Política

Las autopintadas que “amenazaron” a Mariotto

En relación a las amenazas con pintadas, sólo en una esquina de La Plata, demasiado difundidas a pesar de su insignificancia, que generó rechazos sobreactuados (intentando lograr otra trascendencia) de sus conversos adláteres a sueldo en Mar del Plata, surgieron precisiones que vinculan a grupos K, con las leyenda de tono amenazante en un paredón  de la capital de la Provincia. Esta burda maniobra fue desenmascarada por Jesús Evaristo Scanavino  del secretario de Organización de APROPOBA, a través de un comunicado de prensa que dice textualmente:

Por Distintos medios de prensa del día sábado 11 de agosto, nos anoticiamos acerca de un grafitis aparecidos en un paredón ubicado sobre una arteria por donde casualmente transitaba el Sr. Vicegobernador Gabriel Mariotto, rumbo a un acto que se realizaba en una refinería de YPF de Ensenada, en el cual la Sra. Presidenta de la Nación haría anuncios.  Su contenido era una amenaza a la persona del Vicegobernador y se lo atribuía la organización criminal Triple A (AAA) que actuó en el país en la década de 1970.

Antes de continuar, es nuestro deber aclarar que desde APROPOBA repudiamos enfáticamente cualquier amenaza o acto de violencia contra cualquier persona y muy especialmente contra las autoridades de gobierno. Vivimos bajo un sistema de gobierno democrático, ideales que en el pasado costó mucho dolor a los argentinos conservar, a pesar de los gobiernos;  en aquel tiempo  los hombres y mujeres policías, también hemos aportado una gran cuota de sacrificio, como la que aportan ahora las jóvenes generaciones de policías, que todos los días, a riesgo de sus propias vidas, salen a la calle a defender nada menos que el estado de derecho.

Hecha esta aclaración que debiera ser innecesaria, ahora vamos a opinar acerca del hecho:

Nos llama poderosamente la atención: 1) que la amenaza haya sido escrita únicamente en ese lugar (para orientación del lector a pocos metros de la Facultad de Periodismo, según un medio platense). No se tiene conocimiento de otro sitio. 2) Difícilmente sea ese el camino habitual del Vicegobernador. 3) Excepcionalmente entonces, habría transitado por allí el alto funcionario, rumbo a la Destilería de YPF de Ensenada.  4) Por obvias razones de seguridad, el recorrido que va a realizar un funcionario de alta jerarquía como el Vicegobernador, es mantenido en secreto. Solo sus más íntimos colaboradores están anoticiados con anticipación.

El Diario HOY de la ciudad de La Plata, en su edición Online del día sábado 11, al referirse a este episodio, entre otras cosas dice: “… hay indicios de que se trataría de una jugada muy poco inteligente…los que buscaron victimizarse con esta verdadera fantochada deberían saber que es imposible que vuelva una organización de este tipo (Triple A)…”

Desde APROPOBA advertimos que si en realidad se tratase de una “jugada” poco inteligente, el episodio es igualmente grave, tanto o más aun que si fuera una amenaza verdadera. Blandir la reaparición de una organización criminal y siniestra como lo fue la tristemente célebre Triple A, es meter miedo, aterrorizar a la comunidad, y si esa “jugada” además fuera pergeñada desde algún nivel de gobierno, hasta podría ser considerado terrorismo de estado.

En cambio para nuestra Asociación Profesional, este episodio podría tomarse como una clara señal de una nueva e inminente arremetida contra la Institución policial y especialmente contra sus miembros, ya que todas las acciones nefastas que en la siniestra década arslaniana se tomaron contra la policía, fueron precedidas de denuncias de este tipo. Nuestra sospecha se refuerza porque con una rapidez inusitada algunos funcionarios, lamentablemente, salieron a acusar directamente a las fuerzas de seguridad, sin ningún tipo de fundamento verosímil.

¿QUE DEBEMOS ESPERAR ENTONCES LOS POLICÍAS DESPUÉS DE ESTO?

¿Qué los Senadores ahora se nieguen a tratar, o voten negativamente, la media sanción que falta para convertir en ley el proyecto de reparación de los Suboficiales de policía por el injusto y perjudicial reescalafonamiento?

¿Qué el Ministro de Seguridad sea reemplazado por un funcionario que se designe desde la Casa Rosada perteneciente al grupo de Verbitsky-Arslanián-Saín, para volver a reformar las reformas ya reformadas de la primera reforma…?

¿Qué ahora para “reafirmar la autoridad supuestamente agredida” se dé curso favorable al funesto proyecto de Policía Municipal que presenta del Diputado Marcelo Saín, apoyado por el Vicegobernador?

¿Qué como “medida ejemplarizadora” se dispongan nuevas purgas en la fuerza policial, y de paso hacer realidad lo que anticipara el Vicegobernador cuando dijo en una reunión, que para los cambios que se pensaban para la policía solamente contaban con el 30% de los uniformados y que el 70% restante no eran confiables?

Como fuere, desde APROPOBA anticipamos que con la Institución policial, que es una repartición mas del estado, pueden hacer lo que consideren mejor y mientras el pueblo se los permita. Los policías, como ciudadanos de esta provincia, haremos uso del derecho de opinar libremente y de criticar todo lo que –de buena fe- consideremos inconveniente para la seguridad pública.

Pero nos vemos en la necesidad de hacer saber que con respecto a los derechos laborales, constitucionales y demás derechos humanos que nos asisten al personal de la institución, nunca más permitiremos que sean avasallados.

No obstante es necesario aclarar que APROPOBA, para alcanzar sus objetivos, no formalizará alianzas ni arreglos con sectores u organizaciones que tradicionalmente han mostrado animadversión hacia la fuerza; con quienes fueron co-autores de la destrucción de nuestra policía de la provincia, acompañando el proceso con difamaciones permanente o aplaudiendo las interminables purgas que dejaron a miles de compañeros en la calle. No vamos a caer en el juego político que algunos ofrecen. Tenemos memoria histórica suficiente como para no creernos las promesas que, sabemos, tienen como único fin llevarnos mansamente para su redil.

La nuestra es una Asociación Profesional representativa de la totalidad  del componente humano policial y su familia, sin distinción de revista, grados o subescalafones; y actúa formalmente inscripta en la Federación Argentina de Sindicatos Policiales y Penitenciarios (FASIPP). Pretendemos hacer respetar los derechos de los policías con el más estricto respeto a las normas y a las autoridades; somos trabajadores pero cualquier trabajador. Nuestro trabajo es distinto, es especial. Somos personas a las que la comunidad les ha confiado nada menos que la enorme responsabilidad de hacer cumplir la ley. No podemos ni queremos ser piqueteros, ni caer en lo peor del sindicalismo que la comunidad rechaza. Queremos si un sindicato al estilo de los países del primer mundo, como el que propone nuestra Asociación APROPOBA. A partir de estos principios libraremos todas las luchas que sean necesarias, como de hecho los estamos haciendo; y con ese fin tenemos las puertas abiertas a todos los camaradas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*