Ciudad, Información General

La Semana Vocacional, una propuesta diocesana para pedir por el aumento de consagrados

Con la lectura y entrega en todas las parroquias y capillas del mensaje escrito por el Obispo de Mar del Plata, Monseñor Antonio Marino; comenzó este sábado la Semana Vocacional Diocesana que se extiende hasta el domingo 12 de febrero. Estos días, tienen un tinte especial, dado que en toda la Iglesia local, se dedican espacios para rezar por las vocaciones consagradas, sobre todo pidiendo por el aumento de más jóvenes que se consagren a la vida sacerdotal o religiosa.

Entre varias actividades programadas, este año como punto sobresaliente, figura el Encuentro de Jóvenes con el Obispo que será mañana lunes a las 21 en la Iglesia Catedral. Se espera la participación de cientos de jóvenes de las parroquias y capillas fundamentalmente de Mar del Plata. También mañana lunes a las 20,  habrá admisión de seminaristas y el jueves 9 a las 20 el Obispo conferirá ministerios a algunos seminaristas y a laicos, que son candidatos al diaconado permanente.

También la Fiesta de Lourdes, en la gruta de Mar del Plata, será el sábado 11 y se enmarca dentro de esta semana dedicada a las vocaciones. A las 19 será la misa presidida por Monseñor Antonio Marino, y concelebrada por varios sacerdotes; luego como es tradición se realiza la colorida y festiva procesión por las calles del puerto con la Virgen de Lourdes en andas y se culmina arribando nuevamente a la gruta donde hay una bendición con el Santísimo Sacramento y el adiós a la Virgen.

La Semana Vocacional: orar y actuar

Como todos los años, el Obispo de Mar del Plata, escribe un mensaje dirigido a los fieles de la diócesis. En el primero que realiza Monseñor Marino como tal, expresó “este sencillo mensaje, con ocasión de la Semana Vocacional aspira a ser un fuerte estímulo para que todos crezcamos en la conciencia de una responsabilidad compartida. En efecto, toda comunidad cristiana debe sentirse implicada en este mandato del Señor. La situación vocacional de nuestra Iglesia marplatense, y también la de nuestra patria y de la Iglesia esparcida por el mundo, debe ser para todos motivo de examen de conciencia”

“Durante la semana vocacional oramos por el florecimiento de todas las vocaciones y carismas dentro de nuestra Iglesia. Todos los bautizados  podemos y debemos enriquecer a la Iglesia con nuestro testimonio ante el mundo. Pero de un modo especial rezamos por las vocaciones de especial consagración” explicó el Obispo de Mar del Plata.

Luego de exponer diversos aspectos para que un joven descubra el llamado de Dios, El Obispo exhortó a todos a “sentirnos implicados en la inquietud vocacional”. Y manifestó “la ausencia o escasez de vocaciones causa tristeza a la Iglesia. El único remedio es el indicado por el Señor: orar y actuar”.

“El Obispo, en primer lugar, quien mira, con cierta angustia y con esperanza a la vez, las necesidades pastorales y los vacíos de presencia de operarios apostólicos en el vasto territorio de la diócesis. Los sacerdotes y consagrados, que deben prestar atención a los jóvenes para saber orientarlos por los variados caminos del Señor e irradiar entusiasmo y alegría. Las familias que deben educar a sus hijos en el respeto y aprecio por las vocaciones de especial consagración a Dios. Los catequistas y agentes pastorales que deben transmitir conocimiento sobre las diversas vocaciones en la viña del Señor. Las parroquias, movimientos e instituciones. Los mismos jóvenes, que deben tomar conciencia de su responsabilidad intransferible” concluyó el Obispo.

 

Oficina de Prensa | Obispado de Mar del Plata

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*