Política

Le rompieron el acuerdo a Jano

Arreglos, acuerdos, negociaciones y puestos en organismos oficiales formaban parte del acuerdo con el oficialismo que intentaba aprobar el paquete impositivo que necesita Scioli, para atenuar su rojo en las cuentas públicas. Hay intendentes radicales que sufrirán el impacto, ya que no podrán pagar los sueldos. La interna de la UCR puede cobrar varias víctimas y los seguidores de Moreau tendrán las peores consecuencias del nuevo alineamiento en el radicalismo bonaerense.

 La disputa con mira a las elecciones de autoridades partidarias repercute en las bancadas legislativas

El radicalismo bonaerense está en pleno reacomodamiento de piezas con la mira posada en la interna partidaria prevista para el 24 de junio. En un escenario matizado por ruptura de acuerdos históricos, posturas que parecen irreconciliables y planteos de unidad que no terminan de encontrar canales conducentes, la disputa a la que no están ajenos los diversos sectores partidarios comenzó a impactar en el funcionamiento del bloque de diputados provinciales de la UCR.

Diversas fuentes partidarias confiaron que la última y polémica sesión
de la Cámara de Diputados en la que el Frente para la Victoria no consiguió el respaldo de la oposición para transformar en el ley el paquete impositivo impulsado por el gobernador Daniel Scioli que había sido aprobado minutos antes en el Senado, reflejó de alguna forma la disputa provincial en que está inmersa la fuerza.

Las versiones afirman que el presidente de la banda de la UCR Ricardo Jano no pudo terminar de imponer su posición para facilitar el tratamiento de la iniciativa oficial. Una amplia mayoría, según trascendió, se plegó para resistir el planteo de Jano; mayoría que, aún con matices, podría terminar conformando un armado propio para la interna de junio.

LOS ALINEAMIENTOS

Jano es un dirigente alineado al sector interno que responde al histórico Leopoldo Moreau. Y quien fuera diputado nacional, es uno de los referentes que viene empujando con más decisión el enfrentamiento en la interna con Ricardo Alfonsín.En la misma postura se encuentra el sector autodenominado renovador que lidera, entre otros, el diputado platense Sergio Panella, quien junto al tro moroísta, Carlos “Cacho” García, habrían sido los legisladores, que “bancaron” en el bloque la posición de Jano.

Enfrentados a la decisión del titular del bloque se habrían plantado Alejandro Armendáriz, Liliana Denot, Jorge Silvestre y Luis Oliver, todos ligados al alfonsinismo. Pero a ellos se sumaron Aldo Mensi y Walter Carusso, dos diputados vinculados al intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

En la interna radical que se cocina por estas horas, el alfonsinismo y Posse coinciden en la posición de evitar la confrontación en las urnas. Y diversas fuentes señalan que, si finalmente ese objetivo no puede concretarse, terminarían coincidiendo en una lista. Por esa razón, en los corrillos del radicalismo no extrañó que los diputados de ambos sectores unificaran personería frente al sector de Moreau y Panella.

Pero ese abroquelamiento incluyó a otros diputados. Valeria Arata, ligada al intendente de Junín Mario Meoni, también se opuso a la decisión del titular del bloque. Pero sobre este comportamiento no habría que ser taxativo: Meoni viene hablando con Posse pero no deja de mandar representantes a los encuentros que organizan los opositores a Alfonsín.

En los corrillos radicales no se descarta que un triunfo de un hipotético armado de Alfonsín y Posse pudiera terminar generando rebotes en el bloque de diputados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*