Ciudad, Política

Inseguridad: se confirma desvío de fondos

Se han derivado a gastos generales las sumas destinadas al suministro de combustibles ( $ 300.000 por año) , por un lado, y por otro, tampoco se asignan $ 1.800.000 (anuales) a compra y reparación de los móviles policiales, ambos casos respaldados por ordenanzas.

Estos $ 2.100.000.- han sido absorbidos, por los $ 13.800.000.- correspondientes a los $ 27.600.000 del total del plan, a cuyo 50 % (otros $ 13.800.000), no se ha podido acceder, debido a la falta de rendición adecuada de la Municipalidad de General Pueyrredón.

Esto era ventilado en el mismo momento, en el que eran velados los restos del comerciante Dardo Molina, otra víctima mortal de la inseguridad quien falleció tras 90 días de agonía, en un caso de inseguridad ocurrido en Luro y 190, que provocó diversas marchas y movilizaciones de vecinos de ese populoso barrio.

Horas más tarde, el gobernador Daniel Scioli hacía una ostentosa presentación del Operativo Sol en su versión 2010/2011, con un despliegue de película norteamericana, junto al ministro de Seguridad doctor Ricardo Casal.

Según lo expresado por el secretario de Hacienda Mariano Pérez Rojas, se reconoció que se entregan a la Prefectura Naval 1.000 litros de combustible por día, a razón de 120 litros por cada unidad de la Prefectura, es decir el equivalente a un recorrido de 1.000 kilómetros por día, por cada uno de los ocho vehículos, que tiene la fuerza federal en nuestra ciudad.

Según a la información a la que pudo acceder mdphoy.com (de fuentes irreprochables) el promedio/día por cada patrullero de la Policía Bonaerense es de 7,5 litros por unidad, el equivalente sólo al 6,5 % en un análisis comparativo, entre los móviles provinciales y federales.

Pero si esto aparece como un manejo irregular, en la disponibilidad de combustible, no deja llamar la atención, cómo se han gastado los casi $ 14.000.000.- del Plan de Protección Ciudadana. Se ha licitado y adjudicado la compra de camionetas que no aparecen prestando el servicio, mientras que las cámaras de seguridad adjudicadas a través de un proceso irregular, espera “que se emita opinión desde el Ministerio de Seguridad”, y que la empresa Global View, ya se “ha expedido tras el requerimiento municipal”, pero no se ha cerrado el proceso de compra, con un sobreprecio de 400 % en relación a los valores de plaza existentes en todo el territorio bonaerense.

Las dificultades económicas financieras de la municipalidad, son permeables a un manejo discrecional de partidas, pero en este caso no se trata de tapar un bache más o menos, o reparar una luminaria, son fondos que se restado a la seguridad de la población, la principal preocupación de los habitantes de los habitantes de Mar del Plata – Batán.

También llama la atención, que los opositores políticos no entren en la cuestión de fondo, como la derivación de esta masa de dinero, en la cual aparecen sobreprecios, destino de alojamiento sin la debida tramitación a un proveedor que gira bajo la denominación de Resaka, y otros elementos que merecerían un análisis más preciso e importante.

El pago de sueldos municipales y los vehículos afectados a los servicios, aparecen como los destinos probables, pero por lo menos, las responsabilidades políticas no se pueden eludir, cuando muchas de las erogaciones están bajo un serio cuestionamiento.

Curiosamente la Dirección de Prensa, distribuyendo fotografías, dio como positivo el hecho de que todo el gabinete estuviera en la audiencia pública del presupuesto, en un aval implicito a este desvío y desmanejo de fondos públicos, afectados a combatir la inseguridad.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

Un comentario

  1. Mientras los delincuentes nos matan todos los días, el Secretario de Hacienda está contento porque los vecinos con un clik pueden ver la pantalla con información sobre los gastos en seguridad. Tanta incapacidad de ver la realidad, también es cómplice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*