Ciudad

Inspección Municipal detectó 8 lugares con venta de alcohol en forma ilegal

clausurado_004-2
En todos los casos fueron clausurados. 
El cuerpo de inspectores del Departamento de Licencias de Venta de Alcohol dependiente de la Dirección de Inspección General Municipal constató venta de alcohol ilegal en distintos puntos de la ciudad. De esta forma fueron clausurados los establecimientos ubicados en Las Azaleas al 1900 (Sierra de los Padres), Ruta 226 Km 14 ½, Alsina 2293, avenida Fortunato de la Plaza 5918, Rivadavia 9410, Tetamantti 1670, Portugal 1787 y el de la calle De la Maza 3298.
Diariamente el personal municipal recorre los diferentes barrios de la ciudad en busca del cumplimiento de las leyes 14050 y 13178 que regulan el horario de la venta de alcohol y la autorización del mismo.
Eduardo Bruzetta, director general de Inspección Municipal, explicó que “es fundamental la presencia del Estado en este tipo de acciones. La idea es impedir que locales que a altas horas de la noche y hasta la madrugada  hacen de la venta de bebidas alcohólicas un negocio rentable pero también peligroso ya que venden a motociclistas, automovilistas y también a menores de edad sin importarles las implicancias que para la seguridad personal y de la comunidad esto significa”, indicó.
Cabe destacar que la Ley Provincial 14.050 es la que establece los horarios de venta de bebidas alcohólicas en la Provincia de Buenos Aires, siendo para comercios de 10.00 a 21.00 hs.
En todos los casos el personal municipal fue acompañado por efectivos de la Policía Departamental al momento de proceder a labrar las actas de constatación y la clausura de los comercios.

2 Comentarios

  1. Todo se origina en esa polémica ley provincial que no ha dado resultados y sólo perjudica a los adultos responsables.
    Quiere decir que los menores, los motociclistas y automovilistas pueden adquirir las botellas sin problema alguno a las 20.30 hs., o emborracharse en un bar o boliche en cualquier horario.
    Y una persona adulta, responsable, que le cayó una visita sorpresiva a cenar está impedida de comprar una cerveza o un vino a las 21.10.
    Me parece todo absurdo y sin sentido. La ley no sirvió y no sirve porque vemos por la calle personas alcoholizadas a cualquier hora del día o de la noche. Las peleas entre borrachos en las puertas de los boliches y bailantas es tan común que ya nadie se asombra.
    Entonces… ¿de que sirve esa ley?
    El accionar de esa patota municipal encabezada por el barrabrava Buzzetta recorriendo los almacencitos de la periferia (¿pronto irán a las pulperías de campo?) me parece lamentable.
    Se dedican a perjudicar a pequeños comerciantes y a sus vecinos. Las astronómicas multas que deben pagar para levantar la clausura dejarán a más de uno en la ruina.
    Me pregunto si no es suficiente el control de alcoholemia que, sí, realmente, resulta efectivo para disminuir el número de accidentes.
    Esa ley debería ser derogada.

  2. Gracias Néstor como siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*