Ciudad, Información General

Integración para los adultos mayores

Representando a la Universidad Atlántida Argentina estuvo presente el delegado Rectoral Lic. Carlos Manuel Rodríguez quien agradeció a la institución de los jubilados por la posibilidad de trabajar juntos en un programa tan valioso que permitió brindar espacios de aprendizaje y contención a los adultos mayores. Cabe destacar que, de mayo a diciembre pasaron por la UAA alrededor de 700 jubilados del Pami que llenaron de alegría y entusiasmo las aulas.

De esa universidad recibieron sus diplomas la señora Susana Delgado en representación de los alumnos del Taller de Literatura y Escritura que dirigió la profesora Adriana Aredes; el señor José Gilberto Rodríguez por el grupo del Taller de Jardinería a cargo de la profesora Amanda Paulos y la señora Viviana Díaz en nombre de los alumnos de Computación que cursaron con los profesores Carlos Cadabeira, Telma Muñoz, Valeria Torre y Emanuel Bombina.

A raíz de la finalización de estos cursos la profesora Muñoz escribió unas palabras para compartir con estudiantes, docentes, personal y autoridades: “En nombre de todo el equipo de profesores de la Universidad quiero agradecer  a PAMI, a sus autoridades y colaboradores, por la creación de este programa maravilloso que ha posibilitado acercar a nuestros Adultos mayores, a nuestros “viejos”, a la tecnología.

Agradecer a la Universidad Atlántida Argentina, especialmente de la Secretaría de Extensión al Lic. Carlos Rodríguez, a la Sra. Estela López Merino y a la Srita. Rocío Baraglia, por convocarnos para este proyecto, por la confianza que depositaron en nosotros, por la calidez y el acompañamiento permanente que recibimos de ellos.

Fuimos testigos de sus logros, poder comunicarse con los amigos y la familia que a veces están tan lejos, pero ahora parecen estar más cerca, escribiendo sus primeros correos electrónicos, o chateando, guardando en la “compu” esas fotos tan queridas, poder leer el diario desde Internet, o buscar una nueva receta para cocinar algo distinto.

Seguro que piensan que falta mucho por aprender, pero si miran hacia atrás, el camino que recorrieron es enorme, y tal vez el más difícil, porque eran los primeros pasos.

Sigan practicando, buscando, descubriendo y proponiéndose nuevos desafíos, siempre un poco más allá.

Desde lo personal, me llevo el corazón repleto de cariño y hermosísimos momentos, esta fue una experiencia maravillosa y enriquecedora para mí, les puedo asegurar que he aprendido mucho más de lo que he podido enseñarles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*