Ciudad, Información General

Los cortes de luz de EDEA son cada vez más continuados y prolongados

EDEA dejó de invertir en la red de distribución eléctrica, y a partir de fallas y/o roturas de sus componentes que ensamblan el sistema, el mismo se ve arrastrado en su totalidad, siendo cada vez más continuados y prolongados los cortes de luz que ya afectan a toda la ciudad. Los barrios ubicados al Oeste como Laguna y Sierra de Los Padres, El Coyunco, Hipódromo, Sección de Quintas, Batán etc. son los más afectados, aunque tres manzanas céntricas se quedaron sin energía eléctrica durante 13 horas la semana anterior, denunciaron usuarios del sector.

El sindicato afirma que los cortes se producen cuando el consumo llega al límite, lo cual los cortes programados son en realidad, un encubrimiento de fallas de otra índole, y es la consecuencia de no haber acompañado con inversiones el crecimiento de la población.

Un comunicado del Sindicato de Luz y Fuerza reitera sus denuncias sobre las fallas y los perjuicios que causan los cortes de luz inutilizando los aparatos eléctricos y en muchos casos grandes pérdidas de mercadería en mercaderías que se conservan en cámaras frigoríficas, que descomponen los productos o directamente se desaprovechan por el corte de la cadena de frío. Los usuarios desconocen los mecanismos de Defensa del Consumidor, la competencia de la OCEBA (Organo de Control Eléctrico de la Provincia de Buenos Aires y del Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires.

En una gacetilla de prensa titulada “Otra vez Mar del Plata a oscuras”, desde el gremio se indicó que “casi 10.000 usuarios quedaron sin luz a partir de las 22:30 de la noche del miércoles. El problema se originó por la sobrecarga durante el horario pico que hizo que se quemara una salida hacia las zonas: Champagnat y Alvarado y Luro y 180,  que alimenta de energía eléctrica a más de 4.000 usuarios”.

En ese sentido, se agregó: “cuando se quiso alimentar esa zona desde otro distribuidor, que a su vez es el que alimenta la zona de 214 y Juan B. Justo hacia Jorge Newbery y que lleva  energía a otros 4.000 usuarios, el distribuidor salió de servicio también debido a la sobrecarga, en definitiva quedaron sin el fluido eléctrico más de 10.000 usuarios. Aquí se puede advertir que todo el servicio eléctrico de EDEA SA. se encuentra al límite de su capacidad, y cuando algunos de sus elementos fallan se produce una reacción en cadena porque la instalación no está en condiciones de admitir la emergencia”.

“La empresa EDEA SA no invierte en el servicio y la infraestructura eléctrica tiene más de 40 años. A esto se suma el crecimiento de la cantidad de usuarios y la falta de control del estado para que la empresa invierta en mejorar y ampliar las instalaciones. Por si esto no alcanzara, los barrios afectados son parte de aquellos que se encuentran en el listado de los denominados cortes programados que la empresa realiza casi a diario cuando el consumo de energía llega al límite”, se recalcó.

Por último, se subrayó que “en definitiva la vuelta de la empresa de energía a manos de los bonaerenses, la preocupación por parte del estado en mejorar el servicio por el cual pagamos todos los usuarios y reclamar como ciudadanos que esto no suceda, son solo algunos de los conceptos que se deberían tener en cuenta para evitar que la multinacional se lleve al exterior las ganancias quedando en nuestro país un pésimo servicio eléctrico”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*