Arte y Cultura, Cine

Infierno grande

Por Cristian Ariel Mangini

Atracción peligrosa (The town / 2010 / Estados Unidos / 125 minutos)
Director: Ben Affleck
Guión: Peter Craig, Aaron Stockard, Ben Affleck. Basado en la novela Prince of thieves (2005), de Chuck Hogan.
Reparto: Ben Affleck, Jeremy Reener, Rebecca Hall, Jon Hamm, Chris Cooper, Blake Lively, Pete Postlethwaite, Titus Welliver.
Sala y horarios: Cinema Los Gallegos (todos los días: 15:00, 17:30, 20:00 y 22:30. Sábado también: 01:00)

Pueblo chico…en fin, saben como continúa el proverbio. La cuestión es que con esta película Ben Affleck confirma en su corta filmografía como director su fascinación por las pequeñas poblaciones, donde se ocultan prejuicios, ambigüedades y secretos que en un abrir y cerrar de ojos terminan poniendo en evidencia que la tranquila fachada puede desmoronarse en cualquier momento. Nuevamente recurre al policial, así como lo hizo en la excelente Desapareció una noche, donde sorprendió a más de uno con un film complejo, con una crítica social que nunca aparecía remarcada, sino que apelaba al espectador a pensar sobre su propia visión moral del asunto. Visualmente aquel film era más que promisorio, con encuadres quirúrgicos y un ritmo donde la acción, cuando aparecía, era implacable. En fin, fue una de las mejores películas de 2007, y aquí tenemos un planteo donde nuevamente una relación impensada va poniendo en evidencia lazos que terminan complicando la vida de los protagonistas. O sea, acción romance, drama, todo un cóctel completo que promete ser uno de los estrenos más importantes del año. El relato cuenta que Doug MacRay es el líder de un grupo de ladrones de bancos en Boston, quienes se enorgullecen de robar siempre lo que quieren y salir limpios. Pero todo eso cambia con el último trabajo de la banda; cuando ellos, por poco tiempo, toman a una rehén: Claire Keesey gerente de un banco. Aunque la dejan ir sin un rasguño, Claire está muy alerta porque los ladrones saben su nombre y saben dónde vive. Pero ella baja su guardia cuando conoce a un sencillo y encantador hombre llamado Doug, sin darse cuenta que es el mismo hombre que días antes la había aterrorizado. La atracción inmediata entre ellos gradualmente se torna en un romance apasionado que amenaza con llevarlos a un camino peligroso y potencialmente mortal. Uno de los estrenos indispensables del mes, sin dudas.

Red social (The social network / 2010 / Estados Unidos / 120 minutos)
Director: David Fincher
Guión: Aaron Sorkin. Basado en el libro The accidental billionaires: the founding of Facebook, a tale of sex, Money, Genius and betrayal (2009), de Ben Mezrich.
Reparto: Jesse Eisenberg, Justin Timberlake, Andrew Garfield, Max Minghella, Armie Hammer, Rooney Mara, Dakota Johnson, Brenda Song, Josh Pence.
Sala y horarios: Cinema Los Gallegos (todos los días: 15:20, 17:45, 20:15 y 22:45. Sábado también: 01:10)

Facebook, ¿quién no tiene o aunque sea no escuchó hablar de Facebook? ¿Qué es eso de la red social, de etiquetarse, de reencontrarse con viejos rostros nuevamente de manera automática? ¿Qué es eso de sumar amigos y “me gusta”, de comentar, de formar grupos que pueden ser desde neonazis hasta fans mundiales de lo nuevo de la muñequita pop de Disney? ¿Cuántas veces viste fotos de alguien que apenas conocés por curiosidad, lujuria o ambas? Eso y tantas, pero tantas preguntas que están más allá de Facebook son lo que pretende enfatizar esta película desde el biopic del creador de esta herramienta, que apunta también a ver qué pasa con otras redes sociales como fenómeno. La leyenda cuenta que en una noche de otoño del año 2003, Mark Zuckerberg, alumno de Harvard y genio de la programación, se sienta frente a su computadora y, apasionadamente, comienza a trabajar en una nueva idea. En un furor de blogs y programación, aquello que inicia en su dormitorio, pronto se convierte en una red social global y en una revolución de la comunicación. Seis años y 500 millones de amigos después, Mark Zuckerberg es el billonario más joven de la historia… pero para este empresario, el éxito implica complicaciones tanto personales como legales. Un elenco brillante, un director consagrado y una temática que interesa inmediatamente, además de la música de Trent Reznor y Atticus Ross, son los ganchos de este film que también está destinado a estar entre lo mejor del mes.

La lengua materna (2010 / Argentina / 78 minutos)
Director: Liliana Paolinelli
Guión: Liliana Paolinelli
Reparto: Claudia Lapacó, Virginia Innocenti, Claudia Cantero, Mara Santucho, Ana Katz, María Simone y Nancy Anka.
Sala y horarios: Cines del Paseo (todos los días: 15:30, 17:15, 19:00, 20:45 y 22:30. Sábado también: 00:20)

Tras la interesante opera prima que cosechó reconocimiento alrededor del mundo, Por sus propios ojos, Liliana Paolinelli realiza una comedia que tiene especial vigencia con el “tema” en boga. El tema es la equidad sexual, los nuevos modelos de familias y también la posibilidad de que uno pueda elegir libremente su sexualidad, independientemente de cómo haya nacido. Todo esto suena muy lindo y distante, pero lo cierto es que el marco de tolerancia y la aceptación social e institucional son un proceso más largo y complejo, del cual se han subrayado posturas con tono crispado desde varios bandos. Por eso es saludable una comedia de la cuestión. Sí, ya lo vimos en el film Mi familia, pero el hecho de que sea un film nacional le da otro tipo de proximidad al relato. La lengua materna cuenta que Estela una señora sesentona, se entera de que su hija, Ruth, que ronda los 40, es lesbiana, y que la chica con la que vive no es una amiga, sino su pareja. Este descubrimiento lleva a Estela a indagar sobre un mundo hasta ahora desconocido, y compra libros sobre lesbianismo y frecuenta bares gays. En tanto su hija, que está atravesando una tormenta emocional, ve el interés de su madre como una intromisión. Los roles se invierten y es la hija quien debe aceptar a la madre que tiene. Con un elenco sólido y enredos que parecen augurar un buen guión, el film parece ofrecer una comedia de esas que ofrecen risas pero también un momento para reflexionar con un café después de la función.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*