Arte y Cultura

La guerra según Tarantino

Bastardos sin gloria.
Bastardos sin gloria.

Bastardos sin gloria (Inglorious basterds / 2009 / USA, Alemania / 152 minutos)
Director: Quentin Tarantino
Guión: Quentin Tarantino
Reparto: Brad Pitt, Christoph Waltz, Michael Fassbender, Eli Roth, Diane Kruger, Daniel Brühl, Til Schweiger y Mélanie Laurent.
Sala y horarios: Cinema Los Gallegos (Todos los días: 15:30, 18:40 y 22:10. Viernes y sábado también: 01:15)

Quentin Tarantino es un autor consagrado bajo las reglas de esa visión cinematográfica: uno cuando ve una película de este reconocido director norteamericano sabe que “es una de Tarantino”. La violencia que rinde culto al cine de género más periférico, las tramas marcadas por tiempos y diálogos inusuales, la reflexión sobre el cine como medio y los planos largos son algunos de los recursos con los cuales el director suele iluminar la pantalla. Desde la posmoderna y esquemática Tiempos violentos hasta el reciente homenaje al slasher desde aquella monumental obra que rendía culto junto a Robert Rodriguez al exploitation, Grindhouse, todos sus trabajos han tenido estas marcas que suelen resaltarse como “autorales”. Pero más allá de eso es cine entretenido que confía en su habilidad para contar una historia, ponerla en pantalla, y al mismo tiempo reflexionar sobre el medio. Con esta película el director amenaza con arrasar el campo de batalla de la Segunda Guerra Mundial con una visión menos romántica, más visceral, quizá más cínica, pero sobre todo más cercana al espíritu de la violencia celebratoria de films que se suelen etiquetar como nazisplotatition o el mismo western spaghetti. De hecho, Tarantino nunca definió a Bastardos sin gloria como un film bélico, sólo se trataba de pedir prestado el escenario de la Segunda Guerra Mundial y explotar sus iconos, con Hitler incluido, en un plan sobre el cual no parece haber ni un sólo atisbo de solemnidad. Es que, lo que anima la imagen de Tarantino es la subversión, y en esta ocasión probablemente estemos ante su obra más ambiciosa, con un guión sobre el que viene trabajando desde hace más de diez años. El film transcurre durante la ocupación alemana de Europa, en una realidad alternativa, con el teniente Aldo Raine organizando un grupo de soldados judíos para tomar crueles represalias contra los soldados nazis. Ese grupo será luego conocido por sus enemigos como “Los bastardos”. Ellos se unirán a una agente secreta, Bridget von Hammersmark y a la dueña de un teatro, que también prepara su propia venganza, en una misión para eliminar a los cabecillas del Tercer Reich. Ya saben, es una de guerra pero es la visión de Tarantino, por lo tanto no esperen encontrarse con Rescatando al soldado Ryan o La conquista del honor, aquí todo fluye en otra dirección, junto a actores como Brad Pitt, pero también otros como el director Eli Roth, Michale Fasbinder o el premiado y prácticamente desconocido Christopher Waltz. Y, obviamente, eso también es bueno.

Sangriento San Valentín.
Sangriento San Valentín.

Sangriento San Valentín (My bloody valentine 3D / 2009 / USA / 101 minutos)
Director: Patrick Lussier
Guión: Todd Farmer, Zane Smith. Basado en el guión y la adaptación de My bloody Valentine (1981), de John Beaird y Stephen Miller.
Reparto: Jaime King, Jensen Ackles, Tom Atkins, Kerr Smith, Marc Macaulay, Kevin Tighe, Betsy Rue, Megan Boone.
Sala y horarios: Cine Ambassador (Todos los días: 15:30, 17:40, 19:50 y 22. Sábado también: 00:10. Sábado y domingo también: 13:05)

La fórmula del slasher es prácticamente la misma en todos los films, sin embargo no deja de ser atractiva gracias a la densidad de los personajes y la personificación del mal que representa el tipo de la máscara de turno, siempre dando lugar a complejas subtramas o a omisiones intencionadas que generan mayor espanto sobre ese extraño que mata atractivas chicas y pobre gente vulnerable. El “por qué” y el “cómo” siempre son la clave de estas películas: en esos elementos se centra su desarrollo y un buen ejemplo son Viernes 13 con Jason, Halloween con su Michael Myers o la gran parodia de los 90’s que resultó ser Scream. Allí aparecen tópicos como violencia familiar, subversión cultural, prejuicios de clase, etcétera. El terror continúa siendo uno de los géneros más políticos, siempre dispuesto a enmascarar detrás de un entretenido shock de sangre, desnudos y violencia en todas sus formas posibles, un subtexto tan perturbador como la realidad misma. Y este es un slasher tradicional basado en una película de culto de los ochentas, My bloody Valentine, que tiene una estructura bastante tradicional, chicas lindas, hermosas, y un “malo” bien identificable como minero enmascarado. La cuestión es que en el Día de San Valentín, un minero ocasiona la muerte a veintidós personas, entre mujeres y niños, en la ciudad minera Harmony. Ahora, 10 años después, los asesinatos comienzan a ocurrir, ocasionando que los tres sobrevivientes de esa masacre vuelvan a revivir el peor día de sus vidas. A quienes les interese el género y pasar un buen rato, seguro que no decepciona a pesar de que la fórmula esté un poco gastada y su director no sea de lo mejor.

El hombre que corría tras el viento.
El hombre que corría tras el viento.

El hombre que corría tras el viento (2009 / Argentina / 86 minutos)
Director: Juan Pablo Martínez
Guión: Ismael Serrano y Juan Pablo Martínez basado en “La dulce Carola” de Ismael Serrano.
Reparto: Ismael Serrano, Jazmín Stuart, Bárbara Lombardo, Roly Serrano, Oscar Nuñez, Pasta Dioguardi.
Sala y horarios: Cine Ambassador (Todos los días: 18:10, 20:20 y 22:15 hs. Sábado también: 00:20 hs.)

En su debut como intérprete el cantautor español Ismael Serrano pone el cuerpo literalmente, además de su poesía, con la adaptación de este relato contado en sus recitales. Por supuesto, en verdad La dulce Carola sirve como disparador para este film dirigido por Juan Pablo Martínez, donde además surgen nuevas subtramas y personajes que se incorporan al lenguaje cinematográfico. Sin lugar a dudas una rareza con un elenco ecléctico donde conviven desde el intérprete musical hasta el actor televisivo que comienza a hacer sus primeros pasos en el cine, y aquellos a los que ya les sobra experiencia. Se trata de una historia romántica de desencuentros, que el mismo cantante y actor describe como parte de sus obsesiones recurrentes, la memoria y el paso del tiempo. “La terquedad de los hombres nos hace repetir una y otra vez los mismos errores, atrapados por una absurda vocación de fracaso que nos arrebata la memoria y las ilusiones”, pero según afirma “no podía dejar que la historia terminase ahí: uno nunca pierde la fe en el ser humano”. Veremos qué tendrá que ofrecer esta singular producción nacional, además de la poesía del cantautor madrileño.

Tinker Bell y el tesoro perdido.
Tinker Bell y el tesoro perdido.

Tinker Bell y el tesoro perdido (Tinker Bell and the lost treasure / 2009 / USA / 86 minutos)
Director: Klay Hall
Guión: Evan Spiliotopoulos
Sala y horarios: Cine Ambassador (Todos los días: 15:10, 17, 18:50 y 20:40. Sábado y domingo también: 13:20)

Tinker Bell… en fin, supongamos Campanita adolescente en un mundo post High School Musical y tendremos algún atisbo de las razones de emplear un nombre en inglés para el personaje, y prácticamente olvidar la obra maestra de Disney de 1953. Es que si bien hay cameos y referencias al mundo del Peter Pan clásico, en realidad se trata de toda una nueva historia que ya comenzó el año pasado con el estreno de Tinker Bell y ya está confirmado que se trata de nada más y nada menos que una franquicia de 5 (¡!) películas. La primera parte fue un film simpático con mucho color, un nivel aceptable de animación y cierta moralina inevitable pero bien dosificada, lejos de cualquier grosería retórica. Lo interesante es que no cualquiera supervisa este proyecto “menor” de la Disney: se trata de nada más y nada menos que John Lasseter, el director de Toy Story (y ahora del departamento de animación de Disney), que aportó varias ideas creativas entre las que se destaca la relación de las hadas con las estaciones, por ejemplo. Sin lugar a dudas es un paquete con fines evidentemente comerciales, pero está bien hecho y es honesto con el espectador al que apunta, a diferencia de otros productos que se pretenden más “trascendentes”. Sin lugar a dudas será entretenida y para chicos, pero los padres están avisados de sus evidentes características infantiles en la trama.

Los comentarios están cerrados.