Salud

La magia, igual que la esperanza, es de color verde

magia_verde

Romero, la hierba mágica que con su aroma aumenta la memoria y el rendimiento cognitivo. Aloe vera, que eleva las defensas y desintoxica el organismo entre tantos otros beneficios. Consúmalos en todas sus versiones, infusiones, en comidas y aceites esenciales. El mundo vegetal, que es verde, resulta un universo impactante de posibilidades terapéuticas.

Comencemos por el romero. Su olor es fuerte, particular. Pero, nada más rico que unas papas doradas con romero o un pescado con romero. ¿O no? Es una hierba especial y abundante en beneficios para la salud.

Lo más popular y que circula en internet es un estudio realizado en la Universidad de Northumbria, en Newcastle del Reino Unido, que descubrió que oler romero aumenta la memoria hasta entre 60% y 75%.

¿Qué es lo que sucede? Que estimula los recuerdos del pasado, y los recuerdos de lo cotidiano: fechas, tareas, lugares en que se dejan las cosas. Además, aumenta la capacidad de realizar ejercicios mentales matemáticos y por tanto, de la memoria prospectiva que es la que permite recordar acciones que se quieren realizar en el futuro.

La investigación fue realizada en personas sanas a que se las expuso al aroma del aceite esencial de romero, y otro grupo que estuvo en una habitación con olor neutro. Los de la sala con romero, tuvieron en la sangre mayores concentraciones de cineol, un compuesto que se encuentra también en el romero y que es el responsable potencialmente del rendimiento cognitivo y el estado de ánimo, según la publicación compartida en la web herbs-info.com/

Beneficios en la salud

María Jesús Nieto, naturópata y especialista en nutrición y alimentos que sanan, explica que el romero es una hierba poderosísima. “Puede tratar enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes, la caída del pelo, problemas respiratorios, problemas estomacales, dolor de cabeza, dolor premenstrual, depresión y previene enfermedades degenerativas al poseer propiedades antioxidantes”, añade.

La biología complementada con las investigaciones médicas han definido al romero como apropiado como antiséptico, antioxidante, astringente, antiespasmódico, estimulante, y es sumamente efectivo en enfermedades circulatorias. También se lo emplea para aliviar contracturas musculares, ciática y neuralgias, de acuerdo a lo que afirman las terapeutas Carolina Troncoso y Analaura Aguilar, de Naturalmente.

“Actúa como estimulante circulatorio y nervioso, lo cual, junto a su efecto tónico y calmante de la digestión, hace de él un remedio muy efectivo en cualquier problema asociado con tensión nerviosa que cause dolor de cabeza, depresión, debilidad”, acotan.

Por vía externa, el romero actuaría como estimulante de los folículos pilosos, por lo que puede usarse para combatir la calvicie prematura, y para eso usarlo en aceite es muy eficaz.

También, aseguran que es muy bueno para combatir resfríos, infecciones en las mucosas de la boca, tales como la gingivitis. También la irritación en el colon.

Esotérico y mágico

Rituales mágicos, sahumerios, para limpiar, purificar y proteger: el romero ha sido usado en Europa y Australia como símbolo para la conmemoración de bodas, guerra y funerales; usándolo como adorno en un ojal, se queman como incienso o se deja en la tumba de los muertos.

“Desde la antigua Grecia y Roma el romero ha tenido un significado simbólico y se le han otorgado poderes especiales. Por ejemplo, los estudiantes griegos se colocaban coronas de romero antes de los exámenes para la memoria y los romanos ofrendaba romero a sus Dioses”, comenta María Jesús Nieto.

Ella cuenta también, que se le ha otorgado poderes afrodisiacos al ser una hierba consagrada por Afrodita, la diosa del Amor. Es que, dicen las terapeutas de Naturalmente, el romero otorgaría protección, amor, deseo sexual, poderes mentales, sueño y juventud.

“El romero es uno de los inciensos más antiguos y al quemarse emite unas poderosas vibraciones limpiadoras y purificadoras de fuerzas negativas. Pero en baños de inmersión es curativo”, enseñan. Entonces, para evocar esas mágicas asociaciones servirá también tomar una infusión de romero endulzada con miel, cálida y estimulante.

A continuación, se señalan diferentes modos de utilizar el romero:

Infusión: agregar una taza de agua hirviendo a una cucharadita de hojas. Dejar en reposo diez minutos y beber.

Tintura: colocar en un frasco 200g de romero y agregar un litro de alcohol al 70%. Agitar bien y dejar en reposo de 7 a 10 días tapado, agitarlo una vez al día, filtrar y guardar en un frasco protegido de la luz.

Pomada: calentar en primer lugar la tintura a baño maría hasta reducir 5 veces su volumen (de un litro a 200 ml). Fundir también a baño maría 1 kg de vaselina blanca y agregarle 100ml del concentrado. Dejar enfriar mezclando bien.

Loción: colocar en un frasco 200g de romero y agregarle un litro de alcohol al 96%. Agitar bien y dejar en reposo 10 días en un frasco cerrado, mezclar una vez por día. Filtrar y guardar en un frasco protegido de la luz.  Al usarla se debe tener en cuenta que mancha la ropa.

Inhalaciones: agregar un litro de agua hirviendo sobre un puñado de hojas. Cubrirse la cabeza con una toalla y respirar sus vapores a suficiente distancia para evitar quemarse.

Ahora, el aloe vera…

Bueno, es un vegetal maravilloso. Se dice que su efecto es mágico cuando se carga con el estrés de los antibióticos. Su bondad está dada por los adaptógenos que ayudan al cuerpo a sobreponerse antes los cambios que producen los virus y enfermedades.

Los adaptógenos actúan elevando las defensas, haciendo frente a aquellas situaciones que generan estrés. Otra de las propiedades de esta planta es la de ser un antídoto perfecto para limpiar el tracto digestivo.

El aloe actúa como regulador y calmante tanto en el estreñimiento como en la colitis porque mantiene la flora intestinal normal y libre de bacterias. El gel de sus hojas es beneficioso para el colon porque logra desechar las sustancias dañinas a través del tracto intestinal, manteniendo el colon y el organismo limpio de posibles toxinas. Además, es una buena aliada de quienes tienen colesterol alto: oxigena la sangre, propaga los glóbulos rojos y mejora su circulación gracias a que esta planta contiene nutrientes que ayudan a disminuir el colesterol y que regulan la presión arterial.

La ingesta de aloe vera fortalece el sistema inmunológico, haciéndolo resistente ante la arremetida de cualquier virus o enfermedad. El jugo de aloe vera hoy se puede conseguir naturalmente de sus hojas, o en cápsulas y en polvo. El médico o el farmacéutico especializado en fitomedicina explicará en qué dosis y cuántas veces ingerirlo.

Heridas
Durante las primeras 24 horas, y con la zona afectada esté perfectamente limpia, frotar con abundante aloe vera. Verá que el proceso de curación es muy rápido.

Várices
Se obtuvieron muy buenos resultados con aplicaciones locales (fricciones regulares). Hacé un puré con la pulpa de aloe vera, ponelo en un recipiente y colocale un palito en el centro. Llevalo al congelador. Sacalo, dejalo derretir un poco y retiralo. Pasate el aloe sobre los lugares afectados. Repetí la aplicación a menudo.

El Jugo
Los especialistas en fitomedicina aconsejan beber jugo de áloe vera cuando se esté tomando antibióticos orales. El uso de estos fármacos puede provocar una infección vaginal por levaduras porque los antibióticos matan las bacterias benéficas que combaten el crecimiento de las levaduras. El jugo de aloe vera es una medida preventiva natural, pero su efectividad no está garantizada. Mezclá el jugo de áloe vera (es amargo) con jugo de fruta para hacerlo más agradable si no te gusta su sabor. Podés dividir tu dosis diaria (de 50 a 100 ml) y tomarla durante la jornada con las comidas.

Uso bucal
Quienes sufren de asma son propensos a las infecciones orales por el hongo Cándida, debido a los corticosteroides de sus inhaladores. Por eso recomiendan enjuagar la boca con jugo de aloe vera después de usar un inhalador para evitar el desarrollo del muguet.

Leer las instrucciones y las recomendaciones del fabricante cuando compre una preparación comercial de aloe. Dichas mezclas pueden tener ingredientes adicionales con ciertas restricciones. Consultá antes al médico.

Desintoxica
Codiciada por sus múltiples beneficios, esta planta tiene propiedades muy benéficas para el organismo. Esta cualidad hizo explotar su consumo y el interés de la gente por tener una de estas plantas en casa. Contiene las vitaminas y minerales que el organismo necesita para funcionar correctamente: vitaminas A, C, E, B1, B2, B3, B6 y B12, acido fólico, calcio, zinc, cromo, selenio, hierro, cobre, magnesio, entre otros.

Alergias
Tratar con la hoja del vegetal la mayoría de las alergias de la piel. En estos casos aconsejan realizarse aplicaciones frecuentes en las partes afectadas. Rápidamente sentirás un gran alivio. De igual modo procedé con picaduras de insectos y de ortigas.

Arrugas
El aloe es una sustancia biogenética que estimula y hace revivir las células de la piel. Tiene propiedades hidratantes y un efecto astringente y estimulante. La piel reseca se vuelve tersa, las arrugas se suavizan y se reducen, y también mejora el color de la piel.

Acné
Primero limpiar la piel y después masajear con la hoja de aloe partida al medio dos veces al día, durante varios meses. De esta manera se contrarresta la infección, las células de la piel se activan fomentando la curación y reduciendo la formación de cicatrices. Hay que tener paciencia. Igual se sugiere para este caso consultar antes con el dermatólogo.

Urgente24

Los comentarios están cerrados.