Información General

Hugo Moyano va por la cabeza de Julio Grondona

0001667397

Si el resultado del partido contra Alemania hubiera sido favorable a los chicos de Sabella, la idea original de Hugo Moyano ya era inamovible.

Conocía una historia que todos en el mundo fútbol la saben. Un club cualquiera le pide a Julio Grondona un adelanto del dinero que el gobierno le destina a “fútbol para todos“. El titular del organismo le entrega un cheque bajo una condición,  ese cheque se cambia en un par de financieras (cuevas) donde Grondona le dice que tiene que terminarse la operación. El tesorero del club concurre a esas cuevas y se encuentra con la desagradable sorpresa, la entidad donde lo mandaron le descuenta cerca del 40 por ciento del total. Más que usura, eso es una maniobra espuria de la cual forma parte el mismo titular de la AFA.

Pero el organismo ya se convirtió hace tiempo en una escribanía, como le dicen al Parlamento Nacional. Uno decide lo que se hace y el resto levanta la mano en el recinto y firma el acta para darle validez.

Pero nadie tuvo hasta ahora espalda suficiente para revertir ese estado de cosas. “Espada para pelear y espalda para resistir” es un antiguo slogan masónico.

Y al jefe camionero no le falta ninguna de las dos. Ni capacidad de enfrentamiento (que no es un santo, está demostrado en su larga historia), ni espaldas (dinero) para aguantar lo que se venga.

Tampoco le faltan escrúpulos para llevarse todo por delante, como lo demostró una y mil veces.

Nos dicen a su alrededor que ya tiene un plan maestro, una estrategia de guerra,  porque Julio Grondona no es un bocado fácil para comerse.  Pero a “Huguito” no lo detiene nada. Él mismo suele decir una frase maradoniana cuando lo tildan de violento y matón. Dice: “No soy guapo, pero lo disimulo bien”.

¿Tomar las instalaciones de la AFA con ejército de barras bravas a las cuáles les puede ofrecer prebendas si lo apoyan? Sí, es una de las ideas. Nada de llamar a los demás miembros y hacer las cosas en orden.

Si Moyano va a usar la fuerza y genera un conflicto mayúsculo que hasta puede generar una suspensión del torneo oficial por tiempo indeterminado, Huguito tiene espaldas para aguantar.

Va a tener en contra no solo al gobierno nacional para quien Grondona se convirtió en su perrito faldero, ni siquiera a la FIFA, casi un Estado con poder omnímodo sobre los demás Estados que tienen al fútbol como su deporte federado.

Pero tiene a su favor que Grondona ya se convirtió en un personaje a quien nadie fuera de su club de obsecuente mira con buenos ojos.

Jorge Boimvaser

Diario Veloz

2 Comentarios

  1. .. ponen uno al lado del otro y esta difícil identificar cuál es el peor.
    Qué país, por dios..

  2. Gracias Ignacio por el comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*