria para el reclutamiento de los efectivos que integrarán la Policía Local que actúe en su distrito.

Estos agentes tendrán la condición de “inmutabilidad de destino”, lo que implica que trabajarán en el mismo municipio en que viven, algo que difiere del actual funcionamiento de la Policía Bonaerense, en el que habitualmente sus efectivos son trasladados a trabajar en lugares alejados de sus domicilios.

En cada distrito tendrán, además, un jefe de policía local que será designado por el ministerio de Seguridad pero propuesto por el jefe comunal. Junto con un integrante civil que monitoreará el funcionamiento del cuerpo, el intendente y ese jefe policial formarán una mesa de coordinación de la policía, atendiendo a las zonas más críticas del delito en cada localidad.

Otro punto importante es el de que la nueva policía local tendrá “las mismas facultades de la Policía Bonaerense”. Esto significa que podrán portar el arma reglamentaria las 24 horas y que tendrá la misma habilitación para la detención por averiguación de antecedentes de desconocidos que se nieguen a identificarse en condiciones sospechosas, que tiene la policía provincial.

UNA POLICIA DE PREVENCION

La policía que quieren Granados y Scioli es una policía de “proximidad” y de “prevención”. Por lo tanto, la división que se crea actuará en cada distrito pero, además, apuntará a contener el delito “antes de cometerse”. No hará investigación, allanamientos o cuestiones vinculadas al narcotráfico y otras tareas que sí tiene la Bonaerense.

Por esto, la formación que reciban los aspirantes será específica en la función de “agente de calle” y tendrá una duración de un año, pero la primera camada podrá egresar en seis meses, por lo que se estima que entre marzo y junio del año que viene estén en la calle los efectivos de los municipios que firmen convenio más rápidamente.

Además de la coordinación funcional de la división, los intendentes tendrán injerencia en la formación de los cuerpos que actuarán en sus territorios. Es decir, podrán participar en la determinación del perfil de enseñanza que reciban. Por ejemplo, en el caso de Mar del Plata, será una policía que tenga instrucción relacionada también con aspectos del turismo, mientras que otros intendentes que presenten zonas con poblaciones de riesgo social, sus efectivos tendrán otro tipo de entrenamiento.

Esta formación se iniciará en diciembre, cuando egresen de las escuelas de Policía descentralizadas en las que en este momento se están formando unos 10 mil aspirantes de la Bonaerense que en el verano formarán parte del Operativo Sol.

La medida le da a la Unidad de Policía Local que se creará un funcionamiento similar al que tienen las policías comunales que existen desde 2004 en distritos del Interior de la Provincia. Y fija un perfil intermedio respecto de la fuerza que pretendía crear por ley el ministro Granados, que proponía que fuera con absoluta autonomía de la Bonaerense, que dependiera totalmente de los intendentes.

La cantidad de efectivos que le tocarán a cada municipio dependerá de un cálculo que se realizará a través de un coeficiente deducido de la cantidad de habitantes y el mapa del delito en esa región, entre otras características.

Sin embargo, más allá de la cantidad de efectivos que le sean adjudicados, los intendentes podrán solicitar la incorporación de más agentes para su distrito, si es que se hacen cargo de su financiamiento.

SCIOLI JUSTIFICO EL DECRETO

En tanto, ayer, el gobernador Scioli volvió a justificar haber firmado el decreto que instruye Granados a firmar una resolución que cree la policía comunal, ante el fracaso en la Legislatura de sancionar una ley.

“Lo hice por la necesidad operativa de tener más efectivos de seguridad en la calle”, explicó el Gobernador, al tiempo que rechazó de plano cualquier acercamiento con el Frente Renovador de Sergio Massa, ante la similitud de características entre el cuerpo que pretende crear y la propuesta de ese sector.

Scioli insistió en reprochar que el proyecto estuvo “durante casi dos años con consenso”, pero cuando “se avanzaba se querían introducir cambios y luego se bloqueaba el tratamiento” de la ley.

El Gobernador explicó: “Hemos buscado caminos alternativos, después se meten cuestiones políticas que tiene que ver con otras cosas y creo que tengo la responsabilidad institucional de solucionar esto a través de las vías de mis facultades constitucionales”, recalcó.

En tanto, la medida continuó recibiendo apoyo de intendentes del Conurbano, entre ellos, Jorge Ferrraresi, de Avellaneda, que ya realizó una convocatoria para integrar la división de policía local en su distrito y ya cuenta con un listado de 400 aspirantes.

Notibonaerense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*