Destacado, Política

Groucho Marx, Gustavo Pulti y los agroquímicos

Groucho Marx hizo escribir en su tumba “Perdonen que no me levante”. El genial actor cómico tuvo otra frase que fue inmortalizada a través del cine: “Estos son mis principios, si no les gustan, tengo otros”. Parafraseando al integrante del histórico trío de humor,  para Pulti cabe “Esta es mi ordenanza,  pero si no les gusta, tengo otras”, que muy bien pueden aplicarse a lo que sucede en torno a la aplicación de la ordenanza del uso de agroquímicos, que ha caído en el absurdo.

¿Qué hizo el intendente? Formó una comisión y bajo cuerda deja sin aplicar la ordenanza, lo cual es toda una irregularidad, en un contexto más grave aún,  fue aprobada por unanimidad del cada vez menos Honorable Concejo Deliberante.

Cuando se forma una comisión es para que todo quede como está, esa es el objetivo desactivar la protesta que vuelva todo “a la normalidad” y no pagar el costo político de asumir la responsabilidad del desabastecimiento de frutas y verduras, que sufren no sólo los marplatenses sino que afecta la actividad de toda la zona en particular y el país en general.

El uso de agroquímicos o el mal uso de los mismos en zonas suburbanas, fue aprobado por unanimidad por ordenanza del HCD y promulgada por el intendente Gustavo Pulti, que muy bien podría haberla vetado, claro,  si estudiara los temas o tuviera un equipo de gobierno que se avocara a la atención de los mismos.

El gobierno municipal funciona como una veleta, de acuerdo a los vientos que soplan. La conclusión es muy fácil, la autoridad municipal no está en condiciones de ser organismo de control, no puede implementar ordenanzas y mucho menos elaborarlas. Pero lo más grave es que no ocurre sólo es en el caso del uso de agroquímicos, sino también en otros temas, que se han destapado y los que se comenzarán a destapar.

La tregua que se ha obtenido por parte de los productores frutihortícolas, es debido a la suspensión de hecho de la ordenanza que desató la furia de productores, quinteros y obreros de labranza, muchos de ellos de condición extremadamente humilde. Hoy Mar del Plata y toda la zona están desabastecidas de productos de quinta, tampoco entran o salen del Partido de General Pueyrredón. Además la problemática se ha trasladado al Gran La Plata, cordón frutihortícola que abastece a la Capital Federal, como para que se mensure debidamente el efecto propagación de la impericia de contador Gustavo Pulti, su bloque oficialista y la oposición. Aún con la salvedad que quienes aprobaron por unanimidad la ordenanza en cuestión, respondía a otra composición.

Acción Marplatense tiene mayoría propia y automática en el Concejo, por méritos propios y por la mudanza de concejales a su bloque. La ciudadanía no sabe quiénes son, por qué en realidad no sabe ni a quién votan. ¿A ver quién conoce por ejemplo a Mario Luchessi? un “Borocotó” hecho y derecho que ingresó de la mano del doctor Fernando Arroyo. Pero bueno, es la práctica política citadina, y un ejemplo de cómo se degrada la democracia.

Lo más lamentable es que todos, el intendente y los 24 concejales toman decisiones, que afectan la vida y los bolsillos de los marplatenses. Caen en el incumplimiento de la ordenanza aprobada por unanimidad, porque no saben cómo salir del problema. No saben si decirle que si, a los vecinos, a los ambientalistas, a las organizaciones ecologistas, a las ONGs,  a los productores, a los quinteros o a los profesionales de la ingeniería agroquímica.

¿Puede despertar seguridad política una ciudad como Mar del Plata? Evidentemente no. Hay muchas marchas y contramarchas en el gobierno del actual intendente. Ordenanzas caprichosas e incumplimientos en todos los órdenes. Pulti se hace el distraído porque le va bien con el dinero. Pero no desconoce que están sacando número para maldecirlo. Farmaceúticos, usuarios del transporte, vecinos de todos los barrios de Mar del Plata, contribuyentes, comerciantes, empresarios, sindicatos y empleados municipales (no cooptados por el funcional STM) etc.

No es el único caso en el que Pulti ha tenido que recular en chancletas. Lo hizo con las habilitaciones de los prostíbulos, por ejemplo.

Un comentario

  1. Estamos siendo gobernados por ignorantes e incapaces-Nunca se ha visto semejante falta de nivel intelectual en un gobierno como el del Sr Pulti-Tema en el que se meten hacen macanas.Ahora resulta que el jefe del Frente Para la Victoria de Mar del Plata,el contador Pulti,se mete en un tema complejo sobre la contaminación que producen los agroquímicos y los pestcidas-El problema es complejo,requiere claridad,participación,opinión de expertos,apertura informativa,impcato sobre la producción y los puestos de trabajo,impactos sobre la salud humanay sobre todo sobre los trabajadores-Aca para mandarse la parte de ser sensibles ambientalmente hacen una ordenanza que despues no se puede aplicar.NO TENEMOS UN INTENDENTE Y CONCEJALES QUE SEAN SERIOS EN EL TRATAMIENTO DE LOS PROBLEMAS-estamos todos dormidos y dejamos el gobierno en manos de unos inútiles con carnet!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*