Ciudad, Política

“La privatización del cobro de tasas y servicios es un fracaso de la gestión Pulti”

Viviana Roca, ex concejal del Frente Nacional y Popular Marplatense y referente de la Agrupación Construcción Colectiva por la Justicia Social, planteó que “la privatización del cobro de los derechos de publicidad y propaganda y, por otro lado la tercerización del servicio de gestión, intimación, recupero y cobranza extrajudicial de créditos municipales por la tasa de Servicios Urbanos es una decisión irreversible del gobierno comunal”. Para ella, esta medida da cuenta de un nuevo fracaso de la gestión Pulti.

En este sentido, planteó que “el costo de este servicio disminuirá los ingresos públicos en casi un 20 por ciento y que no dio resultado la creación de la Agencia de Recaudación Municipal, que significó una nueva estructura en el organigrama municipal. La baja en la recaudación que hoy atraviesa el Municipio significa de alguna forma una respuesta del vecino a una gestión que no da las soluciones suficientes a sus necesidades”.

Roca trazó una breve cronología de los hechos: “A partir de la aprobación de la ordenanza de presupuesto general de erogaciones y cálculo de recursos del pasado 3 de marzo, –determinó- el oficialismo inició, con sus votos propios el camino hacia la privatización del cobro del TSU, publicidad y propaganda y contribución por mejoras. El artículo 58 proponía un convenio con una empresa para el cobro de los contribuyentes morosos”. Finalmente ese convenio no prosperó porque la empresa Mandatos y Negocios entró en procesos judiciales que hicieron poco prudente avanzar en ese convenio.

Sin embargo, la decisión política de esta gestión estaba tomada y comenzaron un proceso de licitación para resolver entre varias empresas la tercerización del cobro de las diversas tasas y servicios. Sobre fines de junio se presentaron cuatro oferentes para ese servicio. “Todavía tanto los pliegos licitatorios como las ofertas no han sido presentados al Concejo Deliberante. Es allí donde, según algunos concejales, debería ser aprobado antes de su implementación”, recordó la referente de Construcción Colectiva.

Enseguida, Roca manifestó que este sistema que pretenden implementar desde el oficialismo tiene dos problemas fundamentales: “El primero, establecer un intermediario entre el Municipio y el vecino; y en segundo lugar poner al contribuyente en situación de debilidad ante estas empresas, las que más que el análisis objetivo del problema que pudo ocasionar la morosidad del vecino, realizan una evaluación meramente económica. No tienen en cuenta la situación socioeconómica del contribuyente, sino el bien a embargar”.

En esta línea interrogó a qué vecinos se dirigirán primero estas empresas: “¿A aquellos vecinos morosos, grandes contribuyentes, que por cierto cuentan con capacidad de defensa a través de sus abogados, o a aquellos otros que se reconocen como los sectores más débiles ante su acción persuasiva o coercitiva?”.

Roca remarcó que el costo de este servicio significará una merma en los ingresos públicos de casi un 20 por ciento. “Por eso entendemos que esto es ni más ni menos que el gran fracaso de la gestión del intendente Pulti, porque marca que el área creada al inicio de su gestión como un hecho novedoso, la Agencia de Recaudación, no dio resultados positivos”, aseveró.

Luego, marcó la diferencia con lo que sucede en las áreas provincial y nacional de recaudación, que anunciaron un 20 y 39 por ciento, respectivamente, del crecimiento anual en la recaudación. En este sentido, el ministro de Economía provincial, Alejandro Arlía, al hacer una evaluación de ese incremento, resaltó la aplicación de mecanismos de detección y sanción de evasores, así como las acciones destinadas a generar conciencia de compromiso social entre los contribuyentes.

“Hoy el Municipio de General Pueyrredon está en uno de sus momentos más bajos en materia de recaudación. No sería desacertado analizar que esta baja significa, de alguna forma, una respuesta del vecino a una gestión que no da soluciones suficientes a sus representados, por lo menos a esas mayorías cuya vida cotidiana no transcurre en las zonas céntricas o turísticas. Tampoco están incluidas algunas minorías que por acción (como la condonación de deudas a grandes empresas portuarias y Supermercados Toledo) u omisión (transporte, publicidad y propaganda, Multicanal) han sido de alguna manera los beneficiados”.

“No es transfiriendo a terceros responsabilidades propias de la Comuna cómo se superan viejas cargas burocráticas de un Municipio con las características de Mar del Plata – Batán, sino buscando renovar los sistemas de transparencia, capacitación de personal y funcionarios, y sistematización de procedimientos. Y fundamentalmente es necesario estar más cerca de los vecinos en cuanto a los servicios que debe brindar y cómo los debe brindar”, precisó Roca.

La ex concejal manifestó que “era esperable que un intendente especialista en el tema, por su profesión de contador, encaminara su gestión a mejorar esencialmente esos aspectos. Sin embargo hoy se requiere de terceros para equilibrar los ingresos genuinos del Municipio”.

Finalmente, la referente de Construcción Colectiva disparó: “Una gestión que ya lleva tres aumentos de tasas y que sin embargo se encuentra definiendo la privatización del cobro a los contribuyentes, debe analizarlo como un fracaso. Sólo podrá revertirlo en la medida que lo acepte como tal, sin esperar que esta salida coyuntural, que es tercerizar el cobro, oculte el problema de fondo: estamos frente a una gestión que no ha sabido modernizar su funcionamiento y buscar una relación más amigable con su objeto fundamental, los vecinos y contribuyentes”.

(Fuente: Prensa Agrupación Construcción colectiva para la justicia social)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*