Jorge Elias Gomez, Opinión

Inseguridad: Pulti admitió errores; “la denuncia es creíble”, aseguró un abogado penalista

El intendente Gustavo Pulti (en una reunión fuera de agenda oficial) junto al secretario de Gobierno Ariel Ciano, reconoció errores en el desenvolvimiento de la Prefectura Nacional en la ciudad, como que también hubo apresuramiento en algunas decisiones, lamentando haberse dejado influenciar por quienes articulan con la Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas del Delito.

El intendente municipal formuló esa revisión, ante un alto funcionario de la Justicia Federal, conmovido por la entidad de la denuncia que lo ha sobresaltado de manera especial. Es que Pulti, no quiere una nueva experiencia como la vivida en épocas del estacionamiento medido, durante el gobierno de Mario Roberto Russak.

Lo que hay que aceptar en primer lugar es que los hechos que contiene la denuncia “son creíbles” dijo uno de los mayores especialistas en derecho penal del foro local, “aunque fuera del expediente no se puede pormenorizar”, agregó consultado por mdphoy.com.

El papel de querellante, que intentó la Municipalidad de General Pueyrredón, y que rechazó el juez Alejandro Castellanos, supone que la propia intervención municipal es signada como posible investigada, en la evolución de la causa. Asimismo el tema, adquiere el ajuste riguroso a las normas procesales, a las que deben atenerse las partes, que fue reflejada en la contestación del magistrado al presidente del Concejo Deliberante arquitecto Marcelo Artime, atribuyéndole falta en las formas e improcedencia de la requisitoria.

Desde Olivos el ex presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner se desayunó del problema por las dos páginas de cobertura, que le dedicó Clarín al incidente judicial marplatense, que por elevación involucra al gobierno de CFK. El diputado nacional machaca sobre el gobernador Daniel Scioli, por los crecientes casos de inseguridad en el territorio bonaerense, en vísperas de la madre de todas las batallas electorales, que puede definir la continuidad o el fin de la era del kirchnerismo.

Nunca públicamente emitirán opiniones sobre la seguridad en la Provincia, pero Kirchner lo acosa para bajar la repercusión de los hechos de inseguridad, el problema que más preocupa a los habitantes del mayor distrito electoral del país, donde se comete un asesinato cada cuatro días y se registran cinco robos por hora.

La actuación del fiscal Claudio Kishimoto, “asegura ser inflexible, constante e insobornable en su cometido”, aseguró una de las fuentes consultadas. Con estas garantías y el cúmulo de pruebas que se van acumulando en las fojas del expediente, se puede concluir, que el problema es serio y de riesgo para la administración, más allá de las connotaciones políticas, que siempre en estos casos, se cuelan con otras intencionalidades y matices.

La denuncia donde actuó de oficio del fiscal Juan Manuel Pettigiani, está sostenida por documentación sólida y fundamentada. No se involucra a nadie con nombre y apellido, como tampoco se direcciona a un caso de corrupción, pero de la investigación pueden surgir los cargos de malversación, incumplimientos de los deberes del funcionario público, falta de control, como de descontrol en los gastos de los fondos afectados por una partida de dinero, que debió aplicarse a equipamiento de las fuerzas de seguridad.

La falta de aprobación de la rendición del 50 % de la remesa de dinero de la primera partida, bloquea el envío de nuevos fondos, otros $ 13.800.000.- que deberían estar sujetos a mejorar la operatividad de la policía. Este es otro elemento que perjudica a la población, un manejo de los tiempos que pareciera escaparse y no se compatibiliza con las necesidades. Es la falta de alimento para un desnutrido o de medicamentos para un enfermo. Hay una evidente falta de celeridad en la operación, dilaciones burocráticas, que en el oficialismo no dudan que responden al aparato, que dejó montado el radicalismo luego de años de gobierno.

No se configuró debidamente, la prioridad y la optimización del gasto, entra a jugar la contratación de una empresa que factura prestaciones que son un traje a medida, en esta demanda de seguridad, cayendo en excesos que obligan a ser exhaustivos en la investigación y la determinación de las responsabilidades de toda índole de los funcionarios actuantes. Allí apunta la denuncia del doctor Juan Manuel Pettigiani.

Nadie, pero absolutamente nadie, observó cuántos móviles ni cuántos efectivos de la Prefectura Nacional, actúan en el ámbito del Partido de General Pueyrredón, no se sabe, se desconoce.Pero si se conocen las erogaciones que han producido, hay una desproporción manifiesta.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*