Ciudad

La Costa Atlántica, entre un 10 y un 15 % más cara

Si hubiera algo así como una “sensación económica”, la de los operadores turísticos de la costa atlántica podría ser definida como “estable y templada”: buenas expectativas, precios bajos y poca competencia por el alto valor de la moneda de Brasil.

En la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata (AEHG) son claros: “este año tenemos la ventaja competitiva que ha generado la suba del real; la única opción son nuestras playas””, explica Rolando Domine, miembro de la Comisión Directiva de AEGH. Según cuenta, los destinos que más reservas registran en este momento son Mar del Plata, Villa Gesell y Pinamar.

Vacaciones cortas

Se consolida la tendencia de vacaciones cortas: “lo normal comienza a ser tomarse entre diez y quince días”, cuenta Oscar Ghezzi, presidente de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA). También por eso, porque quedan cerca de ciudades como Buenos Aires, La Plata o Rosario, las playas atlánticas ganan. Allí están “registrando muchas reservas de tres, cinco y siete días” precisa Domine.

De todos modos, impera la prudencia. “Somos optimistas pero también cautos: este ha sido un año duro y no sabemos si las familias argentinas han tenido resto como para ahorrar y gastar ese dinero en gastos postergables como son las vacaciones”, explica Domine. “La hotelería de nivel intermedio -2, 3 y 4 estrellas- tiene 30 % de reservas para este mes y 40 % para enero”. El porcentaje es el mismo para el resto de la costa, afirma Domine y lo confirman declaraciones de la directora de Turismo de Pinamar, Rosa Boero.

Los precios

La cautela se expresa en la política de precios: tanto hoteleros como gastronómicos y martilleros extreman los esfuerzos para mantenerlos lo más bajos que sea posible. Así, FEHGRA habla de aumentos de precios que van del 10 al 15 % en alojamiento y gastronomía.

Por su parte, el Colegio de Martilleros de Mar del Plata, por ejemplo, recomienda mantener las mismas tarifas del verano pasado. Así, un departamento de un ambiente durante la primera quincena de enero arrancaría en $ 900, uno de dos en $ 1260 y uno de tres en $ 1600. Y recomiendan que los descuentos sean del 50 % durante este mes y marzo, y del 30 % en febrero. Estiman que los precios reales estarán un 20 % por sobre lo sugerido.

En Villa Gesell, el secretario de Turismo, Walter Fonte, desborda de entusiasmo: “esperamos una gran temporada, con más de 1,3 millones de visitantes” y asegura que “los comerciantes están haciendo un esfuerzo enorme para mantener los precios de la temporada pasada y lo están logrando; habrá un 5 % de aumento en gastronomía, nada más”. Un departamento de dos ambientes confortable en la Zona Norte de Gesell, para la primera quincena de enero, arranca en $ 2100. En el mismo período pero en Pinamar, un departamento de dos ambientes en pleno centro rondará los $ 3500, según informa César Suescun de Primera Línea Propiedades.

La Cámara de Propietarios de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra), informó que sus precios sufrirán un alza de alredor del 13 %. Según los servicios y la ubicación del balneario, claro. En Mar del Plata, una carpa partirá de los $ 3200 y las sombrillas de $ 2400. En Villa Gesell, rondarán los 3300 y 2200.

Estos son los precios hoy. Claro que la primera semana de enero se negociarán otros.

(www.larazon.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*