Ciudad, Información General

La vía pública tomada por 1.000 “franelitas”

La cantidad causa sorpresa, y no figura en la agenda política de la ciudad. Crece por supuesto en plena temporada, pero es más fácil tomarlo como un fenómeno social que ocuparse de la problemática, como su identificación o la creación de un registro que permita su ordenamiento. Sus excesos los pagan turistas y marplatenses.

Ya sabemos que el progresismo sirve nada más que para administrar los conflictos, pero el problema de los franelitas puede transformarse en hechos de final no deseable. ¿Es que para ponernos por lo menos en situación de control, esperamos un muerto?

Sabemos que las consecuencias de la crisis del 2001, trajo aparejadas situaciones cambiantes y no esperadas. Hasta ese momento los franelitas que existían estaban compuestos casi en su mayoría por personas mayores, que no habían logrado una jubilación o de algunos jubilados a los cuales la jubilación mínima, no les alcanzaba y el número existente poco tiene que ver con la legión que son hoy.

La situación ha cambiado, gran parte de los franelitas son jóvenes que han encontrado en esta actividad una forma de sustentarse ante la carencia de fuentes de trabajo y si así es, en buena hora.

En este momento de la temporada si nos circunscribimos al macro centro, casi se puede asegurar que desde la altura del 3.100 hasta el 1.500 de las calles paralelas desde Alberti hasta 9 de Julio si contamos que tenemos un “franelita” por cuadra nos encontramos con 192 personas.

Si consideramos las transversales podemos partir desde el 2.500 hasta el 1.400 involucrando las calles comprendidas entre Independencia y Güemes, usando el mismo criterio de contar uno por cuadra descubrimos que de Este a Oeste hay por lo menos 198. En esta zona del macrocentro y siendo generosos al contar uno por cuadra nos encontramos con que tenemos 390 franelitas. A estos le debemos sumar los existentes en zonas comerciales, nueva Terminal y ni que hablar de aquellos que se adueñaron de los espacios costeros, que le han agregado un aditamento más a la actividad, cual es la de cobrar un precio fijo con pago adelantado –actitud intimidatorio si la hay- por el “cuidado” del vehículo, oscilando la tarifa entre cinco y diez pesos.

Todo esto nos lleva a estimar que el plantel de franelitas en nuestra ciudad supera tranquilamente el orden de las 1.000 personas.

Esto último a una reflexión y me ubica en el momento histórico que vivimos, sepamos que un veterinario de barrio humilde cobra $ 20 la visita. Discépolo, ponerte a la altura de Heidegger o de Sastre es poco.

Ya no se puede seguir mirando para el costado frente a esta situación, de las responsabilidades hay que hacerse cargo y como vecino de Mar del Plata  ¿esto no merecería por lo menos un ordenamiento? Todos queremos saber por razones de seguridad quién es el franelita de nuestra cuadra, queremos saber sus datos personales, porque si algo pasa en alguna vivienda de la cuadra, el hombre que guía el estacionamiento pasa de ser franelita a sospechoso o quizás cómplice. Si, desgraciadamente es cómplice de un hecho delictivo, a través de la información que puede comunicar, por ser un observador permanente de los movimientos de la cuadra, ¿cuando desaparece a quién le reclamamos?

Desgraciadamente como pasa en otros países y con éxito, nosotros no tenemos la seguridad en manos de la Comuna, por eso que cuando pasa un hecho delictivo grave ya es rutina que salga la caravana de funcionarios y afectados a pisar las alfombras de La Plata, lo cual generalmente da respuesta a una buena foto de funcionarios con ceños fruncidos y cara de preocupados acompañando a los damnificados.

No es que a los franelitas haya que correrlos, de ninguna manera. Pero no sería interesante a través del mecanismo que corresponda que el municipio nos de la certeza de quien es el señor o la señora que conoce todo el movimiento de nuestra cuadra?

Aunque el pedido no sea tan progresista porque no pedimos que nos administren el después, sino que nos garanticen el por venir, realmente sería interesante que se nos comunique la información requerida a nosotros los vecinos, que ya bastante miedo tenemos.

Ah! Y con respecto a los que invadieron la costa y cobran precio fijo por anticipado en las playas del sur básicamente, sería bueno que también se hiciera algo.

El Panoptico

3 Comentarios

  1. Muertos no… pero ya tenes un herido de bala la semana pasada cerca del cabo corrientes…
    En otras ciudades del interior la municipalidad se hizo cargo de la situación, elaborando un padrón de quién son los franelitas y estipulando un valor al estacionamiento en la vía pública, que va en su totalidad a la persona que está encargada de esa cuadra.

  2. Realmente es una verguenza que toda la Ciudad se haya dado cuenta del problema de los franelitas y nuestro ejecutivo siga haciendo vista gorda de la situacion. No estoy en contra de que cada persona le de dinero a voluntad, pero si cobren por adelantado por estacionar en un espacio publico!.
    O sera que las Sociedades de Fomento en muchos casos saben de esto por que los que cobran por adelantado son empleados de ellos!
    Saludos.

  3. Realmente es un tema que esta omitiendo hace años la municipalidad. En la zona sur de la ciudad, se observa un franelita cada 10 mts con silla y sombrilla, estipulando un valor que oscila entre los 5 a 10 pesos por utilizar el espacio público. Coincido con que no resulta dificil hacerse cargo de la situación como expresa Javier. Un buen abordaje de la problematica, regulando los espacios cedidos y prohibiendo la especulación de quellos que quieren “hacerse la temporada”.
    ¿Que rol juegas las Sociedades de Fomento? Sería bueno que ellas aclararan que lugares tienen cedidos, como se realizo la cesion por parte del ejecutivo (si es municipal o si esto fue realizado por provincia).
    La violencia ejercida por aquellos que se apropian de la vía pública sobre quienes con un automovil comprado con todos el esfuerzo de nuestro trabajo, INDIGNA y, más aún, la ausencia de respuesta del ejecutivo y del legislativo local a quien se les ha informado de esta situación y nadie tiene respuesta. Proyectos de políticas públicas a implementar para estas cuestiones es lo que pide la ciudadania! ¿Donde estan? ¿Cómo se puede expresar un ciudadano que tiene demandas? Luego a muchos se les ocurre la toma de las calles y esto resula una gran critica por parte del resto de la sociedad y del mismo poder político. Pero .. entonces ¿cómo se hace para que una temática que realmente preocupa a los vecinos tenga espacio en la agenda pública sin tener que llegar a una acto tan legitimo como ilegal?
    Saludos! Y excelente nota!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*