Ciudad, Policiales

Impactante hallazgo del cuerpo de una joven, con signos de abuso y atada de pies y manos

El hecho tuvo lugar en Mar del Plata, cuando el cadaver de Patricia Ardiles fue encontrado en un descampado con signos de asfixia por compresión y tapado con una bolsa. Acusan a un vecino a quien le quemaron la casa

Desaparecida desde el viernes, cuando se retiró de su domicilio para asistir a la iglesia evangélica a la que concurría habitualmente, Patricia Silvina Ardiles, de 23 años, era intensamente buscada en Jorge Newbery y finalmente su cuerpo fue hallado la tarde del sábado luego de que unos jóvenes divisaran un bulto extraño en un descampado.

 0010098495Tras la llegada de los efectivos de la comisaría 12da. junto a la fiscal de Instrucción María Isabel Sánchez al predio de 24 manzanas delimitado por las calles 200, 212, Alvarado y Alberti, al oeste de Mar del Plata se comprobó que se trataba del cuerpo de Ardiles, que se encontraba desnuda de la cintura para abajo. atada de pies y manos, con un cordón en el cuello, la cabeza tapada por una bolsa y  cubierta con un nylon y con signos de abuso sexual y asfixia por compresión.
Por el caso, personal de la Policía Bonaerense informó que el presunto criminal fue identificado como Ariel Ozan, un hombre de 29 años que ya habría abusado sexualmente de la víctima hace dos años, contra quien, tras presentarse las pruebas, se libró la orden de detención, que tuvo lugar este domingo. Ozan fue apresado en la casa de un vecino, donde se ocultaba debajo de unos cartones en
los fondos de la propiedad.
En el mismo momento en que los oficiales procedían a la detención del homicida, una docena de vecinos incendió la casa del abusador, ubicada en la calle Leguizamón (ex 212) al 2900. Tras darse esa circunstancia, los agentes de la Policía debieron montar guardia en el lugar, pedir refuerzos a Bomberos y soportar las agresiones de los furiosos vecinos que luego de manifestarse se retiraron del lugar. El aprehendido fue trasladado a la Unidad Penal 44 en orden al delito de abuso sexual seguido de muerte por orden de la fiscal que instruye la causa.
De acuerdo a los que reconstruyeron los pesquisa en base a distintos testimonios, la víctima salió de su domicilio con destino a una iglesia evangélica del centro la ciudad y había acordado encontrarse con Ozán en la esquina de la casa de éste, ubicada en el mismo barrio Jorge Newbery.
La principal hipótesis apunta que la joven no fue asesinada en el lugar del hallazgo del cadáver pero tampoco muy lejos de allí. Es que en ese sitio se encontraron huellas de neumáticos y de
arrastre, al tiempo que los peritos detectaron signos en el cuerpo que indican un traslado del mismo.
Y si bien los pesquisas no descartan que en la maniobra haya intervenido más de una persona, sospechan que pudo haber existido un sólo autor ya que la víctima era de contextura pequeña y delgada, a tal punto que en un principio, cuando el cadáver no había sido identificado creyeron que era una chica de unos 15 años.
Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*