Automovilismo, Deportes

Historias del Dakar: Isabelle Patissier y Thierry Delli-Zotti

Doble campeona del mundo en escalada deportiva, Isabelle Patissier ha tenido un ascenso vertiginoso en las carreras de rally. Después de dos años de competencia, la pequeña reina de la escalada deportiva devino en el 2004 en la primera mujer en conseguir la Copa del Mundo en la categoría “Producción”. Su trayectoria se orientó hacia los autos, donde descubrió a su cómplice en la ciudad y en las pistas: Thierry Delli-Zotti (su actual copiloto y marido). En América del Sur el dúo ha obtenido su mejor resultado, 17º en 2009, pero es también en Argentina donde ha conocido su más grande logro: haber terminado la edición 2011 del Dakar Argentina-Chile en el puesto 16.

Isabelle nació en Francia el 1 de marzo de 1967. Es la primera mujer en el mundo en imponerse en la copa del mundo de Rallys “todo terreno”. Su vida está marcada desde pequeña por la pasión en los deportes extremos, desde sus comienzos en la escalada hasta su inicio de carrera en el deporte automovilístico.

Siempre desde joven Isabelle ha demostrado fuerza de voluntad y determinación sin jamás perder de vista su principal objetivo que fue y es… ser la mejor en lo suyo.
Ella descubre el deporte de escalada a los 5 años con sus primos y su tío y rápidamente en pocos años para Isabelle esto se convierte en una obsesión y todos sus fines de semana los consagra enteramente a la práctica de este deporte.

A la edad de que muchas niñas se divierten con sus muñecas Isabelle se inicia en una disciplina dura y exigente. Allí, logra su primer título a los 19 años en el plano nacional para luego a los 21 lograr el campeonato mundial.

Ella continuará su carrera en escalada al más alto nivel hasta sus 28 años, logrando en su camino cuatro títulos de Francia, dos copas del mundo y dos subcampeonatos europeos. Si la escalada fue su primera pasión devorante había otra que se estaba despertando en su cabeza: el sport auto. Con sus primeros ingresos como campeona se compra un GTI, luego sus comienzos en la competición fueron marcados por un concurso de circunstancias y un golpe de suerte.

Luc Alphand (siete veces campeón del Dakar) que ella conoce muy bien de su entorno le presenta los organizadores de la Rally Star cup; sólo en algunos días toma la decisión de competir y se inscribe en su primera carrera en el circuito de Spa franco champs en Bélgica.

Comienza entonces “otra pasión devorante” por competir y recorrer miles y miles de kilómetros, y luego de competir también en diferentes disciplinas dentro de este deporte (competencias sobre hielo y kart ) su objetivo fue acercarse a su disciplina favorita el rally raid.

Es entonces que Cyril Neveu (varias veces campeón del Dakar) le permitirá conocer ese “nuevo mundo” al presentarle una oportunidad como copiloto de Fred Vivier para el rally de Túnez 2000, es verdad que el asiento derecho no le llamaba la atención pero ella sabía que esa era “la llave” que le abriría las puertas de su principal objetivo, ser la primera mujer piloto de rally.

Su primer Dakar fue en 2002 y donde lamentablemente abandonara pero conocerá a una persona que será determinante en su carrera de rally: Bernard Irissou quien luego se convertiría en su copiloto para su primer gran título.

El equipo se formará para el Dakar 2004 y sus resultados más que satisfactorios la llevarán a integrar el equipo Nissan France Dessoudre. Sus colegas eran Kenjiro Shinozuka, Paul Belmondo y Thierry de Lavergne. El desafío era gigante, era la primera vez que se convertiría en piloto profesional, descubrir la estructura de una “escudería”, la asistencia tanto técnica como humana y su implicación real en la búsqueda de resultados.

Comenzaba a entender y aspirar a que dentro del sport auto su disciplina era el rally-raid. En el Paris Dakar 2004 terminó en la segunda posición de la categoría T1, un resultado más que satisfactorio. Luego del Dakar 2004 Nissan contrató a Isabelle por toda la temporada de rally raid y el objetivo fue claro, ganar la copa del mundo en categoría T1. Isabelle asumió el desafío y se invierte a 200% para lograr el título.
En el 2004 el equipo Nissan Desoudre con Patissiere (piloto) y Irissou (co-piloto) gana en Túnez, Marruecos, D’Orient en Turquía y logran el título mundial de rally raid T1 de pilotos y constructores para Nissan mientras que Isabelle Patissiere se convierte en la primera mujer campeona del mundo en Rally-raid.

ALGO SOBRE DELLI-ZOTTI

Thierry Delli-Zotti nació en Francia el 5 de febrero de 1964. Copiloto y navegante muy solicitado y experimentado, Thierry ha competido para las más grandes marcas como Mitsubishi, Toyota, Nissan. Es ante todo un preparador de autos inigualable y el auto es su pasión, este mecánico prodigio ha sido el más joven jefe de talleres de las más grandes marcas para autos de competición en Francia.

Su primer Dakar fue en 1987 para Mitsubishi. Thierry cuenta con la experiencia de 24 Dakars. Conoce a Isabelle en el Dakar 2004 puesto que competían bajo los mismos colores (Nissan) y se inicia una relación de piloto-copiloto y, marido y mujer.
En 2001 construye enteramente su primer prototipo y luego de tantos años de experiencia y logros hoy está abocado al servicio del equipo para poder lograr llevar al buggy a lo más alto en su categoría de dos ruedas motrices.

Los comentarios están cerrados.