Deportes

Juegos Evita 2009: Braian Toledo, el pibe record

Brian Toledo 1
Toledo toma impulso para clavar su jabalina en los 81.40 metros.

“Avisé que Braian iba a tirar muy fuerte y cumplió. Es un atleta completo en todo sentido porque jamás subestima ninguna competencia y por eso quiso participar en los Evita. El quiere superarse a si mismo en cualquier torneo y por eso no dudo que va a seguir cosechando logros a nivel mundial”, fueron las palabras instantánea de Gustavo Osorio, el entrenador de Braian Toledo, tras contemplar como su pupilo lograba un triunfo histórico sobre la pista marplatense del EMDeR que reunió a más de 3.000 personas en la jornada final de los Juegos Evita 2009.

El joven de Marcos Paz lanzó su jabalina a 81.40 metros y estableció así la mejor marca argentina de la historia con una jabalina de 600 gramos. Cabe destacar que en los Evita las categorías se dividen por edades y los Sub 16 compiten con implementos de 600 gramos, en tanto que en la competencia nacional e internacional habitual, Toledo integra la categoría menores (Sub 18) y allí lo hace con una jabalina de 700 gramos.

Toledo, en medio de la emoción por haber logrado superar uno de los grandes desafíos que se había planteado junto con su entrenador, no ocultó sus sentimientos. “Soñé durante mucho tiempo superar los 80 metros, era un objetivo nos planteamos con mi entrenador y al fin se me dio, en los Juegos Evita y con al apoyo de todo el país”, confesó a www.deportes.gov.ar el atleta becado por la Secretaría de Deporte de la Nación que se convirtió en el primer participante de la historia de los Evita que previamente subió a un podio en un Campeonato del Mundo, tal cual lo hizo con el bronce en el Mundial de menores de Italia en julio.

Y el propio Osorio descubrió una de las claves del éxito de Toledo: “Le pedí en todo momento que disfrute de la competencia, que se suelte, porque en los Evita se viven situaciones que no se dan en los torneos internacionales. El poder compartir días con miles de chicos de su mismo país, intercambiar experiencias… todo ayuda al crecimiento del atleta. Y creo que sin tanta presión se vio lo mejor de él”.

También explicó que “técnicamente Braian realizó un trabajo excelente, apuro la carrera y le apunto a los faroles del estadio, tal como habíamos conversado, ese era su punto de referencia. Y la clavó justo donde habíamos proyectado, en la zona de los colchonetas de salto en alto”.

La mañana dominical no había comenzado del modo que esperaba Toledo, puesto que en el primer lanzamiento se le resbaló la jabalina y apenas alcanzó una distancia de 65,84. Allí recibió el aliento del público, las palmadas en la espalda de Gabriel Andreu, Director de Fomento Deportivo de la Secretaría de Deporte; y los gritos del entrenador cubano Miguel Bernal, especialista en jabalina contratado por la Secretaría de Deporte para la detección de talentos y el trabajo con los jóvenes  que se entrenan en el CENARD.

“No pierdas de vista los focos del estadio, concéntrate en ellos que vas a mejorar los lanzamientos”, le indicó con la voz mansa que supone un conocimiento de las condiciones de Toledo. Y allí fue el bonaerense con su remontada para marcar 75.85 y 79.61 en la eliminatoria, y los posteriores registros en la final: nulo, 77.39 y 81.40. El segundo puesto fue para el Mauro Fernández, también de Buenos Aires, con 61.40 metros y el tercer escalón del podio lo ocupó el correntino Arturo Meana, con una distancia de 60.64m.

“Estoy muy feliz y emocionado”, repitió una y otra vez Toledo en diálogo con la web de la Secretaría de Deporte de la Nación y sostuvo para www.deportes.gov.ar: “Era difícil pero siempre me tuve mucha confianza para superar los 80 metros. Cuando lancé la jabalina me di cuenta que algo bueno había hecho, que lo había logrado. Y en esto quiero agradecer a mi entrenador Gustavo Osorio porque es como un padre para mí, mi guía dentro y fuera de las pistas”.

Y se despidió con una frase que resume el sentimiento de todos los chicos que al finalizar la jornada de atletismo se metieron en la pista a dar su propia vuelta olímpica, porque todos sos campeones por su esfuerzo: “Lo que me motivó a participar en los Evita es la experiencia, el compartir actividades con miles de chicos de todo el país que tienen los mismos sueños que yo de triunfar en el deporte “.

Su presente mundial y su sueño olímpico

“Ahora lo que quiero es disfrutar de este momento, retomar la escuela que es muy importante y empezar a pensar con tranquilidad mi participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2010. Mi ilusión es estar en la final pero sé que será muy difícil y no se puede saber lo que pasará. Lo importante es seguir como hasta ahora, entrenando bien, siendo constante y manteniendo esta concentración”, comentó también Toledo, para quien su gran apuesta serán estos juegos.

Y bien justificadas están sus ilusiones porque el 2009 lo presenta como una de las grandes promesas argentinas: ganó la medalla de bronce en el Mundial de menores de Italia que lo ubica en el segundo puesto del ranking internacional, y recientemente marcó su 11° récord en la temporada con los 79,25m en el Nacional de Córdoba, que lo coronó campeón argentino de su categoría.

Braian marca el camino

Surgido de los Torneos Juveniles Bonaerenses, Toledo comenzó a competir en la categoría menores en este año, obteniendo el título nacional en Rosario con 57,19 m. y la medalla de bronce en el Sudamericano de Lima con 60,41 m.

Braian se entrena en el Cefema (Cefn°31 y Escuela Municipal de Atletismo) de su ciudad bajo las órdenes de Gustavo Osorio, quien es profesor nacional de educación física, entrenador nacional de atletismo y entrenador internacional nivel 1 y 2 IAAF. Desde que comenzó en el atletismo, pasando por varias disciplinas hasta elegir el lanzamiento de jabalina, Braian logró competir y pasar por diferentes niveles de competencias atléticas: a nivel local del distrito de Marcos Paz, regional, provincial, nacional e internacional.

En el 2006 tuvo cuatro participaciones, una con jabalina de 400 gramos y tres con 600. Su mejor marca en esa temporada fue 34,55. Al año siguiente comenzó de a poco adquirir técnica y el crecimiento fue notable: comenzó con un lanzamiento de 37 metros en la etapa local de los Torneos Juveniles Bonaerenses y terminó llegando al Sudamericano de Coquimbo, Chile, con 47,64 metros, marca que le sirvió para treparse hasta el cuarto puesto de la competición. Luego vino un bronce en el Sudamericano de Perú y la evolución no se detuvo allí, el año pasado el múltiple campeón argentino consiguió 20 medallas doradas, 2 plateadas y 3 de bronce.

A pesar de entrenarse todos los días y de estar tan metido en el deporte, Braian no descuida los estudios. Por el contrario, se recibió del tercer ciclo de escuela secundaria básica con el honor de ser el abanderado de su curso como premio por sus excelentes calificaciones. Ahora está cursando el polimodal para culminar sus estudios secundarios en el Nacional Nº 2 de Marcos Paz y también le está yendo tan bien como con la jabalina.

(Fuente: deportes.gov.ar – Gabriel Antonielli)

Los comentarios están cerrados.