Deportes, Fútbol

Kimberley: sufrió, ganó y sigue invicto

A puro corazón y sobreponiéndose a dos lesiones en el primer cuarto de hora. El equipo marplatense aguantó la presión que imprimió Sarmiento de Ayacucho y se terminó llevando un triunfo por 2 a 1 que le permite ser el único líder del Grupo 12 de la Zona Norte del Argentino B.

Dibujo

De entrada el “Dragón” fue más que su rival que agazapado solo observaba como una y otra vez, primero con Zamorano y luego con Giuntini, le sacaron chispas a los palos del arco custodiado por el arquero Leonardo Serén.

El partido se empezó a complicar con las lesiones. Antes del cuarto de hora Matías Ferreyra ingresó por Giuntini y Juan Cruz Galli hizo lo propio por  Gabutti.

La visita emparejó el trámite del juego en un campo de juego que no daba confianza debido a la cantidad de agua que cayó en la noche de ayer sobre la ciudad.

Pero una vez más los marplatenses arrimaron peligro con una pelota a balón dominado. Cuando no, el defensor Espende ganó en el área rival y casi llega la apertura del marcador.

Más tarde un tiro libre de Flores se cerró de golpe y astilló el travesaño de un Serén que perplejo por la parábola del esférico quedó paralizado.

Sarmiento dependió de las corridas del nigeriano Fatai que desairó a Espende y con soberbio remate casi marca un golazo.

Pero el puntero pegó primero. A los 30 De Hoyos abrió la cuenta después de una asistencia de Parra.

Y sobre el final, después de una linda jugada individual de Zamorano, ensayó un derechazo bajo y el 2 a 0 con el que se fueron al descanso.

En la segunda parte los visitantes siguieron inquietando a la defensa del “Dragón” que no hacia pie y aguantaba con mucho esfuerzo.

Fatai la tuvo debajo del arco pero una buena estirada de Benitez  impidió el descuento de la visita. Que lo volvió a tener en los pies del hombre más peligroso en ataque: Fatai. Que en un pie a mano no pudo con el golero local.

Si algo le faltaba al encuentro fue la fatídica acción del arquero Bénitez, que debido a un resbalón propio por un campo de juego en mal estado, le terminó por dar el gol a Sarmiento a través de un disparo largo por parte del ex jugador del local Pablo Otemuro.

Los minutos finales fueron todos embates de los visitantes que una y otra vez no pudieron quebrar a la defensa del “verde”.

Kimberley se defendió con uñas y dientes y terminó consiguiendo un triunfo muy duro con un rival de jerarquía que lo posiciona en lo mas alto de su grupo y con puntaje perfecto en lo que va del torneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*