Ciudad, Información General

José Conte, el hombre de la suerte

Ayer,  no pocos se vieron sacudidos por una triste noticia, el fallecimiento de un personaje de la ciudad, José Conte, conocido por muchos como el hombre de la suerte, el que desparramó plata por 25 años desde las puertas de un banco, ya que desde su tradicional puesto callejero, supo vender nada más y nada menos que 16 grandes de la lotería a convecinos.

José Conte era el hombre que en las puertas del Banco de la Nación y Comercial de Tandil, vendiendo billetes de lotería, llegó a ser tan emblemático como las propias entidades crediticias frente a la Plaza Independencia de la ciudad de Tandil. También fue gastronómico en Gipsy, frente al Cine Cervantes y la Confitería Rex. Formó parte de casi un centenario de la vida de esa ciudad. (Foto Diario El Eco de Tandil)

Rezaba la descripción de Jurocas en La Vidriera, de diciembre, de hace dos años, que se trató de un hombre de bolsillos casi siempre flacos, pero de corazón grande. Nacido en la ciudad de Azul, mozo de profesión desde los 17 años de edad, llegó a Tandil un día del año 1953 para cubrir una plaza temporaria en la siempre recordada Confitería Rex y se quedó aquí para siempre.

Fue bufetero después del recordado Huinca Che, entidad tradicionalista ubicada en Chacabuco al 700, pasando luego al bar Ideal, siguiendo por Jipsy, por el bowling de Santana, etc. Ganaba bien, pero a la hora de hacer las cuentas, las ganancias del día no resultaban tan importantes. Por eso, andando el tiempo, siempre con la intención de mejorar sus ingresos con los que mantenía a su esposa y a sus tres hijos, cuando llegada la media noche dejaba la bandeja y el saco blanco, recorría las whiskerías vendiendo cigarrillos y chocolate Bariloche. Hasta que probó suerte con los billetes de lotería. Y realmente la tuvo, porque se convirtió en “el hombre de la suerte”, dado que departió fortunas a varios vecinos.

Se lo recuerda como un vendedor ambulante, mientras se mantuvo en actividad, como pocos, porque pocos como él, teniendo tan poco, han dado tanto. Y siguiendo con este juego de palabras… no fueron pocas las entidades que supieron de sus donaciones, de sus aportes desinteresados.

 

Fuente: El Eco de Tandil

 

NdR. José Conte era el padre del ingeniero José María Conte, concejal y funcionario público del área de servicios de la MGP, durante varios años, y recordado, fundamentalmente, por la voladura de la manza 125 durante la gestión del intendente Blas Aurelo Primo Aprile.

Los comentarios están cerrados.