Ciudad, Información General

La corte exige escuchar a los vecinos

La Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires resolvió  suspender la puesta en vigencia de la ordenanza municipal que reforma el Código de Ordenamiento Urbano (COU) y todas las obras que fueron autorizadas conforme esa normativa, en el marco de una medida cautelar y hasta tanto se dicte sentencia definitiva sobre la construcción de nuevos edificios.

El fallo responde a una medida cautelar presentada por vecinos de la ciudad, nucleados en las ONG “Fundación Biosfera”, “Hoja de Tilo” y “Nuevo Ambiente”, planteando la “inconstitucionalidad” del nuevo COU, recientemente aprobado por el Concejo Deliberante local, que establece nuevos indicadores de uso de suelo en la ciudad.

Las ONG que realizaron la presentación judicial indicaron que “la aplicación de los parámetros urbanísticos de la ordenanza que cuestionan, que autoriza la construcción de edificaciones de mayor altura, una mayor densidad y ocupación del suelo y establece premios de volumetría en predios de menor superficie, sin prever la necesaria dotación de servicios básicos, equipamiento e infraestructura, irá borrando la morfología urbana que caracteriza a la Ciudad”.

Y adujeron que la ordenanza se sancionó sin la elaboración de un previo estudio de impacto ambiental y sin la previa participación ciudadana que exigía el régimen que éste vino a derogar dado que no se había escuchado a los vecinos, a propietarios, constructores y demás actores sociales.

En este marco, la concejal de Acción Marplatense, Débora Marrero manifestó que “lo establecido por la corte otorga a la decisión de escuchar a los vecinos que tomó nuestro gobierno comunal, en relación a la construcción en los barrios, un sustento jurídico e institucional inapelable”.

“Está muy claro que no se tata sólo de los derechos que pueden aducir los particulares, los sectores o el propio estado en materia de regulación de construcciones sino que, además, la opinión de los vecinos, en cuanto a la fisonomía de los barrios, su identidad y su estilo de vida es insoslayable”, dijo.

Por su parte, Leandro Laserna señaló: “En Mar del Plata hemos recogido la opinión de aquellos barrios que manifestaron su preocupación por el avance de construcciones que cambian su fisonomía. Aún  cuando se trata de construcciones legales, los vecinos deben ser escuchados y la función del estado es armonizar la fuerza creadora generadora de progreso de la construcción con la armonía de los barrios”.

Un comentario

  1. La Concejal Marrero no es objetiva. Dice que “lo establecido por la corte otorga a la decisión de escuchar a los vecinos que tomó nuestro gobierno comunal, en relación a la construcción en los barrios, un sustento jurídico e institucional inapelable”. Solo escucho a una parte de los vecinos. NO ESCUCHARON a quienes en el marco de una normativa VIGENTE, vendieron sus propiedades, generalmente a cambio de un departamento a entregar, y ahora se quedaron sin el pan y sin la torta. Obras suspendidas e incertidumbre total respecto del futuro. De que sustento jurídico habla si no respetan los tramites ya iniciados y los derechos adquiridos. Acaso legislar con efecto retroactivo es jurídicamente e institucionalmente admisible??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*