Arte y Cultura, Cine

Grandes nombres y grandes clásicos

Armada. Una sátira sobre la guerra, con La armada Brancaleone.

El Grupo Cinecos sigue adelante con su objetivo de sacar a la luz viejos clásicos del cine o, también, redescubrir films que han sido olvidados y que merecen una revalidación. La programación de septiembre de El otro cine, que irá todos los jueves a las 18 en la Sala Nachman del Teatro Auditórium (Boulevard Marítimo 2280), estará compuesta por grandes películas que tuvieron una fuerte incidencia en el público.

Este jueves arrancará la programación con la inevitable Dr. Zhivago (1965). Dirigida por David Lean; con Omar Sharif, Julie Christie, Geraldine Chaplin, Rod Steiger, el film de más de tres horas de duración es un emblema del drama romántico épico, que se ha convertido en un paradigma genérico desde su realización.

El 9 se verá El beso de la muerte (1947), de Henry Hathaway y con Richard Widmark, Victor Mature y Brian Donlevy. Emblemático film de gángsters, sobre un convicto que debe infiltrarse en una banda delictivia, y que cuenta con una gran actuación de Widmark. En los 90’s hubo una remake con Nicolas Cage.

La continuidad del ciclo marca que el 16 se verá La huella (1972), con tres nombres importantes: Joseph L. Mankiewicz en la dirección, y Laurence Olivier y Michael Caine en los protagónicos. Un juego de gato y ratón, un film de encierro, con un único escenario y un gran clima. También tuvo una remake.

Una semana después, el 23, se presentará la comedia La armada Brancaleone (1966), clásico de un período del cine italiano. Dirigida por Mario Monicelli; con Vittorio Gassman, Catherine Spaak, Gian Maria Volonté, el film se burla de la guerra, de los militares, a partir de un torpe caballero medieval y el puñado de patéticos servidores que lo siguen.

Finalmente el 30, se verá Borsalino (1969), dirigida por Jacques Deray; con Jean-Paul Belmondo, Alain Delon, Catherine Rouvel. Ambientado en la década del 30, este film francés muestra a dos ladones de poca monta involucrados en un negocio que los supera: se verán trabajando para los capos de la mafia de la ciudad. Un film divertido, que revalida la posibilidad de la cinematografía gala como eje de entretenimiento.

(Fuente: www.fancinema.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*