Arte y Cultura, Cine

La “Salt” de la vida

Por Cristian A. Mangini

Agente Salt (Salt / 2010 / Estados Unidos / 100 minutos)

Agente Salt (Salt / 2010 / Estados Unidos / 100 minutos)
Director: Philip Noyce
Guión: Kurt Wimmer, Brian Helgeland
Reparto: Angelina Jolie, Liev Schreiber, Chiwetel Ejiofor, Daniel Olbrychski, August Diehl, Daniel Pearce.
Sala y horarios: Cinema Los Gallegos (todos los días: 15:40, 17:50, 20:10 y 22:20. Sábado también: 00:30)

Otra vez tenemos a Angelina Jolie subida al carro del cine de acción, demostrando su versatilidad dentro del registro, como ya lo ha hecho en varias películas como Tomb Raider, Sr. y Sra. Smith y la más reciente Se busca. Independientemente de lo que creamos de cada producción, lo cierto es que más allá de la cantidad de dobles que se utilicen en cada producción, la actriz entiende a la perfección el registro y su presencia sostiene al film con una figura casi caricaturesca, propia de los cómics. En este caso tenemos un film dirigido por Philip Noyce, realizador irregular que ha entregado films como Newsfront, Juego de patriotas, Cerca de la libertad, El santo o El coleccionista de huesos, entre films donde se abordan distintos géneros, no siempre con un buen guión pero solvente desde lo visual. La acción tiene en el centro a Evelyn Salt, una agente de la CIA cuya lealtad es puesta a prueba cuando un desertor ruso la acusa de ser una espía rusa. Salt se da a la fuga y se ve obligada a utilizar todas sus habilidades y años de experiencia como espía encubierta para evitar que la capturen. Los esfuerzos de Salt para demostrar su inocencia sólo sirven para levantar aún más las sospechas acerca de sus motivos. Mientras continúa la caza para descubrir la verdad que se oculta tras su identidad, una pregunta sigue latente: ¿quién es Salt? Lo que se dice, un auténtico tanque pochoclero que garantizará entretenimiento y persecuciones vertiginosas que seguramente serán del gusto de quienes sigan el cine de acción.

De vuelta a la vida (The boys are back / 2009 / Reino Unido, Australia / 100 minutos)
Director: Scott Hicks
Guión: Allan Cubbit. Basado en la autobiografía The boys are back in town (2001), de Simon Carr.
Reparto: Clive Owen, Laura Fraser, George MacKay, Emma Booth, Emma Lung, Natasha Little, Julia Blake, Erik Thomson.
Sala y horarios: Cines del Paseo (todos los días: 15:30, 17:40, 19:50 y 22:00. Viernes y sábado también: 00:30)

Llego el melodrama de la semana con una historia basada en la vida real del periodista Simon Carr. El director a cargo es Scott Hicks, un realizador que tiene en su haber una película reconocida como Claroscuro, pero también bodrios imposibles como Sin reservas. Lo cierto es que la película sin lugar a dudas llegará a un determinado público por su historia, sobre todo quienes buscan “historias de la vida real”. Más allá de ello, tiene alguna carga de comedia y se sostiene en los hombros del prácticamente impecable Clive Owen, actor rendidor que puede cargar con cualquier película en función de una fluidez arrasadora en el plano. El film narra que tras la trágica muerte de su segunda esposa, el conocido periodista deportivo Joe Warr tiene que hacerse cargo de su hijo, Artie, de tan sólo seis años. Las cosas se complicarán aún más para Joe, cuando el hijo de su anterior matrimonio, Harry, de catorce años, se mude a Australia para vivir con él durante una temporada. A partir de este momento, Joe, para quien la paternidad consistía en acordarse de traer un regalo a la vuelta de cada uno de sus viajes al extranjero, tendrá que ser padre de tiempo completo y arreglárselas para llevar adelante un hogar formado exclusivamente por chicos. Ya saben, si son adeptos al drama más lacrimógeno esta es una propuesta con un gran reparto que puede ser una buena sugerencia.

La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Flickan som lekte med elden / 2009 / Reino Unido, Australia / 100 minutos)
Director: Daniel Alfredson
Guión: Jonas Frykberg. Basado en la novela Flickan som lekte med elden (2006) de Stieg Larsson.
Reparto: Noomi Rapace, Michael Nyqvist, Lena Endre, Sofia Ledarp, Georgi Staykov, Annika Hallin.
Sala y horarios: Cine Ambassador (todos los días: 21:00)

La saga Millenium fue un best seller que, adaptado al cine en Suecia, fue un auténtico éxito de público que disparó su interés en muchos otros mercados, al punto de que David Fincher será el encargado de hacer una remake del primer film (aquí estrenada como Los hombres que no amaban a las mujeres) próximamente. Como saben está basada en la famosa trilogía del fallecido Stieg Larsson, que consisten en oscuros thriller donde se desnudan algunas de las facetas más oscuras de Suecia desde la perspectiva de dos personajes: Lisbeth Salander, una hacker, y Mikael Blomkvist, un periodista que se involucra con ella por una investigación. Quizá alguien no haya visto la primera parte, por eso sólo diremos que se trató de un thriller correcto, algo arbitrario en sus resoluciones, pero con grandes interpretaciones, particularmente el caso de Noomi Rapace. Entre sus mérito estaba que la trama detectivesca engancha tanto como la relación entre dos personajes completamente distintos en su proceder. En este caso tenemos que dos colaboradores de la revista Millenium, a punto de sacar a la luz un escándalo sobre el comercio sexual en Suecia, han sido brutalmente asesinados y las huellas de Lisbeth están en el arma homicida. Sin embargo, nadie puede encontrarla. Mientras, Mikael Blomkvist, editor jefe de Millenium, no cree lo que se dice en las noticias y sabiendo que Lisbeth es feroz cuando se siente amenazada, está desesperado por encontrarla antes de que la acorralen. Pero Lisbeth es más un ángel vengador que una víctima indefensa, y arremete con ira sobre los que la han herido. A los que les interesen las tramas detectivescas es una película indispensable, pero también es bueno aclarar que vean Los hombres que no amaban a las mujeres primero, ya que hay un nexo inmediato en la continuidad de los hechos.

Un loco viaje al pasado (Hot tub time machine/ 2010 / Estados Unidos/ 98 minutos)
Director: Steve Pink.
Guión: Josh Heald, Sean Anders y John Morris. Basado en el relato de Josh Heald.
Reparto: John Cusack, Rob Corddry, Craig Robinson, Clark Duke, Crispin Glover, Lizzy Caplan, Chevy Chase, Lyndsy Fonseca.
Sala y horarios: Cines del Paseo (todos los días: 19:10)

Es curiosa la presencia de esta comedia en cartelera. Principalmente porque más allá de no ser una rareza, sí viene de un sector “indie” de Estados Unidos. Quizá es decisiva la presencia de John Cusack, un talentoso actor capaz de interpretar varios registros en diferentes géneros, a veces buscando un gesto sobreactuado que premie la Academia, pero permitiéndose hacer trabajos periféricos como, por ejemplo, esta comedia. La premisa es un delirio en la superficie, pero toca en su aspecto fantástico un tema tan universal como la aceptación del pasado y la posibilidad de modificar nuestras vidas. Ya ha sido comparada en algunos aspectos con el éxito de ¿Qué pasó anoche?, film que el año anterior tuvo reconocimiento en los Globos de Oro y que tenía en su estructura algunos elementos que se encuentran con este film. En este caso cuenta que unos amigos, hartos de tener fines de semana patéticos y sin emoción, deciden pasar un fin de semana en un hotel de montaña en el que estuvieron 20 años antes y del que guardan un recuerdo inolvidable. Cuando llegan al lugar se dan cuenta de que nada es como recordaban, pero todo cambia cuando deciden probar el jacuzzi y descubren que es una máquina del tiempo que los transporta hasta los años 80. Inicialmente creerán que deben hacer exactamente lo mismo que hicieron anteriormente, pero luego se darán cuenta de que están ante una oportunidad única de cambiar sus vidas. Sólo hay un pequeño problema: el futuro no es tan sencillo de modificar como piensan. Para quienes les interese la comedia, es una propuesta más que atendible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*