Ciudad

“Los inspectores de tránsito brillan por su ausencia”

IMG00195-20140227-1809

Una de las tantas denuncias que nos llegan a nuestro portal fue fácilmente comprobable al ver esta semana, en reiteradas oportunidades, una decena de vehículos formando una fila interminable con bocinazos a toda hora del día, en la esquina de avenida Colón y Santiago del Estero, más precisamente en el Automóvil Club Argentino (ACA).

“Nadie controla nada porque es el ACA. Los inspectores de tránsito brillan por su ausencia, en cualquier punto de la ciudad por menos de esto te meten flor de multa”, señaló Luis vecino del lugar.

Desde las 7 de la mañana los alocados conductores, sumado a la pésima organización de la entidad, elaboran el combo perfecto para que vecinos de la zona se quejen continuamente a las autoridades pertinentes para que por lo menos agentes de tránsito se den cita en el lugar, y evitar de alguna manera, que el caos vehicular no se transforme en una batalla devenida en bocinazos, amenazas entre titulares de los rodados, fuertes discusiones con transeúntes, porque ni siquiera respetan las leyes de tránsito, esperando su turno para llenar el tanque, y cortando la calle Santiago del Estero como si fuese un piquete más a los que estamos acostumbrados.

“Es vergonzoso, pasa casi todos los días y sobre todo los fines de semana. Ya nadie respeta nada ni siquiera a los peatones. A veces la gente grande no puede cruzar y los conductores no mueven los autos desesperados por retener su lugar para cargar nafta”, afirmó la dueña de un comercio vecino.

IMG00190-20140223-2029

La violencia no solo es de los delincuentes. Sino también de estos inadaptados sociales que poseen un arma, en algunos casos, mayor a 100 mil pesos y se comportan como principiantes del manejo sin importarles absolutamente nada.

Los habitantes de la zona aseguran que el problema no es nuevo y que en los últimos años se agravó, porque muy pocos automovilistas respetan las leyes y literalmente cortan la calle entorpeciendo el andar de otros vehículos.

Por su parte desde el ACA no se mostraron preocupados por resolver el problema ya que los agentes de tránsito que también deberían multar a la empresa, llevan a cabo su tarea una cuadra antes del lugar pero cuando observan el descontrol en la estación continúan su camino como si nada pasara. “Si estacionas en doble fila, a media cuadra, son 1500 pesos de multa. Ahora esto es un quilombo de bocinazos, cortan la calle, a veces se trompean y no pasa nada, siguen de largo los que manejan la camioneta de Tránsito”, señaló un taxista que habitualmente trabaja en la parada frente al ACA.

Una vez más la vergüenza salpica a los funcionarios de turno que no toman cartas en el asunto como es debido. Los hechos se denunciaron una y otra vez y desde la Municipalidad hicieron caso omiso. Por su parte la empresa tomó la misma medida y no brindó soluciones posibles.

A la hora de pagar los impuestos los vecinos de esta parte de la ciudad cumplen con el abono de los mismos. ¿Por que no se hacen cargo del problema el Director de Movilidad Urbana de la comuna Guillermo Iglesias, el Secretario de Seguridad, Justicia Municipal y Control Adrián Alveolite y el Director Operativo de la Dirección de Movilidad Urbana Máximo Mazzuchi?

Mientras que a ellos no les interesa prevenir un verdadero caos, que de no controlarse en tiempo y forma podría deparar en una tragedia, desde nuestro medio periodístico seguimos escuchando a los marplatenses.

        Gastón

[email protected]

Los comentarios están cerrados.