Campo, Ciudad, Política

Incentivar con acciones el consumo de carne porcina

El Senador Provincial Carlos A. Fernández (UCR)  ha planteado a través de la presentación de un Proyecto de Declaración en la Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires, la solicitud para que el Poder Ejecutivo Nacional impulse una modificación a la legislación vigente de tal manera de equiparar el porcentaje que tributa la carne de cerdo al resto de las carnes que se comercializan. La carne de cerdo hoy está alcanzada por una alícuota del 21% por el IVA y no del 10,5 % como la carne de vaca o la del ganado ovino.

De esta manera, se intenta acompañar con hechos concretos los dichos de la presidenta, que días pasados insto al consumo de la carne de cerdo. A los supuestos “poderes afrodisiacos” que la mandataria señalo, se le sumaría un incentivo económico a llegar la carne a un precio más accesible a los consumidores.

En tal sentido el Senador expresó, “sería importante que apuntáramos seriamente a incrementar el consumo de la carne de cerdo en la Argentina y nada mejor para ello que bajando el precio del producto para el consumidor sin perjudicar al productor, la mejor fórmula es equiparar desde el punto de vista tributario a la carne de cerdo con otras similares lo que provocaría una disminución importante en el precio de comercialización.

En particular para nuestra región en donde la producción de cerdo se realiza mayoritariamente en forma artesanal o familiar, salvo casos muy puntuales como puede ser el caso de Tandil,  con dos importantes emprendimientos dedicados a la producción en gran escala y algunas granjas en la zona de Azul y Vidal .

Seguramente un incentivo de la naturaleza propuesta generaría un importante marco de incremento del consumo, que acompañado por políticas activas desde
el Estado orientadas al incentivo de la producción, redundaría en un beneficio concreto en la ampliación de la diversidad productiva y la generación de los consecuentes puestos de trabajo.

Si tenemos en cuenta que el consumo per cápita alcanza hoy a los 6 kgs anuales en la modalidad de carne fresca y unos 3 kgs. adicionales a través  de productos elaborados, es absolutamente factible un incremento del nivel de consumo, que sería interesante porque  el cerdo es el doble de “eficiente” que el vacuno en la conversión de kgs. de cereal en kgs. de carne.

Los comentarios están cerrados.