Ciudad, Información General

Integración para los adultos mayores

Representando a la Universidad Atlántida Argentina estuvo presente el delegado Rectoral Lic. Carlos Manuel Rodríguez quien agradeció a la institución de los jubilados por la posibilidad de trabajar juntos en un programa tan valioso que permitió brindar espacios de aprendizaje y contención a los adultos mayores. Cabe destacar que, de mayo a diciembre pasaron por la UAA alrededor de 700 jubilados del Pami que llenaron de alegría y entusiasmo las aulas.

De esa universidad recibieron sus diplomas la señora Susana Delgado en representación de los alumnos del Taller de Literatura y Escritura que dirigió la profesora Adriana Aredes; el señor José Gilberto Rodríguez por el grupo del Taller de Jardinería a cargo de la profesora Amanda Paulos y la señora Viviana Díaz en nombre de los alumnos de Computación que cursaron con los profesores Carlos Cadabeira, Telma Muñoz, Valeria Torre y Emanuel Bombina.

A raíz de la finalización de estos cursos la profesora Muñoz escribió unas palabras para compartir con estudiantes, docentes, personal y autoridades: “En nombre de todo el equipo de profesores de la Universidad quiero agradecer  a PAMI, a sus autoridades y colaboradores, por la creación de este programa maravilloso que ha posibilitado acercar a nuestros Adultos mayores, a nuestros “viejos”, a la tecnología.

Agradecer a la Universidad Atlántida Argentina, especialmente de la Secretaría de Extensión al Lic. Carlos Rodríguez, a la Sra. Estela López Merino y a la Srita. Rocío Baraglia, por convocarnos para este proyecto, por la confianza que depositaron en nosotros, por la calidez y el acompañamiento permanente que recibimos de ellos.

Fuimos testigos de sus logros, poder comunicarse con los amigos y la familia que a veces están tan lejos, pero ahora parecen estar más cerca, escribiendo sus primeros correos electrónicos, o chateando, guardando en la “compu” esas fotos tan queridas, poder leer el diario desde Internet, o buscar una nueva receta para cocinar algo distinto.

Seguro que piensan que falta mucho por aprender, pero si miran hacia atrás, el camino que recorrieron es enorme, y tal vez el más difícil, porque eran los primeros pasos.

Sigan practicando, buscando, descubriendo y proponiéndose nuevos desafíos, siempre un poco más allá.

Desde lo personal, me llevo el corazón repleto de cariño y hermosísimos momentos, esta fue una experiencia maravillosa y enriquecedora para mí, les puedo asegurar que he aprendido mucho más de lo que he podido enseñarles.

Los comentarios están cerrados.