Política

Intendentes también buscan acordar criterios salariales

DATA_ART_1965522

Ya hay gestiones para establecer una estrategia común en las negociaciones con los gremios. Quieren definir un tope.

La preocupación por la volatilidad de la economía no sólo es patrimonio de las provincias que en los últimos días multiplicaron reuniones conjuntas en busca de establecer un parámetro de negociación salarial con los gremios. La idea de los estados provinciales es que, aún cuando saben que no habrá una oferta de aumento uniforme en todo el país, ninguna administración se dispare con mejoras que pudieran arrastrar hacia arriba las demandas de los gremios.

Con ese objetivo se vienen reuniendo los ministros de Economía de la mayoría de las provincias. De hecho, en el último encuentro trascendió que el “techo” salarial que se buscará imponer ronda el 25% para una negociación salarial que todas las administración pretenden clausurar lo antes posible y sin establecer cláusula de revisión alguna durante el año, una exigencia de los gremios que quieren ponerse a cubierto ante una eventual disparada inflacionaria.

Pero esa inquietud expresada por las provincias baja como efecto cascada a los municipios bonaerenses donde se ve con profunda preocupación las conversaciones por aumentos de sueldos que en algunos casos ya comenzaron.

Los intendentes conocen que habrá pedidos de mejoras salariales que apuntarán a recuperar poder adquisitivo de los trabajadores y que en esta negociación serán aún más punzantes no sólo porque en la mayoría de las comunas los aumentos otorgados el año pasado quedaron por debajo de la inflación anual, sino porque además el escenario de los primeros meses de 2014 y el alza de los precios contribuirán a dibujar peticiones más altas.

PRIMERAS CHARLAS

La cuestión de los sueldos en los municipios y las implicancias de los aumentos, comenzaron a ser analizadas en los últimos días por varios intendentes bonaerenses del oficialismo. Reuniones para analizar el proyecto de la Policía Municipal -otra de las grandes inquitudes de los alcaldes que ya ven que deberán hacerse cargo de gastos adicionales para sostener la fuerza de seguridad local-, sirvieron de plataforma para avanzar con la idea de ir hacia un acuerdo tendiente en ponerle algún techo a las ofertas de aumento que harán los distritos.

Sería, en principio, una estrategia similar a la que vienen desarrollando los ministros de Economía de varias provincias que ya comenzaron a hablar de ofrecer un techo salarial de alrededor del 25%.

Uno de los intendentes que viene motorizando la movida le dijo a este diario que el temor que existe en las administraciones locales es que algún alcalde se dispare con una oferta muy superior al resto. “Algunos muchachos se mueven más como sindicalistas que como intendentes”, graficó.

La cuestión no sólo desvela a los alcaldes del oficialismo. En la última semana, varios intendentes radicales también alertaron sobre esta situación durante un encuentro que mantuvieron en nuestra ciudad en el que analizaron la difícil situación financiera de los distritos, agudizada por el alza inflacionaria.

En la mayoría de los distritos la cuestión salarial suele poner en jaque a las administraciones, ya que varias de ellas destinan el 60% del presupuesto a atender el pago de sueldos.

Pero los intendentes anotan que el alza de los insumos disparará otros gastos, entre ellos, uno de los que más afecta a las arcas locales: el servicio de recolección de residuos.

Por eso buscan, al menos los del oficialismo, establecer un tope salarial como parámentro para la discusión con los gremios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*