Destacado

Inseguridad: Pulti, el encubridor que le pide más plata a la gente

El intendente Gustavo Pulti no duda en bastardear el tratamiento de la inseguridad. Sus necesidades políticas, electorales y de caja lo obligan a meterse por la ventana, de una problemática que ha ignorado de cara a los vecinos y contribuyentes.

Durante su gobierno en 90 días de 2013 se multiplicó el número de asesinatos. En la fecha de su anuncio, en la apertura de las sesiones del Concejo Deliberante,  las tapas de Clarín y La Capital, inusualmente, ocuparon sus títulos principales para dedicarlos a dos homicidios en el mismo día. Hoy todos tenemos presentes cuál es el papel de un encubridor, a través de un caso de público conocimiento. Sirve para comprender mejor esta figura del delito.

Como tampoco son casualidad, la improvisación y el amateurismo de una catarata de imprecisiones que han partido desde su mensaje, sólo acompañado por su corte de aduladores por su condición de vínculos rentados, vecinalistas y sociedades de fomento, con un alto grado de desinformación y dependencia.

Hubo dos casos de linchamiento y otros tantos que se pudieron evitar, evasiones del Penal de Batán, un Centro de Contención de Menores de puertas abiertas y una idea instalada de policía bonaerense de brazos caídos, que no da respuestas a la sociedad. Ante tamaña desnaturalización de las áreas respectivas, Pulti ha permanecido callado (mientras se sacaba fotos con Scioli), ahora como rehén K, que ya ha pegado el salto, lleva la disputa a esta falsa opción de nueva policía a través de una consulta popular.

El intendente con su propósito de creación de un nuevo cuerpo de seguridad, ha descendido en el debate de los marplatenses, se ha prestado al trabajo sucio de la Casa Rosada en este colapso que viven los bonaerenses en general y marplatenses en particular. Pulti hace jugar a General Pueyrredón y Batán en la interna peronista, sin pensar cómo arreglar el problema de la gente.

Pero no sólo bastardeó la lucha contra la inseguridad, sino que también intentará hacerlo con la herramienta democrática de la consulta popular, en una convocatoria cargada de propósitos electorales y con el efecto de blanquear un objetivo inconfeso: recaudar para la formación de un cuerpo de guardia, vigilancia o policial, ya que no se sabe ni cuál es el proyecto primario.

Pulti si hay algo que no puede hacer, es pedir es más plata para los contribuyentes, ya que tiene que sortear aún el pronunciamiento de la justicia, sobre la investigación del destino de $ 27.600.000.- que junto a Ariel Ciano, manejaron indebidamente, siendo rechazados en su pretensión de incorporarse como querellante en la causa, dictaminando el juez que ellos son también investigados.

Todos esos recursos públicos despilfarrados, deben ser sumados a rejas, alarmas, contratos con seguridad privada, cámaras de seguridad, perros, etc. y ahora, Pulti quiere una sobretasa para crear más puestos políticos para la militancia oficialista. Hace mucho tiempo que el intendente está borrado del tema de la inseguridad, sino no se hubieran multiplicado los casos de homicidios en sólo 90 días del 2013.

El proceso fraudulento de adjudicación de cámaras de seguridad, adjudicadas a la empresa del montonero Mario Montoto, está también bajo la lupa de la justicia federal, pero la misma no avanza ante el delivery judicial de la protección política, que ostenta la procuradora General de la Nación Gills Carbó.

Pero además causan asombro e indignación que desde la oposición hayan salido a compartir la medida, como en el caso del diputado provincial Pablo Farías, perteneciente al GEN el partido de Margarita Stolbizer. Farías, según declaraciones periodísticas, dijo celebrar la decisión de Pulti de la formación de una nueva fuerza de seguridad en la ciudad. Es absolutamente claro que el legislador provincial marplatense, debe haber encontrado su banca en un huevo de pascua o un chocolate Jack, sino resultan incomprensibles sus declaraciones, porque a esta altura Farías debería conocer en detalle, de lo que está gestando en Mar del Plata el gobierno de Pulti, y no lo debería ignorar Margarita Stolbizer.

Las necesidades políticas, electorales y de caja, sirven además para bastardear el genuino llamado a una consulta popular, con la cual busca vincular su resultado para incorporar una nueva sobretasa, a las cuatro que ya cobra en su gestión. Dará la misma concepción y valor que al presupuesto participativo, de ínfima adhesión y mucha más ínfima ejecución de las partidas presupuestadas.

Pulti ha tenido la habilidad, de correr nuevamente por izquierda a una oposición, que evidentemente no acierta en la fórmula de enfrentarlo. Su entorno mediático y pago son armas que no duda en utilizar, para transmitir un mensaje vacío y falso. Es necesario organizarse desde los vecinos, instituciones intermedias, foros de seguridad y ONGs. Para plantear lisa y llanamente la abstención en la consulta popular o la participación por el voto del no, la única barrera que hoy se podrá oponer a este impresentable anuncio del intendente.

El 18 de marzo a las 10.16 am, mdphoy.com  publicó la nota que llevó como título “Los asesinatos condenan a Pulti y Ciano”. Diez días después, el intendente intenta como en otras ocasiones huir hacia adelante. Ya lo hizo desde la provocación, para desmerecer las masivas marchas de marplatenses del 20S y 8N, esas multitudes enarbolaban la inseguridad como un reclamo prioritario a las autoridades políticas.

Es absolutamente necesario que toda la población conozca que Pulti, nos está llevando a un desfiladero, por su alineamiento político. Dejó de sacarse fotos con el híbrido de Scioli, para sodomizarse a la dictadura del dinero, un método del gobierno de CFK, que sirva para quebrar y cooptar políticamente a intendentes. Pulti ha demostrado que es dueño de una conducta sin escrúpulos, que funciona en piloto automático ante una oposición inexistente, inoperante y carente de ideas.

Quintela, el flamante nuevo jefe Departamental, a pesar de su larga trayectoria se encuentra en virtual estado de pánico, ya que admite que la situación lo ha desbordado, que es peor de lo que pensaba y agregó que debió acompañar la creación de una nueva fuerza de seguridad porque no le quedaba otra salida, en sus declaraciones en el despacho del intendente.

Pulti durante seis años ha permanecido en el tema de espaldas a la gente de Mar del Plata. Negó sistemáticamente la declaración de emergencia en la inseguridad, la realización de una audiencia pública y la participación de los foros de seguridad municipales. A esa falta de reconocimiento, como es su costumbre intentó desactivarlas, a través de anuncios mediáticos y el nombramiento de un funcionario burócrata proveniente del PC como César Ventimiglia.

Pero todavía existe algo peor, la falta de criterio y declaraciones ambiguas del presidente del Concejo Deliberante, doctor Ariel Ciano, quien fue partícipe necesario del despilfarro de los fondos del Plan de Protección Ciudadana. Pero la vaguedad de Ciano, no deben asombrar, porque no sostiene en público lo que dice en privado: “nosotros hacemos mucho por la seguridad, lo que pasa es que ustedes no lo entienden, porque son gente  de derecha”. Esto es peligroso para la gente, que día a día debe enfrentar sin la ayuda del Estado, a delincuentes dispuestos a matar por dos pesos. Más de un fiscal ha sufrido hechos de inseguridad.

Nunca se los vio a Pulti y Ciano acompañar las miles de reuniones celebradas en todos los barrios de Mar del Plata, autoconvocados por la inseguridad. ¿Qué autoridad pueden exhibir ahora? ¿Cómo se los puede acompañar en una aventura de esta naturaleza? Hoy son empleados del gobierno nacional, y ya sabemos que para CFK y sus ministros la inseguridad no existe, no es un problema de su gestión, ¿será de Scioli?, y aquí hay otra gran trampa: La falta de escrúpulos al servicio de la política, han embretado al intendente en una encerrona, que de ninguna manera debe acompañar el pueblo de Mar del Plata.

La oposición política con representación en el Concejo Deliberante es insuficiente. Pulti no garantiza que la inseguridad se reduzca con su anuncio, el problema se agravará. Además a través de impuestos nacionales, provinciales y tasas municipales, se tributa para que el Estado proporciones los servicios de seguridad y justicia. ¿Para qué van a pedir más plata?

Es imprescindible que desde los clubes, el lugar de trabajo, desde los colegios, desde las reuniones de padres, de los medios de comunicación, etc. se ponga en marcha una campaña de abstención y/o del voto negativo a la policía de Pulti y a la creación de una sobretasa, en la consulta popular.

Es necesario rebelarse y para ello, el plebiscito es un arma de la democracia para defenderse.

 

Jorge Elías Gómez
[email protected]

2 Comentarios

  1. me dijeron que la comisaria tercera del puerto, ubicada en Padre Dutto entre Magallanes y Ayolas, esta intervenida porque parece que los policias no eran policias, eran ….. ustedes saben algo??

  2. La inseguridad se combate animandose a entrar en las villas y creanco centros de contencion e inclusion, no gastando mas plata en policias corruptos. Pero claro Pulti desde la tranquilidad de su casa en el coqueto barrio stella maris, con seguridad privada no eta interesado en esto. ni que hablar de la marioneta alveolite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*