Arte y Cultura

Los muñequitos toman vida en el cine

 

Muñequitos. Ahora pasan por la pantalla grande como héroes de acción.
Muñequitos. Ahora pasan por la pantalla grande como héroes de acción.

G.I.Joe El origen de Cobra (G.I.Joe: The rise of Cobra / 2009 / USA / 117 minutos)
Director: Stephen Sommers
Guión: Stuart Beattie, David Elliot, Paul Lovett. Basado en la historia de Stephen Sommers, Stuart Beattie y Michael Gordon.
Reparto: Dennis Quaid, Channing Tatum, Sienna Miller, Ray Park, Rachel Nichols, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Said Taghmaoui, Marlon Wayans.
Sala y horarios: Cine Ambassador (Todos los días: 17:20, 19:55 y 22:20. Sábado y domingo también: 14:50. Sábado también: 00:50)

¿Quién se hubiera imaginado que aquellos juguetitos de soldados creados a mediados de los ‘60 se convertirían en un auténtico tanque hollywoodense? Pocos, incluso los que crecieron viendo el ascendente progreso de la serie de dibujos animados que tenía a los juguetes como protagonistas. Pero lo que pocos saben es que los juguetes y, por lo tanto, todo el universo que se gestó a su alrededor tiene un origen cinematográfico: Story of GI Joe (1945) de William Wellman, un film bélico situado en el norte africano durante la Segunda Guerra Mundial. El tiempo, la necesidad de ventas y los cambios políticos hicieron que esta franquicia de auténticos orígenes “patrioteros” tuviera alienígenas, ninjas, vehículos extraordinarios y combatientes articulados con súper soldados americanos que combatían a una fuerza terrorista denominada Cobra, que también sufrió numerosos cambios a lo largo de la historia: mientras que en el dibujo animado aparece de manera infantil como “malos”, exaltando el grotesco, en el cómic eran una fuerza que se infiltraba utilizando numerosas tretas políticas (mucho más realista, supongo) para dominar el mundo. Además de los numerosos videojuegos, ahora hay que sumar la vuelta sus raíces, los films de acción real. El director encargado de la tarea es Stephen Sommers, alguien que conoce el género de aventura como la palma de la mano gracias a su trabajo en las primeras dos ediciones de La Momia y en Val Hensing. Discutido e irregular en sus resultados finales pero al fin de cuentas efectivo y con mayor capacidad para manejar efectos especiales y el ritmo de un guión que Michael Bay, su capacidad para dotar a los personajes de personalidad hace que nos sean los efectos lo más atractivo de sus trabajos. Sin alejarnos demasiado de la premisa básica, tenemos al equipo de élite de los GI Joe utilizando la última tecnología en equipos militares y de espionaje para luchar contra el corrupto traficante de armas Destro y contra la creciente amenaza de la misteriosa organización Cobra, para evitar que sumerjan al mundo en el caos. Puede ser infantil pero Sommers suele entregar un producto entretenido, y actores como Dennis Quaid, Channing Tatum o la atractiva Sienna Miller pueden garantizar un buen momento en el cine.

Nacional. Cabré y Lopilato en una comedia argentina para toda la familia.
Nacional. Cabré y Lopilato en una comedia argentina para toda la familia.

Papá por un día

(2009 / Argentina / 103 minutos)
Director: Raúl Rodríguez Peila
Guión: Jorge Maestro, Fernanda Ramondo, Raúl Rodríguez Peila.
Reparto: Nicolás Cabré, Luisana Lopilato, Miguel Ángel Rodriguez, Boy Olmi, Gimena Accardi, Patricia Sosa, Gustavo Garzón.
Sala y horarios: Cine Ambassador (Todos los días: 15:45, 18:15, 20:30 y 22:45. Sábado y domingo también: 13:40. Sábado también: 01)

Buscar la atracción masiva del público a los cines para ver películas nacionales se ha convertido en un elemento cambiante que continúa en experimentación, tras los poco más que magros resultados que trajo la resucitación de éxitos ochentosos como Los superagentes. Lo que se suele denominar peyorativamente como cine industrial (después de todo, todo el cine es industrial) ha quedado con un rumbo marcado por el desconcierto. ¿A qué apostamos? ¿A películas de género, a la comedia, a la animación, a la acción caricaturesca? ¿A tres caras conocidas de la tele y una modelo con un pibito simpático? ¿A tres modelos y una rockstar con delirios actorales? ¿A directores experimentados o a gente recién salida con el título, fácilmente manipulable en decisiones creativas por la producción? Y bueno, siguen buscando. Mientras tanto aparecen títulos como este con un rejunte de figuras reconocidas por la tele, la música y alguna que otra que es veterana del cine. La deslumbrante Luisana Lopilato, Nicolás Cabré y Miguel Angel Rodríguez son nombre fuertes que seguramente atraerán público a la propuesta pero que están lejos de garantizar un rendimiento actoral interesante. Más allá de eso, si el contexto de la trama garantiza buenos personajes, esto seguramente pasará a un segundo plano. La cuestión es que el director hizo las de regulares a malas Dibu 3 y Peligrosa obsesión, pero evitaremos (trataremos) el prejuicio. En la película tenemos a Federico, un entrenador de hockey femenino que está a punto de casarse con una de las chicas a las que entrena. De repente su padre, de quien se encuentra distanciado, antes de morir, le pide que se haga cargo de Tini, su hermanita de 8 años, a quien no conoce. Este hecho, sumado a un encuentro con otra mujer, le cambiará la vida. Es la típica película familiar a la que los espectadores no suelen cuestionar la calidad, por lo tanto, si es entretenida pasará como una propuesta más. Pero quedan advertidos los que busquen un producto interesante.

Difícil. Cameron Díaz en un drama con apuntes complejos.
Difícil. Cameron Díaz en un drama con apuntes complejos.

La decisión más difícil

(My sister’s keeper / 2009 / USA/ 109 minutos)
Director: Nick Cassavetes
Guión: Jeremy Leven y Nick Cassavetes. Basado en la novela My sister’s Keeper (2004) de Jodi Picoult.
Reparto: Cameron Diaz, Abigail Breslin, Joan Cusack, Sofia Vassilieva, Alec Baldwin, Jason Patric, Thomas Dekker.
Sala y horarios: Cines del Paseo (Todos los días: 15:45, 17:50, 20:10 y 22:30. Sábado y domingo también: 13:40. Sábado también: 00:45)

El título en español arruina completamente el eje de la trama sobre el cual se basa esta película, además de ser ya de por sí bastante desagradable. Obviamente hay una decisión difícil. Pero más allá de estos detalles, veamos por qué esa decisión difícil. La película trata cómo durante más de diez años Anna creció sin saber que sus padres la habían engendrado con el objetivo de poder salvar la vida de Kate, su hermana mayor, a quien le habían diagnosticado leucemia. Desde que nació, no ha parado de estar sometida a pruebas para conseguir sanar a su hermana. Al conocer la verdad, Anna decide contratar a un abogado, y enfrentar a su familia en un juzgado para emanciparse de sus padres. Su madre, una antigua abogada defensora, se verá obligada a volver a los tribunales para defenderse de su propia hija. Tremendo drama con inevitables golpes bajos que pueden caer sobre cualquier personaje y que se formula preguntas bioéticas muy en boga en este momento. Eso la hace una película muy política, ya que seguramente habrá una postura al respecto, pero resulta interesante ver que el tema cobre relevancia en el cine. Cassavetes es un director efectivo que si bien no ha conseguido lo que su padre (el gigante John Cassavetes), tiene una marca tradicional en su forma de filmar que no lo hace para nada despreciable: Juegos prohibidos resulta particularmente cautivante por la forma de encarar la historia y retratar un ámbito adolescente, además de estar filmada con el cuidado tradicional que pocos directores norteamericanos tienen en la actualidad. En el elenco hay grandes actrices jóvenes que sin lugar a dudas ya han dejado de ser promesas, al igual que Dakota Fanning o Anna Sophia Robb; estamos hablando en este caso de Sofia Vassilieva y Abigail Breslin, quienes ya han mostrado su talento en trabajos televisivos y cinematográficos de renombre. Junto a ellos están Alec Baldwin, Cameron Díaz y Joan Cusack, en lo que constituye un sólido elenco para un drama que sin lugar a dudas dará que hablar. Ya saben, para entretenimiento leve tenían las dos propuestas anteriores, este film es sin lugar a dudas más denso y quizá no para todo el público. 

Por Cristian Ariel Mangini

Los comentarios están cerrados.