Ciudad, Información General

Informe anual: 31 geriátricos infraccionados y 5 clausurados

Los controles se realizan en el marco de la política de la secretaría de Gobierno de que cada actividad respete la normativa que la rige, que estos establecimientos cuenten con las condiciones necesarias para albergar a nuestros abuelos, y para preservar la salud y la vida de quienes se alojan en estos sitios y sus trabajadores. 

En el marco de las inspecciones que se vienen realizando a geriátricos, personal municipal prosiguió con los operativos de control del que participaron agentes de Bromatología, Salud, Seguridad Industrial y Comercial, Habilitaciones y Tercera Edad se controló a setenta y tres establecimientos en lo que va del año. 

Como resultado, los agentes labraron treinta y una infracciones, de las cuales ocho fueron por tener el trámite de habilitación incompleto, veinte por deficiencias en las medidas de seguridad (disyuntor, iluminación de emergencia, detectores de humo, etc.) y el resto por otras causas.

 

Además, procedieron a la clausura de cinco establecimientos, cuatro porque funcionaban clandestinamente y uno por tener la habilitación vencida y problemas eléctricos.

 

Entre las inspecciones los principales puntos que se controlaron fueron: ropa de cama, comida, tableros eléctricos, instalaciones eléctricas, detectores de humo, luces de emergencia.

 

En este marco, el secretario de Gobierno Ariel Ciano, señaló que “los operativos los estamos desarrollando en conjunto con la subsecretaría para la Integración de la secretaría de Desarrollo Social porque estamos trabajando por una ciudad para todos y, para ello, es fundamental preservar la salud de los abuelos”.

 

“El objetivo es que se cumplan las normas para generar condiciones de confianza en la preservación de la salud y la calidad de vida de ellos”, dijo.

 

En ese sentido, sostuvo que “los operativos se dieron en horarios vespertinos y nocturnos para verificar, entre otras cosas, la hora en que les dan de comer a los abuelos, el estado sanitario de los alimentos y los lugares de conservación y preparación de los mismos como así también las instalaciones eléctricas, las luces de emergencia y los matafuegos”.

 

Por último, aclaró que también se “verificaron y constataron los manifiestos o certificados de residuos patogénicos que, obligatoriamente, deben presentar estos lugares”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*