Ciudad, Policiales

Incautaron más de mil kilos de cocaína en cajas de langostinos listos para exportar

Las primeras informaciones señalaron que la cantidad de droga eran “unos mil kilos de cocaína”, que estaban camuflados dentro de cajas cargadas con langostinos listos para exportar a España. El cargamento fue secuestrado y sometido a una revisación minuciosa en la empresa pesquera Poseidón de Puerto Madryn.

740264570_20130610_poseidon El allanamiento continuaba este lunes en las instalaciones de la empresa “Poseidón”, donde personal de la policía de Chubut bajo la supervisión del juez federal de Rawson, Hugo Sastre, realizaban el conteo de la droga que estaba disimulada en un cargamento de más de 4.000 kilos de langostinos.

El juez federal Sastre, quien interviene por cuestiones de jurisdicción, detalló que “las diligencias recién empiezan y lo hallado entre el cargamento de langostino es coincidente con la denuncia”.

Fuentes ligadas a la investigación confirmaron por otra parte a la agencia Télam que “el cargamento de langostinos provenía de Mar del Plata y fueron los propios trabajadores que manipulaban la carga quienes descubrieron lo que sospecharon se trataba de droga y avisaron”.

Por su parte, el secretario penal del juzgado, Mariano Miquelarena, explicó que “el allanamiento va a llevar unas cuantas horas porque hay que revisar toda la mercadería y son cerca de cuatro mil kilos de langostino”.

El langostino transportado desde Mar del Plata tenía por destino a España, y si bien se encontraron hasta ahora solo seis kilos se estima que la cantidad es mucho mayor.

Por su parte, el Fiscal Federal de Rawson, Fernando Gelves, reconoció que se sospecha que podría haber más de mil kilos de cocaína de máxima pureza.

“No tomé contacto con las actuaciones aún, pero los cálculos que hace la policía es que podría superar la tonelada, aunque eso es materia de una investigación muy minuciosa. Por ahora son todas presunciones”, dijo el fiscal.

Una fuente de la investigación aseguró que la carga de langostinos “estaba desde hacía un mes en los equipos de frío de la empresa”.

“Incluso la partida se demoró porque se esperaba juntar más mercadería para la exportación y porque habían tenido algunas objeciones del Senasa respecto a la forma en que estaban embalados los langostinos”, indicó.

Según los pesquisas, uno de los empleados de la empresa fue quien descubrió que algunas cajas con los langostinos eran distintas en su interior, por lo que decidió avisar a la policía ante la sospecha de que hubiera algo raro.

La policía que llegó al lugar extrajo el contenido de una de las cajas, alrededor de unos seis kilos de droga, y los reactivos confirmaron que se trataba de cocaína de máxima pureza.

 

Fuente: Radio 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*