Carta de Lectores

Jubilados: especie en extinción

 

Quizás el título no responde a la realidad que buscan los científicos, pero hay otra realidad más palpable aún ya que pareciera que funcionarios claves en el mundo de la tercera edad de todos los gobiernos, tuvieran esa aspiración. También puede ser falta sensibilidad para comprender o quizás la ausencia de capacidad para asumir compromisos que exceden sus conocimientos y cualidades humanas.

Cuando a alguien que recorrió, militancia política mediante, varios cargos importantes en diversos gobiernos (siempre cayendo parado, una maravilla para el circo de la vida),  le preguntaron sobre cómo era posible que  se animara a todo como un funcionario multiuso, la respuesta fue que “todo es igual”.

Se habla siempre de concursos, de evaluación para cargos inferiores, ¿no será elemental que esto comience por lo de más arriba en cada organismo? Eso sí, con profesionales comprometidos con la gente, ejemplo, universitarios probados y aprobados que más allá de lo físico busquen respuestas mentales. No vendría mal ese examen en vista de graves fallas en las elecciones que hace el elegido en las urnas que nunca llega a ser el superdotado que puede decidir sobre el mejor para cada espacio que debe cubrir. Lo vemos a diario.

Lo que sigue siendo igual es que el jubilado es el último en la lista. Claro, ¿qué fuerza tiene un pasivo al lado del activo? Por caso, en la provincia de Buenos Aires, el gran SUPERAVIT del IPS, está en manos del tesoro bonaerense y cada decisión sobre esos fondos pasa por el ministro de economía de turno que es posible que tenga el concepto de que “la necesidad tiene cara de hereje”. Es la cara que siempre ve el jubilado, mientras observa que los “baches” en la economía son cubiertos con sus fondos.

Por esto y mucho más es que se ha solicitado, ya en octubre pasado, audiencia con la GOBERNADORA VIDAL. El tema comenzó antes, mediante el uso del programa que ella implementó con el nombre de CADA DÍA MÁS CERCA. A febrero, tenemos el derecho de considerarnos CADA DÍA MÁS LEJOS. Vale recordar que ya hubo reiteración del pedido hasta por CARTA DOCUMENTO, donde se especifica, más allá de las normas que nos asisten y se transgreden, comenzando por las constituciones nacional y provincial, que hay una carpeta con fundamentos y esencialmente documentación que se pretende entregar.

Pero volviendo a lo nacional, materia más corriente para los grandes medios. Uno puede observar cómo abultados fondos de ANSES son requeridos, sin preguntas mediante, al auxilio del gobernante de turno. Al mismo tiempo se ve las grandes falencias que presenta el PAMI. Aquí en Mar del Plata nos cansamos de leer la falta de camas y en lo global, en todo el territorio nacional, falencias en la atención, medicamentos, falto de pago a los profesionales, etc. Entonces cabe evaluar que si existen dos organismos que deben ocuparse específicamente de la tercera edad, deberían recorrer un camino mucho más cercano. Parte de esos fondos de ANSES, ¿no podrían ir en auxilio de la salud? es decir, del PAMI y cubrir de forma inmediata todas las deficiencias que hacen, nada más y nada menos que a la vida misma.

Volviendo a la provincia, cuándo fuimos a plantear al IOMA que el mal pago del IPS a los PASIVOS de la provincia, distrayendo, dilatando y escondiendo los “vueltos”, perjudica la recaudación del organismo de salud que nos toca por ley; desde el IOMA, sin entender esto o haciendo lobby con los directivos del IPS, contestaron que uno mismo debía acudir al instituto previsional. Es decir, una más para que los PASIVOS, no sigamos siendo tales, hay que volver a la actividad para cuidar los fondos que hacen a nuestra salud. El mundo del revés, como diría María Elena Walsh.

Durante el gobierno anterior, visita mediante del Defensor del Pueblo de la provincia al IOMA, se explicó, sin vueltas, que había grandes reclamos en la defensoría con referencia a esa obra social y oficial, que pareciera que de lo social pasó a lo particular cuando, por ejemplo recordemos que la madre de la entonces Presidente de la Nación, no tuvo ningún problema en recibir reintegros que los mismos profesionales del instituto cuestionaron.

Hay coincidencias en lo nacional y provincia que destrozan los “versos” y quizás las buenas intenciones de algunos. Lo importante sería que los nuevos (que ya no lo son tanto), a veces inocentes, otras veces malintencionados, alguna vez aprendan que deben escuchar más a las víctimas y menos a los victimarios. De esta manera se podría creer que los funcionarios bien nacidos, aspiran a que la raza humana, al llegar a cierta edad, no sea una especie en extinción.

Miguel Toscano

Referente de Jubilados Activos de Obras Sanitarias Mar del Plata S.E.

2 Comentarios

  1. Es histórico en el país, el mal uso del dinero público por parte de los funcionarios, especialmente el de las jubilaciones. Quedó demostrado que estas cajas fueron usadas en gastos corrientes que no debiera haber sido así, se confiscaron años de aporte al ciudadano. El mal engendro de estas se superpone con economías escasas que generan menos ingresos individuales y por lo tanto de los aportes previsionales. Se confiscó las cajas privadas de jubilación sin miramientos y sin respetar al ciudadano que eligió ese sistema. Durante años los funcionarios no cumplieron con lo exigido por la Corte Suprema de actualizar jubilaciones, juicios por medio los afectados debieron malograr años de vida en pos de recuperar esos dineros. Hoy hay una reparación histórica en devolver esos fondos mal liquidados, pero el mínimo de las jubilaciones pagas no permite al jubilado tener una subsistencia normal de vida, agravado esto por jubilaciones permisivas otorgadas sin los aportes previos. Otras molestias son el destino de los fondos del ANSES para usos no específicos para lo que se crearon. Argentrucha vive de “slogans” para definir decisiones de gobierno que luego suelen no cumplirse. El funcionario público, en exceso en el país, si tiene capacidad profesional y moral, no necesariamente debe tener título universitario, sólo con ver y recordar figuras inmorales que están y pasaron lo demuestran. PAMI es inviable para el jubilado, el uso de la recaudación se desgasta en fines diferentes, salarios de directivos y ejército de empleados, acuerdos extraños con terceros, contratos de prestaciones dudosas, mantenimiento de edificios y vehículos, publicidad, y lo poco que queda hacerle sentir al jubilado que PAMI le dá gratis beneficios, gran mentira, el jubilado recibe los servicios en ciertos casos “sin cargo”, pero lo grave es que le hacen creer que SU PAMI es el benefactor que dá beneficios y no ve que él es su dueño, él es quien debe decidir como administrarlo y no los funcionarios de turno nombrados por el Estado a piachere. PAMI hay que disolverlo, aceptar a los jubilados en obras sociales o prepagas pagas por ellos mismos a su elección, y quienes no puedan cubrir este pago hasta que se recuperen los ingresos personales, el Estado subsidia la diferencia. Sin duda será el subsidio pago menor a los permanentes déficits y malos servicios actuales. IOMA con otras características de funcionamiento, pero con el mismo mal estatal y de mal uso partidario.

  2. Gracias por la publicación,muy buena nota.-