Ciudad, Política

Guardavidas: sólo un tregua atada con alambre

“Ay, ay, ay, que risa que me da, que quilombo se va a armar sino nos pagan el total”,gritaban a coro, cuando una confusa explicación aparecía dando el conflicto por superado. Se referían explícitamente al pago del mes adicional, que el intendente Pulti les metió (sin acuerdo previo) por la ventana a los concesionarios de balnearios, que no están comprendidos en el ámbito municipal.

El gobierno municipal es el gran responsable político, de lo sucedido. Mar del Plata fue tapa de los diarios nacionales y centro de atención de los canales de televisión de cadenas informativas, por el verdadero despropósito que consintió el intendente, aprobando una ordenanza arreglada con el sindicato de guardavidas, que lidera Néstor Nardone.

El adicional de 30 días impactó en la estructura de costos de balnearios de Mogotes, del Sur y Playa Grande, que no tienen contemplado un promedio de $ 10.000.- de bolsillo por cada uno de los guardavidas. La Cámara de Empresarios de Balnearios de la República Argentina (CEBRA), adelantó que sus miembros no se iban a hacer cargo de lo reglado en esa ordenanza, por considerarla extemporánea y que no se ajusta a los contratos de concesión.

Esto se traslada a precio de manera directa, en esta temporada y los años venideros. En un caso lo pagan los contribuyentes (a los cuales Pulti ya los abrochó) y a los que quedaron afuera de la ordenanza, los usuarios y consumidores. Mientras tanto los pícaros, juegan a la política rentada, que solventan los que pagan impuestos, tasas y servicios.

Con total frescura, sin acusar las consecuencias del desatino, el secretario de Gobierno Ariel Ciano dijo suelto de cuerpo “este no es un problema de la Municipalidad”. ¿Acaso no lo son los guardavidas que ampara la ordenanza de los 150 días? El arrastre se produjo de manera automática. Nardone, el concejal Diego Garciarena (quien formó parte de la redacción de la ordenanza) y el intendente Gustavo Pulti sabían muy bien lo que iba a ocurrir, una vez desatado el cumplimiento de las obligaciones laborales de los empleadores. Acá no hay inocentes.

¿Cuántos quedaron afuera del beneficio de los 150 días? Son alrededor de 70 servidores públicos, es decir pasándolo en limpio 70 sueldos más por año. El número no es para asustarse, pero el atropello y la generosidad con el dinero de los contribuyentes, debe manejarse en un contexto de mayor razonabilidad, y fundamentalmente de responsabilidad.

No en vano, las finanzas de la Municipalidad, están rumbo a la bancarrota, ya escasean los insumos básicos y la administración no goza del crédito de sus proveedores, o si lo hace, es merced a valores que cubren con excesos los costos, de tener que esperar seis meses para cobrar.

No debe descartarse también la dinámica de la campaña política. Enraizados en el kirchnerismo, están mucho de los actores de las jornadas de protesta y reclamos. El propio delegado del Ministerio de Trabajo de la Nación José “Pepe” San Martín, es  aspirante a ocupar un cargo de candidato. Todos acompañaron a la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner en el último acto en Santa Clara del Mar. El intendente ya no tiene viento de cola.

No es casual tampoco que la estrella política de Pulti, comience a palidecer a medida del comienzo de la cuenta regresiva a las próximas elecciones. El Frente Para la Victoria, a través de una gran convocatoria, hizo pública su posición de ir con listas propias, como respuesta según se entiende, a la negativa de Pulti de concederle 2 lugares en los tres primeros puestos de la lista de concejales o 3 en los primeros cinco de la misma.

No en vano uno de los máximos dirigentes de la CGT local, dijo ayer en la antesala del Ministerio de Trabajo de la Provincia, que no se descartaba acompañar el reclamo de los guardavidas con un paro general, sino se les reconocían sus reclamos.

Con este criterio y el rumbo de la administración Pulti, no tendría que descartarse que el olor a caucho y el humo negro de los neumáticos, desde España y Luro se trasladen a otro lugar a la ciudad, seis cuadras más al Este, contaminando los alrededores de Yrigoyen y Luro. A Pulti ya le dejaron abierta una canilla que inundó la Plaza Mitre con 1.000.000 de litros de agua, en una operación que OSSE premió con reconocimientos en el Concejo, sin que haya existido una denuncia penal, para investigar debidamente los hechos.

Un comentario

  1. UNIÓN GUARDAVIDAS DE MAR

    Cortito y al pie. Más allá de las conjeturas políticas en las cuales no discrepo, la responsabilidad de la Seguridad en las Playas desde el año 1976, fue, es y será del municipio, con el traspaso que realizó la Provincia en aquellos años. El problema es como el Municipio afronta esa realidad que se desvirtuó en el año 1990 con la transferencia del Cuerpo de Guardavidas al sector privado, lógicamente hubo grandes ganadores hoy en su mayoría Concesionarios, los cuales en otra situación política no quieren acordar pues son diferentes las ventajas del bolsillo.
    Si existen Balnearios Concesionados por el Municipio con Guardavidas pagos por el Erario Público, todos los Guardavidas tendrían que pasar a la órbita municipal y desde allí generar un operativo de seguridad en playas eficiente, sin multiplicidad de dependencias. Para lo cual habría que generar un ingreso de forma equitativa hacia las arcas municipales de todos aquellos que lucran con el turismo de playa. Este proyecto fue presentado por nuestra institución con la suficiente antelación para que fuera analizado políticamente y puesto en funcionamiento.

    Desde ya como todo lo que hacemos cae en saco roto.

    Lic. Alberto Méndez
    UGM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*