Ciudad, Política

Katz pierde aire con Julio Cobos

La magra cosecha de 460 votos que consiguió en Mar del Plata, junto a sus aliados Jesús Porrúa (Storani), Vilma Baragiola (Moreau) y Gustavo Serebrinsky (Posse), dejó muy mal parado al arquitecto. Es que el entente, fue quizás la peor perfomance en el territorio bonaerense, teniendo en cuenta la escasa inserción de Ricardo Alfonsín en el aparato partidario local. Sin embargo las urnas fueron un topadora apoyando al hijo del ex presidente.

Una de las primeras consecuencias, ha sido sin dudas el desplazamiento de Katz del entorno de las decisiones políticas y estratégicas de los equipos de Cobos, ya que el marplatense no figura en la composición de la nueva plana mayor del hombre que trascendió por su voto no positivo.

Así lo refleja en su edición de ayer el diario La Nación, en una nota que se ocupa ampliamente del tema:

“El vicepresidente Julio Cobos dio ayer el paso que le faltaba para convertirse en precandidato presidencial de la UCR y armó el equipo que se ocupará de elaborar un programa de Gobierno de cara a 2011.

En el mismo día y con pocas horas de diferencia, Cobos mantuvo dos encuentros decisivos para su postulación.

Después de almorzar, pasó por el hotel Savoy, donde los equipos de su fundación, Consenso para el Desarrollo Argentino (CODA), escucharon del analista político Sergio Berensztein cómo debe prepararse quien llegue al poder en 2011 y qué escenario encontrará.

En la reunión, cerrada para la prensa, se trabajó con la hipótesis de que esa persona será Cobos.

Por la noche, en un viejo edificio en Piedras y Rivadavia, sede del cobismo bonaerense, el vicepresidente recibió a unos 40 intendentes, legisladores provinciales y dirigentes afines y los envió a trabajar por su proyecto presidencial.

“No nos conformemos con una plataforma electoral, construyamos un plan de gobierno”, los arengó Cobos, según contaron a La Nacion varios dirigentes presentes.

Como publicó este diario, en un encuentro con diputados y senadores el martes último, Cobos había pedido armar debates en todo el país para que los radicales y los ciudadanos independientes aportaran ideas para el próximo gobierno.

Pero ayer avanzó un paso más y armó una mesa de conducción nacional que se ocupará del tema. La integrarán los diputados de la UCR Oscar Aguad (Córdoba), Mario Barbieri (Buenos Aires) y Jorge Alvarez (Santa Fe), y los senadores Eugenio “Nito” Artaza (Corrientes), Laura Montero (Mendoza) y Roy Nikisch (Chaco).

A ellos se sumarán los intendentes Mario Meoni (Junín) y Gustavo Posse (San Isidro) y los dirigentes Hugo Lesca (Entre Ríos) y Juan Carlos Jaliff (Mendoza).

“El adversario por vencer es Kirchner, no Alfonsín”, sintetizaron a La Nacion los dos voceros del encuentro, Meoni y Jaliff. Cobos insistió mucho en no enfrentar directamente a Ricardo Alfonsín (su oponente declarado en la interna radical), por eso piensa apoyar a los dirigentes de mayor consenso en cada provincia (aunque sean cercanos a Alfonsín) en vez de dividir a cada distrito con un candidato de cada uno.

La otra estrategia será llevar a todo el país los proyectos centrales del vicepresidente, como el servicio cívico voluntario para jóvenes desempleados, la cédula educativa para controlar la deserción escolar y planes contra la inseguridad, para que la sociedad y la dirigencia radical conozcan sus ideas”.

Fuente Diario La Nación/ mdphoy.com

Los comentarios están cerrados.