Información General

Hundieron el buque Kronomether en el parque submarino Cristo Rey

HELLOMOTOIDEN

Es la última de 30 embarcaciones inactivas que el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata removió y pasó a desguace para recuperar espacios operativos. El casco, de origen ruso, se suma al espacio que en proximidades del Faro Punta Mogotes se destina para la práctica de buceo deportivo.

El buque pesquero Kronomether, el último de un total de 30 inactivos y fuera de servicio que el Consorcio Portuario Regional Mar del Plata  dispuso  remover y desguazar con apoyo financiero de los gobiernos bonaerense y nacional, fue  puesto a flote en su habitual ubicación de amarre en la Escollera y trasladado para su posterior hundimiento en el parque acuático submarino “Cristo Rey”, un espacio creado para la práctica del buceo deportivo.

Las maniobras se concretaron con tareas a cargo de la empresa Emepa S.A.-Raúl A. Negro y Cía – UTE, asistencia de dos remolcadores y supervisión general a cargo de autoridades y personal de Prefectura Naval Argentina y el organismo administrador del puerto.

Este destino final para el Kronomether había sido sugerido y solicitado de manera formal por clubes de buceo de esta ciudad, interesados en ampliar y enriquecer la oferta local para quienes practican este deporte.

“Con el hundimiento del Kronomether en el parque submarino se completa la segunda etapa de un plan integral que permitió que nuestro Puerto recuperara una amplia extensión de frente de amarre”, señaló Matías Machinandiarena, interventor del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata.

El Kronomether es un buque de origen ruso, abandonado por su armador y tripulación.  Permanecía amarrado sobre la cara Este del Espigón N°7 de la Escollera Sur y componía el último lote de buques a remover y desguazar, junto con el Mapuche y el Tehuelche, ambos ya reducidos a chatarra.

Era un pesquero del tipo congenador factoría, con captura de arrastre por popa. Tenía 84,7 metros de eslora, 15 de manga y 7 de calado. Había sido botado en 1959 y estaba escorado y semi sumergido, con un amplio deterioro de su casco.

Las operaciones para su remoción implicaron un primer desmantelamiento hasta la primera cubierta y la reparación y sellado de rumbos para lograr y garantizar que no ingresara agua a su interior durante la puesta a flote y posterior traslado.

Una vez que estuvo sobre la superficie, se lo movilizó con apoyo de dos remolcadores hasta la zona de La Restinga, una zona con importante presencia de piedras a unas tres millas al Sur de la embocadura del Puerto y  frente al Faro Punta Mogotes.

Una vez llegado al punto previsto, mediante la labor de los buzos de la UTE se completaron las maniobras para que el Kronomether se hundiera. Ya sumergido en el lecho marino, quedó ubicado en proximidad del pesquero Cristo Rey, la embarcación que allí da nombre al parque acuático submarino.

Machinandiarena confirmó que las maniobras se completaron en tiempo y forma y valoró que además de liberar un nuevo espacio en la Escollera Sur, con el desplazamiento y hundimiento del Kronomether “se contribuye a enriquecer la oferta de escenario y atractivos para la práctica de buceo deportivo, que también generadora de turismo para la ciudad”.

EL plan de remoción de buques comenzó en 2005 y contempló dos etapas. La primera con 27 buques y la segunda con otros tres, incluidos en una obra distinta ya que por el tamaño de los cascos se requerían medios y tecnología con mayor capacidad desplazamiento.

 

Los comentarios están cerrados.