Ciudad, Opinión

Las lecturas que dejó la interna santafecina

No obstante ello es importante reparar en los resultados de estas internas.

Ya sabemos que Agustín Rossi le sacó casi 10 puntos de ventaja a su contrincante Omar Perotti del Frente Santa Fé para Todos y casi un punto y medio a Rafael Bielsa.

Por otro lado en el Frente Progresista Civico y Social Antonio Bonfatti superó a Mario Barletta por 10 puntos y Giustiniani quedó a más de 21 puntos del primero.

Por otro lado, Miguel del Sel sacó un poco más del 34% de los votos que sacaron todos los candidatos del Frente Santa Fé Para Todos y el 13.4% sobre el total de votos de la Provincia.

Lo que hay que tener en cuenta es que los candidatos del Frente Santa Fé para Todos en su conjunto sacaron 26.923 votos más que el Frente Progresista Cívico y Social y que la concurrencia al acto electoral fue del 72.5% del Padrón.

El voto total en los 19 Departamentos de la Provincia se dividieron así: El Frente Santa Fé para Todos se impuso en: Caseros, Castellanos, Garay, Gral. López, Iriondo, Santa Fé Capital, 9 de Julio, San Javier, San Jerónimo, San Justo, San Lorenzo, San Martín y Vera. EL Frente Progresista Cívico y Social ganó en los Departamentos de Belgrano, Constitución, General Obligado, Las Colonias, Rosario (por 16.700 votos) y San Cristóbal.

En el norte santafesino, el Frente Cívico y Social ganó solo en los Departamentos de General. Obligado y San Cristóbal.

En la ciudad de Rosario que consta de 920.156 electores votaron 659.883 ciudadanos lo que representa el 71.7% de votos emitidos, aquí el Frente Cívico y Social obtuvo en su totalidad 253.830 votos y el Frente Santa Fe para Todos 237.135 votos. En su Frente Agustín Rossi, candidato apoyado por la Presidente, obtuvo el 51.08% de los votos y Antonio Bonfatti en su Frente logró el 54.2%. Es interesante decir que del total de votos válidos de Rosario, Bonfatti obtuvo el 23.2%, Agustín Rossi el 20.4% y Miguel del Sel el 15.4%.

El segundo Departamento más importante es Santa Fe Capital con un total de 388.277 electores de los cuales votaron 273.530 o sea un 71.4%, también es importante destacar que la ciudad de Santa Fe en sí tiene 287.625 electores y votaron 200.275. En el Departamento Capital el Frente Santa Fe para Todos obtuvo 112.227 votos, el Frente Cívico y Social 107.568. En este Departamento el triunfo dentro del Frente Santa Fe para Todos fue de Omar Perotti con el 38.9% y en el Frente Cívico y Social fue de Mario Barletta (UCR) con el 50.4%. Aquí Miguel del Sel obtuvo el 10.2% del total de votos. En la ciudad de Santa Fe Capital propiamente dicha El Frente Cívico y Social obtuvo 81.471, Frente Santa Fe para Todos 80.891 y del Sel 19.461.

Por último desagregamos los datos del tercer Departamento más importante que es el de Castellanos con 128.231 electores de los cuales votaron 93.522 o sea el 72.9%. En este Departamento sobre el total de votos válidos el Frente Santa Fe para Todos obtuvo el 60.3% de los votos, el Frente Cívico y Social obtuvo el 26.7% y Miguel del Sel el 11.8%

Hasta aquí un panorama sintético de las elecciones internas de Santa Fe, que si bien como dijimos al principio no permite inferir el resultado de las futuras elecciones a Gobernador, sí nos brinda un panorama político que nos permite inferir que el conflicto del gobierno con el campo ha sido bastante apaciguado, básicamente en los grandes Departamentos de la Provincia, quedando pequeñas localidades de algunos Departamentos que todavía conservan rasgos de aquel conflicto. 

También permite deducir que el Socialismo no puede prescindir de su acuerdo con el radicalismo, si bien el triunfo le da proyección nacional  a Binner  no le otorga autonomía política en su provincia con relación a la UCR, que le permita pensar en una candidatura a presidente por un frente progresista sin la UCR sin debilitar sus posibilidades electorales en Santa Fe. Se abre una etapa que  debe ser breve de discusión entre quienes tienen la responsabilidad de construir una alternativa,  frente al kirchnerismo principalmente entre la UCR y el socialismo. A   algunos la experiencia de la Alianza  les impide ver que el país se encuentra en otra situación política económica y social, y que es posible, organizar una agenda estratégica común más allá de los pormenores ideológicos. Se trata de tener una mirada audaz y constructiva para elaborar una propuesta competitiva .La tarea será ardua y se requiere grandeza personal de los buenos lideres y buena muñeca política para no caer en las trampas que seguramente instalaran el oficialismo y los progresistas de café.

Fuente: mdphoy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*