Básquet, Deportes

Peñarol se quedó con el primer clásico de la Copa Argentina

Peñarol y Quilmes se volvían a ver las caras luego de que uno salga campeón de Liga Nacional y el otro descienda al TNA. Los simpatizantes del “Tricolor” se hicieron presentes con banderas y todo tipo de cotillón para recibir a su equipo, es que hay una necesidad por parte de la gente de demostrar que Quilmes es una parte importante dentro del básquet nacional.

En el sector de Peñarol fue todo más distendido, la gente del “Milrayitas” viene de festejo en festejo y, esta vez, no sorprendió con ningún tipo de decoración por el descenso de su clásico rival. Uno ya demostró todo y el otro tiene como objetivo volver a la primera categoría, quizás fue por eso que el hincha de Quilmes vivió el partido con más energía y entusiasmo que el de Peñarol.

Leo Gutiérrez y Marcos Mata fueron distinguidos antes del comienzo del encuentro (por ambos clubes) por representar a Argentina en el campeonato mundial de Turquía. Pablo Estévez, también se llevó su placa por ser uno de los dos árbitros nacionales en participar del certamen disputado en Europa.

El encuentro no sólo quedará en la historia por ser el primer clásico luego de la pérdida de categoría por parte de Quilmes y el título de Peñarol en LNB, sino que también será recordado por ser el primero de forma oficial, que se juega con las nuevas reglas del básquet FIBA. Lo que más llamó la atención fue la nueva forma (rectangular) de la llave y la extensión de la línea de tres puntos. Peñarol cerró su planilla con 13/28 (46%) y Quilmes con 7/20 (35%).

Los de Luro y Guido llegaban con tres partidos amistosos encima y en el primer cuarto eso se notó con claridad. El “Cervecero” se llevó el parcial por 21 a 15 y Daniel Maffei rotó el plantel continuamente, los cambios no necesariamente eran de posición x posición y el equipo defendió de forma correcta.”La idea es tener un plantel largo con jugadores que se desempeñen en varias posiciones para que puedan responder de la mejor forma al equipo” dijo Maffei una vez concluido el cotejo.

Peñarol, dirigido por Fernando Rivero, puso lo mejor que tenía en cancha y le costó entrar en el ritmo de juego. Hay que tener en cuenta que era el primer encuentro con el plantel completo, falta su director técnico habitual y la dupla Mata – Gutiérrez no hizo la pretemporada con sus compañeros.

El partido típico de un inicio de temporada se vio en el arranque del segundo chico, recién en la mitad del parcial, Peñarol pudo pasar al frente en el marcador por 26 a 25. Unos minutos después ingresaba a la cancha Nicolás Lauría, un joven pero muy conocido jugador que se tuvo que ir del club por no tener minutos en cancha. Es una de las incorporaciones para la temporada 2010/11.

El cuarto lo ganó el local por 19 a 14, sin embargo, la visita se fue arriba, en el marcador, al descanso largo: 35-34.

En el entretiempo la pregunta era si Quilmes podría aguantar la intensidad de juego que había planteado hasta el momento. A la vuelta de los vestuarios, Peñarol volvió más efectivo con el aro y siempre fue arriba en el tanteador hasta los minutos finales del tercer período. El local puso en acción su arma más letal: el tiro de tres puntos. Sebastián Rodríguez metió tres en el parcial para darle una diferencia de 7 puntos a su equipo.

Quilmes nunca bajó los brazos y metió un parcial de 11 a 2 para pasar al frente en el marcador, ahora era Esteban López el que se animaba desde la línea de tres. El cuarto finalizó 57 iguales.

En algún momento, Peñarol tenía que demostrar que era el equipo de LNB y su rival el del TNA, y eso sucedió en el cuarto final. El “Milrayitas” arrancó sus ataques de atrás para adelante, esto es, con una buena defensa y efectividad en ofensiva. Hasta la mitad del segmento, Quilmes pudo mantenerse en juego. “Nos costó bastante fue un partido duro y por suerte lo pudimos cerrar bien” señaló Marcos Mata luego de la victoria de su equipo. Al marplatense se lo vio desgastado físicamente. “Quilmes no nos sorprendió porque sabíamos que ellos iban a salir con todo, seguramente el viernes se de igual” afirmó el alero de Peñarol.

Hasta llegar al 85 – 74 final, todo se dio con normalidad. El local hizo correr el reloj y, esta vez, no le dio posibilidad de reacción a su rival, que jugó un partido digno a pesar de las diferencias de categorías. Nicolás Ferreyra fue su goleador con 19 puntos, los dos internos, Auguste Wilde y José Alessio tuvieron buenas actuaciones y Facundo Piñero demostró que será una pieza clave en el goleo del “Tricolor” para el TNA.

El viernes se vuelven a enfrentar, en el mismo escenario, a partir de las 21. Si Peñarol gana accede a la siguiente ronda, si Quilmes lo hace, habrá un tercer y definitivo partido.

Síntesis:

Peñarol (87): Sebastián Rodríguez 22, Antonine Stokman 10, Marcos Mata 9, Leonardo Gutiérrez 16 y Martín Leiva 17 (FI) Facundo Campazzo 9, Alejandro Diez 0, Selem Safar 2, Alejandro Reinick 2, Nicolás Lauría 0 DT: Fernando Rivero

Quilmes (74):
Nicolás Ferreyra 19, Esteban López 10, Mario Sepúlveda 0, Wilde Auguste 15 y José Alessio 13 (FI) Facundo Piñero 14, Gregorio Eseverri 3, , Dragan Capitanich 0, Leonardo Peralta 0 DT: Daniel Maffei

Parciales
: 15-21, 34-35 y 57-57

Arbitros:
Pablo Estevez y Fabricio Vito

Estadio: Polideportivo “Islas Malvinas” (2500 espectadores)

Ficha oficial del partido

Por Bruno Grassi
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*