Arte y Cultura

La opera vía satélite, con Madama Butterfly

Tecnología. Autoridades del Auditórium presentaron en sociedad este ciclo de ópera transmitido vía satélite.
Tecnología. Autoridades del Auditórium presentaron en sociedad este ciclo de ópera transmitido vía satélite.

Un hecho singular, símbolo de estos tiempos en los que la tecnología comienza a implicarse con el arte de una manera mayor, modificando sus formas y su estructura. No hablamos del cine, que nació como un fenómeno industrial y luego se convirtió en un arte, sino en este caso del teatro, la ópera. Este sábado a las 16 en la sala Astor Piazzolla -Boulevard Marítimo 2280- se vivirá un real acontecimiento: la transmisión vía satélite desde el Metropolitan Opera House de Nueva York de una puesta de Madama Butterfly.

Denominada MET Live HD, la transmisión se realizará con imágenes de alta definición, captadas con 13 cámaras y además contará con subtitulado en castellano. El Auditórium se convierte así en el primer teatro del interior del país que se suma a la red de 850 salas en 35 países que reciben en directo la temporada de este reconocido teatro neoyorquino.

Madama Butterfly es una ópera en tres actos con música de Giacomo Puccini y libreto de Giuseppe Giacosa y Luigi Illica, basado en la obra para teatro de David Belasco, quien a su vez se inspiró en el libro de Pierre Loti, Madame Chrysanthéme. Esta es, junto a La Bohéme y Tosca, una de las tres óperas más representadas del compositor.

Esta puesta realizada con gran limpieza de su dirección y tratamiento de los desplazamientos, juega con elementos del teatro Kabuki japonés y del teatro negro que Julie Taymor también utilizó en su Zauberflote. Taymor es una directora de Broadway que tuvo un salto al cine con obras como Titus o Across the universe, dos musicales en los que puso en juego su singular visión de la puesta en escena.

Volviendo a la pieza de Puccini, es una de las obras más representadas internacionalmente y ha sido dirigida incluso por directores de cine en el escenario lírico, como por ejemplo Ken Russell, Harold Prince y Anthony Minghella. Incluso, entre otras versiones cinematográficas, sirvió para que David Cronenberg continúe su obra sobre el estudio del cuerpo y la ambigüedad que ha edificado a través de su extensa y compleja filmografía.

Esta iniciativa llega merced al trabajo conjunto de la Fundación Beethoven y del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, y la entrada consistirá en pañales o leche en polvo y azúcar destinados a comedores comunitarios de la ciudad. El ciclo de transmisiones en vivo desde Nueva York al Auditórium continuará el 24 de octubre a las 14 con Aída.

Los comentarios están cerrados.