Opinión

Las primarias redujeron la oferta electoral, pero se desarrollaron con poca competencia

En las categorías de presidente y diputados nacionales las agrupaciones más votadas presentaron listas únicas. Si bien los partidos nacionales y de distrito se redujeron de 657 en 2009 a 457 en 2011, la profusión de alianzas cruzadas, listas colectoras y acuerdos de adhesión no permitieron una oferta electoral más ordenada.

(Buenos Aires, 30 de septiembre).- Las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) redujeron significativamente la oferta electoral, aunque no lograron ordenarla ni promover la competencia en la elección de candidatos a cargos nacionales. Según reveló CIPPEC (Centro de implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento), las PASO también evidenciaron las fallas del sistema de votación con boletas múltiples por partido y la dificultad de garantizar una oferta electoral completa en todos los centros de votación.

La investigación, realizada por el Programa de Política y Gestión de Gobierno de CIPPEC, analiza en qué medida la primera edición de las PASO alentó la democratización interna de los partidos políticos y contribuyó a reestructurar el sistema partidario y la oferta electoral.

“Las primarias se desarrollaron con normalidad y la concurrencia a las urnas, del 78,6% de los electores inscriptos en el padrón, supera levemente la participación de las elecciones presidenciales de 2007”, indicó María Page, coordinadora del Programa de Política y Gestión de Gobierno. Además, explicó que los votos nulos y en blanco se mantuvieron en los niveles habituales, 1,21% y 3,57% respectivamente. “El mayor desafío se registró en la distribución de boletas –añadió- sobre todo en la provincia de Buenos Aires, donde se habilitaron más de 30.000 mesas”.

Poca competencia en el interior de los partidos
Según la investigación de CIPPEC, las PASO no promovieron la competencia en la elección de candidatos a cargos nacionales. En la categoría presidente y vice todas las agrupaciones presentaron listas únicas. Aunque en la categoría diputados nacionales hubo competencia en 18 de los 24 distritos, esta se limitó a una o dos agrupaciones.

Por otro lado, en las categorías presidente y diputados nacionales, en todos los distritos, las agrupaciones más votadas presentaron listas únicas. “Estos datos confirman que las PASO no promovieron una elección abierta a toda la ciudadanía”, indicó Page.

En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, no hubo ninguna primaria competitiva en ninguno de los cargos de nivel nacional en disputa, aunque sí para las categorías provinciales y municipales.

Con respecto al desempeño de los partidos, la Unión Cívica Radical (UCR) tuvo 14 primarias con competencia; el Frente Unión Popular, 2, y los partidos Demócrata Cristiano, Partido Independiente de Chubut y el Partido Social Patagónico compitieron en un solo distrito. Además, el Frente Amplio Progresista, la Coalición Cívica, el Frente de Izquierda y los Trabajadores y Proyecto Sur presentaron listas únicas en todos los partidos.

“El hecho de que todavía es posible y más seguro presentarse por fuera del partido que desafiar a la cúpula partidaria explica en buena medida la falta de competencia en las primarias”, señaló Page. Además, la coordinadora de CIPPEC indicó que, entre otros motivos, muchos partidos eludieron la competencia interna para evitar fuertes divisiones internas que pueden menoscabar en desempeño del partido en las elecciones generales.

Las PASO redujeron los partidos reconocidos y las listas oficializadas
Desde la sanción de la reforma política hasta la oficialización de las listas, la cantidad de partidos capaces de presentar candidaturas se redujo en un 25%. Mientras que la suma de los partidos nacionales y de distrito alcanzó en 2009 a 657, el número bajó a 457 en 2011.

También se redujeron las listas presentadas. De hecho, las siete listas que competirán en octubre por la Presidencia representan el número más bajo desde la vuelta de la democracia en 1983. La misma tendencia se verifica para los diputados nacionales: mientras que en 2007 se presentaron 356 listas, el número bajó a 156 para octubre de 2011.

“La reducción se explica en buena medida por la caducidad decretada a un buen número de partidos desde la sanción de la Ley 26.571 de reforma política”, explicó Gerardo Scherlis, investigador asociado de CIPPEC, que agregó que muchos partidos chicos formaron coaliciones ante la perspectiva de no superar el umbral. Además, la prohibición de las listas espejo también contribuyó a simplificar la oferta electoral.

Desafíos pendientes para ordenar la oferta electoral
La investigación de CIPPEC señala que es clave prohibir las listas colectoras y eliminar los acuerdos de adhesión para lograr una oferta electoral más ordenada. Las listas de adhesión permiten que agrupaciones que concurrieron a las primarias por separado luego compartan la boleta en los comicios generales.

La coordinadora del Programa de Política y Gestión de Gobierno opinó que también es necesario establecer requisitos más estrictos para obtener el reconocimiento como partido nacional y eliminar la posibilidad de establecer alianzas cruzadas.

En cuanto a la administración de las elecciones, CIPPEC recomendó fijar un cronograma menos ajustado en el que las PASO se realicen tres meses antes que los comicios generales. “También es clave traspasar a la Justicia electoral la oficialización de las listas de precandidatos para transparentar el proceso y hacer más equitativa a la competencia”, concluyó Page.

FUENTE:

CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento)

Organización independiente, apartidaria y sin fines de lucro que trabaja por un Estado justo, democrático y eficiente que mejore la vida de las personas. Para ello concentra sus esfuerzos en analizar y promover políticas públicas que fomenten la equidad y el crecimiento en la Argentina. Su desafío es traducir en acciones concretas las mejores ideas que surjan en las áreas de Desarrollo Social, Desarrollo Económico, Fortalecimiento de las Instituciones y Gestión Pública a través de los programas de Educación, Salud, Protección Social, Política Fiscal, Integración Global, Justicia, Transparencia, Desarrollo Local, y Política y Gestión de Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*