Ciudad, Política

Inseguridad: una foto buscada para más de lo mismo

¿No sabían los asistentes, que la Municipalidad, está siendo investigada por desvío y malversación de fondos del Programa de Protección Ciudadana?

¿No sabían los asistentes, que durante tres días los patrulleros policiales, no pudieron funcionar por falta de combustible, debido a la falta de pago al proveedor?

¿No sabían los asistentes, que se han roto todas las reglas de la administración pública, para la adquisición de cámaras de seguridad, con un sobreprecio del 200 %, violando principios del derecho administrativo?

¿No sabían los asistentes, que Mar del Plata cuenta con sólo el 30 % de los efectivos policiales, que se le deben asignar en relación a su cantidad de habitantes.

Es la misma foto e imágenes que repetirán por inercia todos los medios, sin reparar en las cuestiones de fondo.

Los participantes de la reunión (de la que no participó Pulti) fueron el director del Programa de Seguridad Comunitaria, César Ventimiglia, el subsecretario de Control, Adrián Alveolite, el titular de la Fiscalía Federal, Daniel Adler, el juez de la Cámara Penal del Departamento Judicial Mar del Plata, Pablo Poggetto, el doctor Ricardo Achinelli en representación del titular del Ministerio Público Fiscal, Fabián Fernández Garello, el titular de la Policía Departamental, Osvaldo Castelliel jefe de la prefectura, Jorge Fortín, y el presidente del Foro de Seguridad, Miguel Gómez  mantuvieron una reunión de trabajo.

El objetivo fue coordinar esfuerzos y acciones para que los controles ciudadanos estén más cerca del vecino.

“Todos se mostraron conformes de que nos sentemos en la misma mesa y acordamos  realizar estas reuniones trabajo periódicamente”, explicó Ventimiglia, en declaraciones de circunstancias un funcionario que debió estar en funciones hace 18 meses. Fue todo lo que dijo en el té social.

No se les puede inducir falta de conocimiento, a quienes asistieron a la convocatoria, debido a que muy bien deben saber cómo funciona el protocolo, y cuáles son sus deberes y responsabilidades. Cómo escindir este encuentro del papelón del gobernador Scioli y el ministro Casal persiguiendo bandas por rutas del Gran Buenos Aires. Mezcla autos de alta gama, drogas, armas, chalecos y detenidos y la conclusión es que los delincuentes tienen conexiones entre sí. Es una falta de respeto a la inteligencia de los argentinos, todo este bardo que arman desde su impericia e impotencia.

Existen responsabilidades políticas claras y contundentes, Pulti que actúa par y paso con el gobernador Scioli necesitaba esa foto, con los jerarquías judiciales, policiales y prefectura, pero es necesario decir que fueron utilizados, siendo funcionales para escuchar más de lo mismo de un flamante secretario de Seguridad, quien todavía no sabe dónde están los teléfonos en la Municipalidad.

Ahora quedaron todos pegados a la política que intentará Pulti a través de Ventimiglia, afectados a problemas estructurales que no responden al voluntarismo. Reuniones como las celebradas se pueden contar de a centenares en los últimos años.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

Un comentario

  1. coincido con la apreciación de Jorge E Gómez y con la de este diario, pasa en todo el país, NO HAY voluntad política de terminar con la inseguridad, hay gente que hace NEGOCIO multimillonario con ella, en una reunión de ese tipo, los concurrentes debían haber dicho “sr jefe policial, vaya a buscar a los chorros a su guarida, Ud conoce muy bien quiénes son y dónde están y haga lo que tiene que hacer” hay gente que NO PUEDE vivir en sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*