Policiales

“Lalo” Ramos, ¿el próximo “Hiena” Barrios?

Lalo-Ramos-terrible-accidente-protagonizo_CLAIMA20140331_0113_17

Lo adelantábamos en el día de ayer cuando el ex piloto de Turismo de Carretera se negó a declarar ante el fiscal de la causa Pablo Cristoldi. Luego del accidente que produjo el pasado sábado en la ruta 226, kilómetro 20, y lo tiene como único imputado.

La situación del candidato al macrismo es bastante compleja, no solo en lo judicial con pruebas que lo comprometerían, sino con la opinión pública en general. A través de los medios periodísticos, como así también las redes sociales, los ciudadanos son lapidarios para con el oriundo de Mechongué.

Haciendo un parangón con lo acontecido hace ya cuatro años, con la desgraciada muerte de una mujer por parte del boxeador, Rodrigo “La Hiena” Barrios. Cuando en Enero de 2010 Barrios embistió, a bordo de su camioneta, a un vehículo por detrás y atropelló a una embarazada que luego murió horas después en el Hospital Interzonal de Agudos. Este caso sería similar en varios aspectos: la colisión por detrás a otro automóvil. El estado en que se encontraba Ramos mientras circulaba. Ambos rodados importados manejados a excesiva velocidad. Y sobre todo las victimas que en este último caso, y hasta el momento, no hay que lamentar fallecidos pero si un herido de consideración.

Volviendo a la vida del ex boxeador. Desde que protagonizó el siniestro en nuestra ciudad, la vida se tornó cuesta arriba para Barrios ya que de hecho terminó con la carrera boxística del nacido en Tigre que supo ser campeón mundial en la categoría Superpluma de la OMB.

En su momento la justicia lo condenó pero no fue suficiente ya que la reprobación social fue unánime y hasta el día de hoy la padece, en uno de los puestos de venta de ropa deportiva que alquila en “La Salada”.

El caso de Ramos además de similitudes técnicas en cuanto al accidente se asemeja, de alguna manera, al accionar de Barrios. No solo vecinos de la zona intentaron agredir al ex piloto por la colisión en si. Sino que los lugareños aseguran que el allegado al PRO circulaba demasiado rápido por la ruta y en condiciones que no son las normales. Muchos de los testigos del lugar se cansaron de repetir que “No se podía mantener en pie estaría drogado o alcoholizado”.

Otros fueron más allá con sus testimonios y señalaron “no se podía mantener en pie, tambaleaba y no era por el golpe”. Inclusive hasta la abuela de Thiago, el nene de 4 años que se encuentra internado en el Hospital Materno Infantil, señaló con angustia “No es justo porque tenga plata este tipo venga a 200 km/h”.

Por su parte el abogado defensor de Ramos, César Sivo, argumentó hoy por la mañana que “No se puede confirmar hasta que no se tengan los resultados de los análisis si el conductor iba bebido. De acuerdo a la primera descripción médica realizada, “da que estaba en perfecto estado”, afirmó el letrado.

Según Sivo “Ramos nunca se negó a un control de alcoholemia en la ruta porque, normalmente no se hace alcoholemia ya que al haber una causa penal se prioriza realizar estudios de sangre y orina” aclaró.

Asimismo el letrado manifestó que “cuando se produjo la colisión, Ramos se acercó al otro vehiculo para preocuparse por los ocupantes del mismo, en ese momento se acercaron los vecinos a increparlo y rápidamente se lo llevó la policía del lugar”.

La condena social, en muchas oportunidades injusta, es sin dudas la marca que condicionará a la persona involucrada para el resto de su vida. Los amigos del campeón desaparecen y solo se refugian en el afecto de la familia y los hijos. Tanto en este caso como en otros, la sociedad argentina necesita respuestas y los damnificados solo buscan justicia.

Parte médico de Thiago

El doctor Miguel José, jefe del servicio de  emergencias del Hospital Materno Infantil, expresó: “el menor herido en el accidente del pasado sábado presenta entre otras complicaciones una triple fractura en el occipital, en el parietal y debajo del ojo”.

El doctor también remarcó que “el chico se encuentra estabilizado. Las lesiones no presentan complicaciones con la irrigación del cerebro pero hay que esperar por estas horas a ver si surgen las inconvenientes ya que está inducido al respirador”.

Y agregó que “el paciente no tiene sangrado ni otras causas que le produzcan presiones en la cabeza, por lo que no se contempla ninguna intervención quirúrgica”.

El doctor José aclaró que “el nene al igual que su hermana llevaban el cinturón de seguridad pero una de las butacas se desplazó más de lo debido y le produjo una fractura de macizo facial por causa del impacto”.

 

 

Un comentario

  1. Pingback: A 2 años del calvario que desencadenó “Lalo” Ramos | santiagoldemaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*