Deportes, Fútbol

La pelota detenida, su arma letal

Asprilla cuando encara es un dolor de cabeza para cualquier defensa. (Foto: El Atlántico).

Ganó, es cierto, pero no convenció. Esta vez fue efectivo, llegó y golpeó, y por eso se quedó merecidamente con el triunfo. Aprovechó dos pelotas detenidas, se escudó bien atrás pero tampoco fue peligroso en el arco de enfrente. Minor y Arévalo, ambos de tiro libre, marcaron el camino de la tercera victoria consecutiva en el Minella. Fue 2 a 0 ante Racing de Olavarría.

Al partido le costó mucho entrar en calor. Sin un equipo ni un jugador que tomara las riendas del encuentro, los primeros minutos fueron pálidos. El Torito no contó con la misma tenacidad que ante Grupo Universitario de Tandil y los de Duilio Botella prefirieron esperar.

Con un juego más centrado que por los costados, el elenco de Tenaglia fue sumando jugadores en mitad de cancha pero no supo apoderarse de la tenencia de la pelota y por consecuencia no llegó al área. Algunos chispazos de Asprilla o algunos quites de Christovao, la “ausencia” de Napolitano y las intermitencias de Ischia y Minor, así era el panorama.

Pero la primera insinuación la tuvo la visita, a los 17´, en un tiro libre de García Lorenzo. Aunque Minor, como respuesta, la mandó al fondo de la red. El volante derecho acomodó la pelota cerca del área y marcó el primero. Y estalló la polémica. El “1” de la visita no se tiró pensando que era indirecto pero Paciaroni corrió al círculo central y convalidó el gol.

Se creyó que el partido iba a levantar vuelo, sin embargo, siguió siendo mezquino. No obstante, en el final del PT primero lo tuvo Girard de cabeza y después Minor, luego de un gran desborde por derecha del colombiano.

En el complemento la tónica del partido fue la misma. Faltaron ideas a la hora de romper los esquemas. Alvarado apostó a la velocidad de Asprilla para buscar el segundo y Racing a Baroni, lo poco destacable del equipo olavarriense.

Ni los cambios en ambos conjuntos cambiaron los hilos de un cotejo que careció de fútbol. Pero nuevamente, cuando la noche se ponía fría, la pelota detenida fue su arma letal. Esta vez Adrián Arévalo, de zurda, tomó la responsabilidad y la clavó al ángulo superior izquierdo de Ferreyra. Golazo, 2 a 0 y la historia sentenciada.

Alvarado volvió a ganar como local y el Minella comienza a ser fundamental en el camino del Torito. Sumó tres puntos más en su casa, pero esta vez fue tibia su presentación. En un viernes por la noche, la pelota detenida le devolvió la sonrisa.

Síntesis:

Alvarado_2

Leandro Evangelisti (5); Facundo Lagrimal (5), Luís Gómez (5), Mauro Castro (5) y Adrián Arévalo (5); Diego Minor (6), Gabriel Christovao (6), Junior Ischia (4) y Diego Napolitano (4); Darío Villán (4) y Yoao Asprilla (6).

DT: Hugo Tenaglia.

Racing de Olavarría_0

Guillermo Ferreyra (5); Darío Santellán (5), Leandro Miño (5), Esteban Erramuspe (4) y David García Lorenzo (5); Eduardo Scaserra (5), Sebastián Derlis (5), Leonardo Vitale (5) y Julio Ibáñez (6); Gonzalo Baroni (5) y Cristian Girard (4).

DT: Duilio Botella.

Goles en el PT: 17´ Diego Minor (A).

Goles en el ST: 38´ Adrián Arévalo (A).

Cambios en el ST: 22´ Diego Cañete por julio Ibáñez (R); 23´ Juan Pablo Yabrón por Diego Minor (A); 30´ Cristian Castagnino por Leonardo Vitale (R); 33´ Juan Sosa por Diego Napolitano (A); 39´ Ignacio Barzola por Darío Santellán (R); 39´ Nicolás Colaneri por Darío Villán (A).

Arbitro: Martín Paciaroni (Balcarce).

Cancha: José María Minella.

Por Maximiliano Ibáñez
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*