Ciudad, Información General

“La década ganada por Camuzzi”

Sin dudas la década de los ´90 ha sido, no solo una década perdida, ha sido una década de saqueo del país y eso se ve en diferentes rubros y en especial en la política energética, donde no solo se privatizó la empresas del Estado que nos autoabastecía de petróleo, gas y electricidad, además extranjerizó a las mismas dejando su explotación a multinacionales en un modo de saqueo comparable con el del Potosí.

Más allá de las constantes críticas a las políticas neoliberales de los ´90, nada se ha hecho para revertir esa situación, y un claro ejemplo es el de la Multinacional Camuzzi concesionaria de EDEA SA, Aguas de Laprida, Aguas de Balcarce y de la distribución de gas con Camuzzi Gas Pampeana.

La multinacional Camuzzi beneficiada por la ola privatizadora y extranjerizante de los ´90, sin que sus intereses fueran tocados ni por el gobierno de la Alianza, ni por el Duhaldismo, en la década del kirchnerismo y sciolismo consolida su situación siendo beneficiada con subsidios que llegan hasta 46% que recibe desde el 2008, continuó impune con la estafa laboral. La Municipalidad de Gral. Pueyrredón le condonó deudas por tasas municipales, se niega a brindar servicios por tarifas sociales, practica cortes rotativos en toda su zona de influencia para disimular el déficit de 132 mil voltios que sufre la ciudad, no invierte en infraestructura, sostiene el suministro de electricidad con motogeneradores que producen 1,4 kwh a un costo de 300 litros de gas oíl la hora. Y a pesar de sus incumplimientos no solo sostiene su concesión, además se dejó pasar el plazo administrativo que vencía en el 2012 que hubiera permitido a la provincia recuperar la administración de EDEA SA sin mayores trámites, hecho que no fue percibido ni por el oficialismo ni la oposición.

Muy lejos de revertir las políticas de los ´90, la Multinacional Camuzzi administradora de EDEA SA, pretende avanzar sobre la cooperativas eléctricas de Mar Chiquita y Balcarce apoderándose así de la distribución eléctrica de toda la región, con el agravante que la distribución eléctrica por sus características técnicas es monopólica, por lo que deja al servicio domiciliario, público y producción atados a los intereses de una multinacional.

Ahora, el Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires autorizó un aumento que oscila entre los 10 a 150 pesos por bimestre que figurará con la leyenda “Cargo Fijo Resolución 206/13”, a la cual se sumará el aumento de impuestos que se aplicarán a partir del 1° de Junio que llevará un total aproximado del 18% en las facturas conforme a las estimaciones del Sindicato de Luz y Fuerza Mar del Plata.

Lejos de financiar obras de porte como la repotenciación de la Central 9 de Julio, se sigue insistiendo en la política del Estado bobo, que en vez de defender los intereses de los argentinos, insiste en malgastar con subsidios en la rentabilidad de empresas extranjeras.

Pablo Aceto
Partido Socialista Auténtico

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*