Arte y Cultura, Teatro

La vuelta del ridículo

Música y humor. La efectiva combinación de los Ridiculum Vitae.

A pesar de sus diez años de trayectoria, fueron consagrados este verano como una de las revelaciones de la temporada. Para confirmar el éxito obtenido, el grupo platense Ridiculum Vitae volverá a la ciudad por dos fines de semana consecutivos con su espectáculo Sinfoniatra: lo harán los viernes 5 y 12 y los sábados 6 y 13 a las 22 en la Sala Melany del Centro de Arte MDQ (San Luis 1752).

En realidad habían venido por enero y prolongaron su estadía por dos semanas más en febrero. El boca a boca funcionó bien, y Nicolás Allegro, Pablo de la Fuente y Diego Larraggione se convirtieron en el espectáculo humorístico que había que ver. Sinfoniatra es una propuesta que los muestra originales y en plena forma humorística.

El grupo se había vendido con el sello de Les Luthiers, tras haber sido reconocidos con un premio en la expo por los cuarenta años del conjunto. De hecho, la fusión ejecución de instrumentos en vivo más sketches humorísticos es una fórmula inseparable del mítico quinteto. Sin embargo, Ridiculum Vitae muestra una actualización de los códigos y una construcción más teatral, que la alejan de la mera copia.

Si bien son parecidos por utilizar los mismos recursos, no son lo mismo. Eso queda en claro una vez que el espectador atraviesa la puerta del teatro: Ridiculum Vitae aparece como más moderno y apelando a fórmulas más populares, también recurriendo a la cita intelectual pero desde un lugar menos autoconsciente. Seguramente se parezcan en su aplicación a un humor que a falta de mejores adjetivos calificaremos como “inteligente”.

En Sinfoniatra se puede ver Ajedrez, juegos inocentes con secuencias trágicas, pieza premiada por Les Luthiers. Como en este número, en todos, la música y el humor son abordados a partir de la combinación de notables juegos vocales con una gran originalidad en la utilización de instrumentos musicales. Por momentos veloces para el humor, por otros más reflexivos en relación a las formas, Ridiculum Vitae, si todo sale bien, son parte del futuro del humor del país. Al menos de ese país que no mira a Tinelli.

Los comentarios están cerrados.